Aplicaciones

Instagram, no elimines aplicaciones como Fotospot

Con la nueva política de Instagram, aplicaciones como Fotospot que ofrecen una navegación diferente por el timeline serán historia. Instagram, no lo hagas.

31 diciembre, 2015 10:56

Instagram se ha convertido en una de las redes sociales más usadas del mundo, superando en usuarios a Twitter, y con el tiempo ha crecido a su alrededor un ecosistema de aplicaciones externas que no sólo aspiran a mejorar a experiencia de uso, sino que lo logran. Una de ellas es Fotospot, pero la nueva política de Instagram hace que tengan los días contados.

Fotospot ofrece una nueva manera de visionar el timeline fotográfico, haciendo que las imágenes ocupen toda la pantalla de tu smartphone de forma bastante espectacular y permitiendo un mayor control gestual, subiendo y bajando para avanzar por el feed y hacia los lados para entrar en la galería del usuario.

Clientes que ofrecen otras formas de navegar por Instagram

Instagram bloquea las aplicaciones de terceros con acceso al timeline

No es la única aplicación que mejora la experiencia de Instagram, Imagine es otro cliente perfectamente adaptado a Material Design, con versión para tablets y con soporte multicuenta, algo que hasta hace muy poco la aplicación oficial no permitía. Otra aplicación de este tipo y muy interesante es Phonegram que también permite una navegación más cómoda y con un mejor diseño.

Instagram nunca ha sido muy amiga de las aplicaciones de terceros, imponiéndoles fuertes restricciones como la imposibilidad de subir fotos (las que lo hacen, te redirigen a la app oficial) e impidiendo el poder modificar el perfil de usuario o el envío de mensajes directos a través de Instagram Direct. La limitación del acceso al timelines sólo un paso más en este sentido.

Instagram debería facilitar las aplicaciones de terceros y no limitarlas

El hecho de que existan tantas aplicaciones de terceros para un servicio es una prueba de su éxito y da distintas opciones al usuario para que elija la experiencia que más se ajusta a sus necesidades, además de ser un gran terreno para que Instagram tome ideas que añadir a la aplicación oficial. Un ecosistema más rico beneficia a todos y debería ser exhibido como un trofeo por la compañía y no tratar de cercenarlo.

Imagine para Instagram, con soporte para tabletas y multicuenta

Es normal que Instagram quiera que se usen sus aplicaciones -además de la oficial en los últimos meses se han lanzado Hyperlapse, Layout o Boomerang-, pero debería conseguirlo por la calidad de estas y no limitando a otros clientes, el camino fácil, rápido y seductor; clientes que deberían ser una motivación para mejorar la aplicación oficial. Twitter ya cayó en el lado oscuro con sus famosos Tokens, que afectaron a clientes como Falcon, obligando a pasar por caja a quienes tenían más usuarios.

Una forma equivocada de potenciar tu ecosistema

Instagram -¿o deberíamos decir Facebook?- todavía está a tiempo de revisar sus nuevas políticas y dar marcha atrás, aunque parece complicado que lo haga, limitándonos a una sola forma de explorar nuestro timeline, que por cierto no ha recibido novedades importantes prácticamente desde que se lanzó la app. Quizá deberían revisar eso y no tanto las APIs para terceros.