En mayo de este mismo año conocimos la confirmación de Whitechapel como el chip del Google Pixel 6, para que hoy mismo tengamos más detalles del futuro SoC diseñado por la misma G.

Noticias relacionadas

Un chip que se encargará de darle todo el potencial de proceso a los Google Pixel 6 y Google Pixel 6 Pro, aunque no llegará a la capacidad de chips de gama alta como el propio Snapdragon 888 visto en el mismo móvil de Qualcomm presentado hace días.

Sin llegar a la gama alta, pero con optimizaciones interesantes

Este SoC se llama internamente GS101 y ha sido desarrollado de forma conjunta con Samsung. Manufacturado en 5nm, el objetivo real y de pisar los pies en tierra es pasar de largo ante los Snapdragon 888, Snapdragon 888 Pro y el que sería el Snapdragon 895.

Snapdragon 888+

Sí que tendrá un diseño de tres clústeres y por lo que se sabe de los rumores, contaría de 2 núcleos Cortex-A78, 2 Cortex-A76 y 3 cores Cortex-A55. 

Google Pixel 6 y Pixel 6 PRO

Interesante es que el chip de Google Pixel 6 compartirá la misma GPU que la versión Exynos del Galaxy S21. Esa GPU es la Mali-G78 y le permitiría competir contra otros gama alta en el gaming.

Similar al Snapdragon 870 en rendimiento

Si ponemos el foco en el rendimiento, este chip diseñado por Google se acerca al Snapdragon 870 más que al 888. La razón se debe a que la gran G está poniendo toda la carne en el asador para su rendimiento en la IA y el machine learning del SoC.

Enfocando en Google Fotos

Podemos entender mejor porque prefiere que su chip tenga mayores capacidades para la IA y el machine learning cuando conocemos el funcionamiento de alguna de sus herramientas en Google Fotos.

Unas que consumen recursos del propio chip para que se pueda mejorar el nivel de nitidez y reducir el ruido en las fotografías de su red social. 

Así mejora el nivel de ruido Google Fotos aplicando el método push-pull El Androide Libre

Si sumamos a que la GPU Mali-G78 parece que se comporta la mar de bien en el gaming, seguramente que sea todo un acierto el equilibrio que quiere llevar al Google Pixel en términos de rendimiento.

Es decir, que mientras no se acercará al rendimiento de chips como el Snapdragon 888, en el día a día sí que se comportará de forma fascinante.

5 años de actualizaciones con Whitechapel en las entrañas

Al tener su propio chip, Google va a poder ofrecer a los propietarios del Google Pixel 6 y Google Pixel 6 Pro de algunas ventajas.

Google Pixel 6 Pro

La primera son las actualizaciones anuales y la segunda, hasta 5 años de actualizaciones. Una cifra muy especial, ya que ninguno de los fabricantes de Android son capaces de llegar a los 5 años de actualizaciones.

El diseño de los Google Pixel 6 XL y Pixel 6 Pro confirmados gracias a sus fundas

Pero hay más, Dauntless estaría en las entrañas de Whitechapel como un chip para la seguridad que sustituiría al chip Haven. 

Y que al igual que Samsung, la próxima versión de Whitechapel podría tener como GPU a la de AMD de la compañía coreana. De hecho, una de las ventajas de los próximos gama alta de Samsung será el trazado de rayos gracias a esas GPU.

Te puede interesar: