Noticias y novedades

El Samsung Galaxy S9 no se vende, pero sus fundas sí: mira cómo son

Ya se han visto a la luz las carcasas traseras oficiales del Samsung Galaxy S9. Esto confirmaría el diseño y la estrategia de la doble cámara.

15 febrero, 2018 17:29

Las carcasas que protegerán nuestros Galaxy S9 ya se pueden ver a todo color.

Y no solo en imagen ¡también en vídeo! Ya tenemos el primer vídeo de las carcasas oficiales del Samsung Galaxy S9, que confirmarían el diseño final coincidiendo con todo lo que hemos estado viendo hasta ahora. De hecho, ya se pueden comprar.

No queda nada para que el Samsung Galaxy S9 haga su aparición en el Mobile World Congress. Con estas carcasas confirmamos varias cosas; el diseño será bastante parecido al S8 e implementarán la polémica estrategia de reservar la doble cámara para el modelo más caro: el S9 Plus.

Las carcasas oficiales del Samsung Galaxy S9

Como podemos ver, tenemos una variedad de fundas muy amplia. Tenemos las clásicas fundas tipo libro, las que están hechas de un material algo más rugoso e incluso podemos adquirir también las fundas rugosas para proteger nuestro Samsung Galaxy S9 al máximo, eso sí, sacrificando así su diseño.

Lo más característico de estas nuevas fundas es su parte delantera casi totalmente transparente. Antaño, las fundas tenían un hueco para el característico widget de TouchWiz. En la época de las pantallas sin marcos y con el Ambient Display, es muy lógico el tener esta transparencia en la parte delantera para poder vislumbrar mejor la parte delantera de nuestro Galaxy S9.

Imagen extraída del vídeo de Mobile Fun

Nos congratulamos al confirmar definitivamente que el mayor error de los Galaxy S8, su lector de huellas, queda solucionado. Aunque tampoco nos gusta especialmente esta estrategia de dejar la doble cámara para el modelo más caro, pero independientemente de ello, no dejaremos de tener una cámara increíble en todos los efectos.

El precio de las carcasas es bastante elevado, característica intrínsica de Samsung. Los precios irán desde los 15 hasta 60 dólares, que al cambio podrían suponer un pequeño aumento dependiendo de cómo se comercialicen. Pero no pasa nada, ya que siempre podremos optar por opciones de otros fabricantes con un precio reducido.