El pasado 7 de febrero, se cerró la ventana de traspasos en la NBA. Los San Antonio Spurs no fueron capaces de deshacerse de los servicios de Pau Gasol, sobre todo por su alto salario. Ahora, el pívot español ha ofrecido una nueva solución: podría ser cortado antes del 1 de marzo.

Como es tradicional en la Mejor Liga del Mundo, una vez no se pueden hacer más intercambios de jugadores, aquellos activos que no tienen ningún valor para sus franquicias, negocian con ellas para terminar su relación laboral. De esta manera, estos pasarían a ser agentes libres y a buscarse un nuevo hogar en la NBA.

El barcelonés, particularmente, está descontento con su rol dentro del esquema de Gregg Popovich. Entre las lesiones y su edad, el internacional español solo disputa 13 minutos por partido, la media más baja de su carrera. Al estar tan poco tiempo sobre el parqué, sus estadísticas se han reducido de forma significante. No pasa de los cuatro tantos por partido, cinco rebotes y dos asistencias.

Pau Gasol supera a Karl-Anthony Towns. REUTERS

Desde el punto de vista de los Spurs, el sueldo del center les invita a deshacerse de él. En el verano de 2017, Gasol firmó un contrato de tres años a razón de 42 millones de euros. Esto quiere decir que por cada temporada, el catalán se embolsa 14 'kilos'.

Algunos de los rumores indican que podría recalar en los Toronto Raptors. Justo el último día de mercado, su hermano Marc fue la gran incorporación de los canadienses. En caso de que realmente acabara en ese equipo, se daría una circunstancia que no se había visto nunca. En la plantilla Nick Nurse habría tres españoles: los hermanos Gasol y Serge Ibaka. Además, dentro del cuerpo técnico se encuentra Sergio Scariolo quien, como seleccionador español, conoce perfectamente el juego de los tres jugadores.

[Más información: Pau Gasol, sobre sus minutos y posible salida: "Es parte del juego, del negocio"]