Noticias y novedades

Samsung patenta la manera de usar su móvil plegable

Como antes de lanzar un móvil revolucionario hay que patentar sus funciones, Samsung ha registrado la manera de usar el Galaxy X, futuro móvil plegable.

17 julio, 2018 13:34

Adentrarse en terreno desconocido supone encontrar diversas maneras de utilizar aquello que andas creando. Dado que un smartphone no ha cambiado en exceso desde que se popularizaron, caminar por la senda de la innovación despierta varias preguntas. Una de ellas es: «¿Cómo utilizar las innovaciones?«. La otra es también lógica: «¿Suponen un avance para el usuario?«. Samsung lleva unos años intentando responder a las cuestiones que suscita su móvil plegable.

Tendremos móviles plegables, es un hecho. Igual que cuando las pantallas crecieron y no pudimos evitarlo, igual que después empezaron a doblarse para después integrar elementos en el área interior, habrá que acostumbrarse a los móviles plegables. Porque esta es la clave: las pantallas flexibles presentarán una serie de cualidades en pos de mejorar la interacción.

¿Qué usos extra se te ocurre para una pantalla plegable? Sabemos que el futuro Samsung Galaxy X, si es así como se llama el smartphone, dispondrá de un panel grande o pequeño en función de las necesidades. Y ahora sabemos, gracias a unas patentes, que la pantalla ofrece usos complementarios dependiendo del grado de plegado.

El sensor de curvatura del móvil plegable detectará el grado de inclinación

Los diagramas que Samsung adjunta en las nuevas patentes detectadas por LetsGoDigital coinciden con el diseño que ya conocíamos del Samsung Galaxy X. Se trata de un smartphone alargado y con bisagra que articula la pantalla para conseguir dos medidas distintas: 7,3 pulgadas con el móvil desplegado; 4,5 pulgadas con el móvil en su posición más contenida.

Utilizar el teléfono plegado o desplegado aportará diferencias de uso inherentes al tamaño de pantalla. Por ejemplo, el contenido multimedia se visualizará mejor con el Samsung Galaxy X desplegado; teniendo un funcionamiento más de móvil cuando el smartphone se pliega gracias a la bisagra y al panel Super AMOLED desarrollados por Samsung. Además, Samsung ha pensado en usos intermedios.

La bisagra incluye un sensor de inclinación que detecta el grado de apertura del móvil. De esta manera puede activarse el panel al completo o solo la sección superior; complementándose con acciones en la parte posterior del teléfono gracias a un sensor de presión. El móvil detectaría si el usuario está agarrando el teléfono para adaptar la interfaz al grado de curvatura. De esta manera se ofrecerían distintas opciones, como widgets o una vista rápida con todo lo que queda por revisar.

El móvil plegable sabe cómo está de doblado y si el usuario lo está agarrando

La patente de Samsung, conseguida el anterior 4 de julio, muestra distintos diagramas y aplicaciones de uso para la curvatura. Esto implica que el móvil ofrecerá una nueva manera de interacción con ayuda de los sensores de presión y de curvatura. Incluso podría ser compatible con el S Pen, lo que ampliaría aún más el rango de uso.

Samsung quiere demostrar que el móvil plegable no solo es innovador, también útil

Una cosa es innovar porque con ello enriqueces la experiencia del usuario, otra que sea una manera de adelantarse a la competencia. Actualmente no hay ningún móvil que se parezca a la idea que Samsung está desarrollando, de ahí que quiera aprovechar esa ventaja. El problema vendrá cuando tenga que convencer a los consumidores de que hacer plegable el smartphone es una ventaja y no una simple vuelta de diseño. ¿Crees que todas estas mejoras serán realmente útiles?