El Androide Libre

Doble cámara: del HTC One M8 al iPhone 7 Plus, así ha cambiado

La doble cámara ha venido a la gama alta para quedarse. El iPhone 7 Plus nos recuerda cómo ha avanzado la cámara-dual en Android.

8 septiembre, 2016 19:36

Imagino que a vosotros también os habrá cogido por sorpresa la noticia: Apple ha presentado un iPhone 7 con doble cámara, ¿quién lo iba a decir? Ironías aparte, la realidad es que ya quedan muy pocos buques insignia que todavía no se hayan pasado a la tecnología de la cámara dual. Samsung se resiste, mientras que Apple ya ha dado el salto a esta configuración de cámara en la variante Plus de su nuevo buque insignia.

Pero mi intención no es hablar tanto del iPhone, sino de la propia cámara dual (para los despistados, hablo de aquellas cámaras que tienen dos sensores en lugar de uno). Porque sí, es cierto que a primera vista tanto el LG G5 como el iPhone 7 Plus traen la «misma» cámara dual, la misma en el sentido de que ambas cámaras tienen dos lentes y a ojos de cualquier persona comparten más similitudes que diferencias.

Pero ay, estimados lectores, vaya mundo de diferencia hay entre una y otra.

Que sí, HTC: fuiste la primera

Y ya que HTC se ha puesto tan pesada en las redes sociales presumiendo de haber sido la primera compañía en estrenar la doble-cámara en un móvil (para lo que le ha servido… ejem, ejem), pues hablemos de ti, HTC. Ni el HTC M9 ni el HTC 10 han seguido esta tendencia, pero es cierto que el HTC One M8 (porque no pensaríais que iba a hablar del HTC Evo 3D, ¿no?) estrenó una doble-cámara principal que se componía de dos sensores de cuatro megapíxeles (en realidad eran ultrapíxeles, de ahí esa cifra tan baja).

Cuando hacías una foto con el HTC One M8, el teléfono activaba las dos cámaras al mismo tiempo para inmortalizar varias instantáneas diferentes; después, podías escoger el punto que querías que apareciera enfocado en la imagen final. Esta combinación incluía una opción llamada «Modo Bokeh», que básicamente consiste en -y discúplenme los expertos a la fotografía por la definición de andar por casa- hacer una fotografía en la que un objeto aparece en primer plano con el fondo completamente desenfocado. ¿Y funcionaba bien el Bokeh del M8? Echad un vistazo a esta comparativa frente a una cámara de verdad.

En su día pudimos probar el M8, y mirad este ejemplo interactivo (podéis mover el palito blanco de izquierda a derecha) de dos fotografías que hicimos con la cámara-dual del M8. Ese era, a grandes rasgos, el potencial de esta cámara.

Y llegó LG con una idea diferente

A primera vista, tanto el LG G5 como el HTC One M8 tienen la misma tecnología de cámara dual, pero en la práctica su funcionamiento es muy diferente

Si pones sobre la mesa el LG G5 en un lado y el HTC One M8 al otro, es perfectamente aceptable pensar que los dos funcionan bajo la misma tecnología de cámara dual. Pero la realidad es que son radicalmente diferentes. Mientras que en el M8 las dos cámaras disparan a la vez en el momento de tomar una fotografía, en el LG G5 solamente es posible utilizar al mismo tiempo una de las dos cámaras principales. ¿Y eso por qué? Porque el efecto que ofrece no tiene nada que ver con el desenfoque.

En el LG G5, los dos sensores son de 16ocho megapíxeles, respectivamente. El de 16 es el sensor de la cámara principal, que cuenta con un ángulo relativamente convencional de 75º; pero el otro sensor, el de ocho megapíxeles, tiene un gran angular de 135 grados. Y cuando decimos «gran angular», a lo que nos estamos refiriendo es a una cámara que es capaz de abarcar una distancia horizontal mayor del escenario que tiene delante, al estilo de las GoPro.

El G5 también lo hemos tenido en nuestras manos, y mirad lo que es capaz de ofrecer la doble cámara de este teléfono. La fotografía de la izquierda está hecha con la cámara principal, mientras que la segunda sale de la otra lenta, la del gran angular. ¿Veis la diferencia? En esta foto también podéis mover el palito blanco.

Huawei, con el P9, dio una vuelta de tuerca más

El segundo sensor de la doble cámara del Huawei P9 tiene la peculiaridad de que solamente es capaz de hacer fotografías en blanco y negro

Y así, pasito a pasito, llegó el Huawei P9. Efectivamente, tal y como ya estaréis sospechando, la cámara dual del móvil de Huawei tampoco se parece en su funcionamiento -sí en su aspecto- a la del One M8 o LG G5. De hecho, es todavía más curiosa: la segunda cámara del P9 es en realidad un sensor monocromo, lo que quiere decir que solamente es capaz de hacer fotografías en blanco y negro. Bueno, es capaz de eso y de algo más.

En la teoría, lo que incorpora el Huawei P9 en la cámara principal son dos sensores idénticos de 12 megapíxeles (modelo Sony Exmor IMX286), los dos con una apertura de f/2.2. Pero, en la práctica, el segundo sensor es únicamente monocromo, lo que en términos más mundanos significa que solamente tiene la capacidad de hacer fotografías en blanco y negro. La cámara te permite disparar utilizando únicamente este sensor, y de hacerlo el resultado que obtienes es tal que así.

¿Y ya está? No, en absoluto. La «gracia» de este sensor es que, ya que no tiene que preocuparse de los colores, lo que hace es dedicar el cien por cien de su rendimiento a procesar la información de la luz que recoge en la escena. Así, la fotografía final combina la información ofrecida por el sensor principal (el que recoge también los colores) y el sensor secundario (el que se preocupa solamente de la luz). ¿El resultado? Echad un vistazo a esta galería y juzgad por vosotros mismos.

Fotos con Huawei P9

Pese a que la cámara dual del Huawei P9 está principalmente orientada a ofrecer el mejor resultado en las fotografías «convencionales» (es decir, las fotos que tiramos en el día a día, sin desenfoques ni grandes angulares), también es capaz de permitirnos jugar con el desenfoque. Lo hace apoyándose en el software, pero no por ello el resultado es menos digno de ser mencionado (moved el palito blanco de un lado a otro para ver la diferencia).

¡Hasta Xiaomi se ha subido al carro!

Alto, alto, que la cosa no se queda en los fabricantes del mercado europeo. La buena de Xiaomi no ha querido perderse esto de las cámaras duales, y con el Xiaomi Redmi Pro lo que hizo fue incorporar una cámara con dos sensores diferentes: uno de 13 megapíxeles (firmado por Sony) y otro de cinco megapíxeles (firmado por Samsung). Si habéis entendido cómo funcionan las anteriores cámaras duales, sabréis a qué me refiero cuando digo que la del Redmi Pro funciona de una forma similar a la del One M8 de HTC.

Al Xiaomi Redmi Pro todavía no le hemos echado el guante, así que os dejamos con un vídeo en el que en el minuto 04:50 se ve perfectamente cómo funciona la cámara dual de este teléfono.

Y el iPhone 7 Plus, ¿qué es lo que trae?

Lo que hace el iPhone 7 Plus, como buen producto de Apple que es, consiste en coger lo mejor de las tecnologías de cámara dual de la competencia, agitarlo en la coctelera durante algunos segundos y servirte el resultado en una refinada copa que lleva dentro un elegante paraguas con el logotipo de la manzana. Es broma, pero creo que se entiende la idea.

En la línea del G5, lo que hace la cámara del iPhone 7 Plus es utilizar la segunda lente para captar la misma escena desde un punto de vista en este caso más detallado; después, combina el resultado con el de la lente principal

La doble cámara del iPhone 7 Plus trae dos sensores de 12 megapíxeles. Pese a que comparten el mismo tamaño de imagen, la lente principal tiene un tamaño de 28 milímetros (con una apertura de f/1.8), mientras que la lente secundaria -la de apoyo, vaya- tiene un tamaño de 56 milímetros (con f/2.8 de apertura). De alguna manera (y que quede clara la razón de ser de la letra cursiva), lo que hace esta doble cámara es similar a lo que hace la del LG G5, con la diferencia de que, de cara al usuario, las dos imágenes se combinan en una misma para así dar la sensación de que el zoom máximo es muy superior al que podría ofrecer solamente la lente principal. De nuevo, ahí va una imagen comparativa para ilustrar la explicación.

Pero no termina ahí. En la línea del One M8, la cámara doble del iPhone 7 Plus también es capaz de ofrecer el resultado bokeh en las instantáneas (es decir, un objeto o una persona en primer plano con el fondo desenfocado). Lo curioso del asunto es que esta función todavía no está terminada, y no llegará a los usuarios del 7 Plus hasta una futura actualización de iOS. Según Apple, la siguiente imagen es una muestra del efecto que puede llegar a ofrecer este modo de fotografía.

¿Quién más? Porque el iPhone 7 no será el último…

Pero no penséis que el iPhone 7 va a cerrar de alguna forma el ciclo de las cámaras duales en los móviles. De hecho, probablemente será todo lo contrario. De momento, todo apunta a que el Huawei Mate 9 -el que se convertirá en el sucesor del Mate 8– estrenará en la gama Mate una doble cámara principal. Al igual que en el Huawei P9, se dice que esta cámara estará firmada por el sello de calidad de Leica. Y lo que nos queda.