Juegos

Olvídate de Pokémon GO mientras vas en el autobús o de pasajero en el coche: la última actualización lo cambia todo

¿Jugabas a Pokémon GO en transporte público y ahora detectas menos Pokémons (o ninguno)? La última actualización es la culpable.

4 agosto, 2016 17:38

Pokémon GO ha sido uno de los juegos de mayor éxito del verano. El mundo prácticamente se ha vuelto loco con este título, que cada vez acumula un mayor número de jugadores. Pero ese éxito no está impidiendo que los desarrolladores de Niantic/Nintendo consigan enfadar a millones de jugadores por todo el mundo.

A pesar del éxito inicial, el juego no parece estar mejorando con las actualizaciones, sino todo lo contrario. Si bien las últimas actualizaciones han reducido las posibilidades de atrapar a los Pokémon, resulta que hay otro detalle sobre la actualización que no debería pasar desapercibido: la última versión de Pokémon GO dificulta -y casi hace imposible- el poder jugar en coche (como copiloto, no seáis irresponsables), bicicleta y transporte público.

Pokémon GO ahora es más difícil de jugar en movimiento

La última actualización de Pokémon GO ha reducido el ratio de captura de Pokémons y ha aumentado el tiempo de detección, haciendo muy difícil el juego en movimiento

Las últimas actualizaciones de Pokémon GO no solo han servido para desactivar servicios como Pokévision o para eliminar el sistema de rastreo mediante huellas de Pokémons (en lugar de arreglarlo, que es lo que deberían haber hecho), sino que resulta que también se han introducido una serie de cambios que hacen que sea más difícil de jugar en el transporte público.

Y para muestra de ello una imagen que resume el motivo por el que os habréis dado cuenta de que ahora es casi imposible cazar Pokémons al ir en autobús, en tren o de pasajero en el coche. Lo que estáis viendo es el área que abarcaba nuestra caza antes y después de la actualización, con el área antigua representado en rojo + azul y el área nueva solamente en color rojo. ¿La diferencia salta a la vista, verdad?

Para comenzar, uno de los primeros cambios que han realizado los creadores de Pokémon GO es que ahora el área desde la cual percibimos un Pokémon es de 70 metros en lugar de los 100 metros iniciales. Si realizamos una comparativa de áreas de los círculos, la reducción de 30 metros supone un área de la mitad de tamaño respecto a la versión inicial, y este hecho supone dos cosas:

  • Es más fácil encontrar un Pokémon que haya detectado el juego al encontrarse en un área la mitad de pequeña…
  • … pero, al mismo tiempo, también es más difícil encontrar Pokémons, ya que habrá zonas en las que no detectemos ninguno cuando antes sí que los podíamos cazar en esos mismos lugares

Pero ese no es el único mal que está sufriendo el juego, ya existe otro cambio que también nos pondrá más difícil la tarea detectar Pokémons: en la última actualización han cambiado también el tiempo en el que el radar detecta la cercanía de los Pokémons. En la actualidad el juego realiza el seguimiento de Pokémons cada diez segundos, en lugar de los cinco segundos en los que detectaba Pokémons en versiones anteriores. Dicho de otra forma: cuanto más rápido vayas, más cazas te perderás.

Como consecuencia de reducir el área en la mitad y duplicar el tiempo necesario, lo más probable es que ahora se repita mucho la situación de que pases cerca de zonas con Pokémons sin que lleguen a aparecer en tu radar. Si bien es cierto que tampoco debería afectar demasiado a los jugadores que vayan a pie, aquellos que monten en autobús, coche o bicicleta percibirán muchos menos Pokémons.

Si a eso le sumamos que los servicios de terceros ya no funcionan y que las propias herramientas del juego nos impiden perseguir a los Pokémons, nos encontramos con una experiencia de usuario que va a menos. ¿Responderá Niantic como los fans de Pokémon esperamos? Cada día parece menos probable.

Vía: Kotaku | Primera imagen de liverpoolecho.co.uk