Desarrollo y programación

Los comandos de voz para aplicaciones de terceros llegan a Google Now

Ahora cualquier aplicación podrá aprovechar los comandos de Google Now, aunque con limitaciones: sólo tres acciones, y con aprobación de Google.

30 abril, 2015 20:26

Por fin Google va a dotar a Google Now con el potencial que le falta: está comenzando a permitir que aplicaciones de terceros puedan funcionar con Google Now, aunque todavía no es algo al alcance de todos los desarrolladores, y actualmente sólo funciona con un pequeño grupo de aplicaciones.

Ya existían muchas alternativas para aprovechar todo el potencial que se nos puede ocurrir con los comandos de voz de Google Now, el problema es que son trucos que están reservados a los usuarios dispuestos a ir un paso más allá. Por suerte, y como os hemos adelantado, Google ha decidido dejar que los desarrolladores empiecen a jugar con los comandos de voz de Google Now.

Según podemos leer en Droid-Life, Google ha empezado a aceptar peticiones de los desarrolladores para empezar a implementar sus propios comandos de voz en Google Now, y aplicaciones como Shazam y NPR son las primeras en aprovecharse de esta función. Un comando tan sencillo como «OK Google, shazam this song» u «OK Google, listen to NPR» son suficiente para abrir las aplicaciones y que empiecen a funcionar, todo sin que toquemos la pantalla de nuestro Android.

Para que los desarrolladores puedan aprovechar esta función, tendrán que pedírselo directamente a Google: especificar hasta un máximo de tres órdenes de voz, acompañadas de una descripción de la acción y una captura de pantalla que muestre qué verán los usuarios cuando se ejecute el comando de voz. Es decisión de Google el aceptar o no nuestra petición, no están obligados a integrar nuestros comandos de voz, y el formulario se encuentra en Google Developers.

Son grandes noticias para Google Now, y para Android Wear en extensión: por fin los desarrolladores podrán aprovechar el poder de reconocimiento de estos comandos de Google Now, aunque todo indica que esta función se quedará reservada a los ingleses durante un tiempo, y que Google controlará con detalle qué aplicaciones pueden acceder a ella.