Juegos

Velocidad y persecución en un endiablado juego de naves: Breakneck

Os traemos un excelente juego trepidante para que descarguéis toda vuestra adrenalina. Esto es Breakneck, disponible para tu Android.

17 febrero, 2018 11:04

Estás siendo perseguido en un paraje futurista alejado de la mano de Dios. ¿Qué haces?

Salir a toda pastilla con tu nave y sortear los obstáculos que se nos presenten. Esa es la premisa de Breakneck, un juego trepidante para Android que puedes probar ahora mismo. Nos permitirá sentir una sensación de velocidad aunada con el agobio de que te estén persiguiendo para malévolos fines.

Este argumento podría aplicarse a un montón de juegos de Android. Pero Breakneck es diferente. Poseedor de unos gráficos bastante superiores a lo establecido, y con unas buenas prestaciones como título móvil, confiamos en que este juego no te defraudará.

Breakneck, o cómo huir a todo gas

No tenemos una historia per se, pero sí que tenemos un pequeño argumento sobre el que trabajar. Manejamos una nave espacial capaz de recorrer grandes distancias huyendo de unos captores. Breakneck es un «endless runner» en el que tendremos que recorrer la mayor cantidad de terreno posible antes de que nos capten o de acabar estrellados.

Pero teniendo una velocidad constante seríamos atrapados enseguida, por lo que el recurso que nos presenta este juego es curioso a la par de divertido; tendremos que recargar energía de las paredes para tener una especie de «chute» de óxido nitroso. Así podremos agrandar la distancia entre nosotros y nuestros perseguidores.

Lo que destaca de Breakneck es su apartado gráfico. Poseemos una calidad de detalle bastante alta y unos escenarios sencillamente enormes en el que movernos. La interfaz es casi inexistente, ya que nuestros controles se basarán en pulsar en los lados de la pantalla para dirigir la nave. Arriba veremos nuestra distancia y cuánto le falta a nuestro captor para alcanzarnos.

Aparte de monedas, también podremos realizar el proceso anteriormente mencionado: recoger energía de las paredes. Esto es complicado, debido a que la velocidad de la nave es muy alta y que las paredes no suelen ser rectas. Los escenarios se componen por una serie de pasillos y estructuras por las que hay que realizar maniobras complicadas, y no siempre podremos repostar.

Cuando lleguemos al horizonte, cambiaremos de nivel. A medida que vayamos avanzando, más rápido irá nuestro perseguidor y por lo tanto, más tendremos que mejorar la nave. Esto no es un misterio, ya que es el funcionamiento clásico de esta clase de videojuegos. Aunque ya os digo que con la primera nave tendremos un margen considerable de acción.

Velocidad trepidante y escenarios enormes

En lo que destaca Breakneck es en su sensación de velocidad. Tenemos unos gráficos muy altos y una sensación de velocidad vívida que pondrá al límite nuestras habilidades. De hecho, a esto se le suma lo que ya mencionamos antes, y eran los mapas no lineales. Cuanto más avances, más enrevesados serán los mapas y por lo tanto más tendrás que maniobrar.

Me encanta la mezcla de velocidad y la sensación de agobio de ser perseguidos. Esto se incentiva cuando vemos que nuestro captor está cerca y tenemos que recortar distancia pegándonos a las paredes, pero debemos maniobrar para no acabar en el desguace. Es un verdadero reto que realmente me ha gustado afrontar en Breakneck.

Aunque hay que tener en cuenta varias cosas. Una, que el juego (al tener esos gráficos) exige un rendimiento determinado, por lo que si no tienes un dispositivo de gama media o alta, es difícil que tengas una experiencia totalmente satisfactoria. No hemos tenido problemas en nuestras pruebas, pero si te pones a hacer capturas de pantalla o demás cosas, los frames bajan drásticamente.

Y por otro lado, no podíamos olvidarnos del freemium. Sí, tenemos pagos dentro de la app, y hasta 3 tipos de moneda. Ni de lejos son determinantes dentro del juego, pero no podemos dejar pasar la ocasión de advertiros de ello.

Por lo demás, tenemos Breakneck disponible en Android totalmente gratis. También debéis saber que la descarga son unos 300 megas, por lo que os recomendamos encarecidamente tirar del Wi-Fi, ya que es muy posible que de hacerlo con los datos os fundáis una buena parte de vuestros megas.