Noticias y novedades

La fragmentación de Android quizás no sea tan preocupante como pensábamos

Según un informe, la fragmentación en Android podría ser un problema menor al que apuntan los informes de distribución de versiones de Google.

30 junio, 2016 18:33

La libertad de Android nos encanta, pero hay que reconocer que a veces esta libertad trae consigo algunos efectos negativos. Uno de ellos no podía ser otro que la fragmentación, un problema que lleva existiendo en Android desde sus comienzos. Y ahora que Android Nougat ya es oficial, la polémica estará a la orden del día en los titulares.

Se dice que Android está fragmentado porque existen varias versiones de Android distribuidas en el mercado, lo que impide que los desarrolladores se centren en lanzar mejores aplicaciones al mercado, pero al parecer no podría ser un problema tan grave como el que parece.

Android podría no estar tan fragmentado como parece

Si observamos los últimos informes Android, lo primero que pensamos es lo que nos dice el informe, y es que apenas el 10% de los dispositivos tienen la última versión de Android y Lollipop se encuentra instalado en un tercio de los dispositivo. Más de la mitad de los teléfonos activos con Android incluyen una versión del año 2013 o inferior. ¿Realmente deberían preocuparnos estos datos?

La compañía de Apteligent ha elaborado un informe en el que contrasta las estadísticas de Google con la realidad, dando unos resultados bastante distintos a los informes de Android. En su informe, los chicos de Apteligent indican que el 48,2% de los dispositivos incluyen Lollipop, el 24,9% KitKat y el 19,4 Marshmallow, indicándonos que el 92,5% de los dispositivos incluyen una de las tres últimas versiones de Android.

Si comprobamos estos datos con los datos oficiales de Google, donde la combinación de estas tres versiones nos muestra un 75,6%, veremos que los resultados son bastante dispares. Esto se debe a que en el informe de Apteligent han tenido en cuenta dos factores extra:

  1. Las estadísticas de Google solo muestran teléfonos con Google Play, excluyendo los teléfonos de China.
  2. No se tienen en cuenta que algunos dispositivos activos no se encuentran en uso.

De este modo, podemos ver que quizás las cifras de cada versión de Android no sean tan alarmantes como pueda parecer al principio. Por otro lado, esto no quita que los fabricantes deban ponerse más las pilas, ya que las actualizaciones ayudan a que nuestro dispositivo se encuentre a salvo frente a a amenazas de seguridad.