Pau Gasol tendrá que seguir en los San Antonio Spurs a pesar de que pidió ser traspasado antes de que cerrara el mercado el pasado miércoles. El jugador catalán no está contento con el rol que está desempeñando desde que volvió de su lesión en el equipo texano.

Noticias relacionadas

El español apenas cuenta para Gregg Popovich, que lo ha destinado a los minutos de la basura. En los últimos tres encuentros de los Spurs, solo ha disputado 11 minutos, y todos ellos cuando los partidos ya estaban sentenciados. Esta situación está llevando a Pau a las peores medias de su carrera con 4,4 puntos y 4,8 rebotes en apenas 12 minutos de juego por encuentro.

El pasado jueves se cerraba el mercado de traspasos en la NBA, y a diferencia de su hermano Marc, el mayor de los Gasol no consiguió su objetivo de salir traspasado, la razón principal de esto fue el alto salario que percibe el español, actualmente se encuentra en el segundo año de un contrato de 48 millones para 3 años, 16 millones por temporada.

La otra opción que le queda a Pau es que los Spurs decidan cortarle, de esta manera el catalán sería libre para fichar por cualquier equipo por un contrato mucho menor del que actualmente percibe.

Pau Gasol, con los San Antonio Spurs EFE

Marc sí tuvo más suerte

En la otra cara de la moneda esta su hermano pequeño Marc. El expivot de los Grizzlies fue traspasado en el último día de mercado a los Toronto Raptors y de esta manera se convierte en uno de los claros aspirantes a llegar a la final de la NBA en la conferencia este.

El traspaso que mandaba a Gasol a los Raptors, mandaba al pivot lituano Jonas Valanciunas y a Delon Wright y CJ Miles a la franquicia de Tennessee, que con la marcha de uno de sus jugadores insignias comienzan un periodo de reconstrucción de la mano de Mike Conley.

[Más información: Los Mavs indignan a la NBA: Barnes fue traspasado en pleno partido]