Felipe Reyes, capitán del Real Madrid, ha sido homenajeado en el partido que su equipo de este domingo contra el Kirolbet Baskonia con motivo de haber superado el anterior récord de partidos jugados y establecerlo, de momento, en 779. El español lo superó el pasado domingo en la cancha del Unicaja de Málaga, y desde el club han querido rendir homenaje a una de las leyendas del baloncesto nacional. 

Noticias relacionadas

El '9' no se cansa de hacer historia. Cada día que pasa su leyenda se hace más grande, y lo que queda. Tiene contrato y la intención de renovar un año más. Además ha tenido la suerte de levantar todos los trofeos en la época dorada del equipo, siendo pieza clave para Pablo Laso desde el primer día que llegó. Y aunque esta temporada no esté teniendo muchos minutos, su presencia es clave en los peores momentos del equipo. 

Su entrenador no tiene dudas de que ya es historia: "Va cumpliendo récords en su carrera y yo siempre destaco la importancia de su trabajo diario. La sensación con él es que no hay ningún día de descanso, viene a entrenar y lo hace al máximo. Esa constancia es lo que le lleva a batir récords. Es una institución, una persona muy reconocible en el madridismo y que todo el mundo quiere. Ha dado muchas noches de gloria al Real Madrid y estoy seguro de que las seguirá dando".

Una afición entregada

Nadie duda de la entrega de Felipe, y su afición es la que más devuelve ese esfuerzo a su capitán. Tras sonar su nombre en los altavoces, el griterío y los aplausos se han apoderado de un Wizink Center vestido de gala para la ocasión. Un día muy especial para la carrera del eterno rey del Real Madrid. 

[Más información: Reyes: "El mejor momento fue mi primera liga con el Madrid en Vitoria"]