El Androide Libre

Sección retro: ¿Q fue dl lnguaje SMS?

Antes de la llegada de Whatsapp, la comunicación escrita por el móvil era muy distinta: contraída y poco estética: el lenguaje SMS.

3 julio, 2016 12:30

Whatsapp tomó las comunicaciones personales como un auténtico huracán. Logró unir lo mejor de dos sistemas de comunicación más populares en el momento: la ubicuidad del SMS -el poder enviarlo y recibirlo en cualquier lugar- y la gratuidad de programas de mensajería como el MSN Messenger. Apenas unos años después, Whatsapp los había borrado del mapa.

Toda una generación tuvo (tuvimos) los SMS como uno de sus principales formas de comunicación. El límite de 160 carácteres y la complicación de tener que escribir pulsando repetidamente sobre una tecla propició la aparición del lenguaje SMS. En él, predominaba la eliminación de todo aquello que no fuese necesario (haches o la «u» después de «k») y de las tildes. También se contraían las palabras a su mínima expresión. Era el lenguaje SMS.

Lenguaje SMS: Menos es más

Incluso aparecieron convenciones. Todo el mundo sabía lo que significaba «tb» (también), xq (por qué, porqué, porque, por que) xf (por favor). Así se escribió durante algo más de una década, hasta la irrupción de los smartphones y sus teclados qwerty táctiles. Estaba tan extendido que muchos consideraron que era una amenaza para el lenguaje. Y esto no ocurría sólo en español, también en otros idiomas como el francés o el inglés, donde la jerga ya se había desarrollado anteriormente en Internet.

Durante años fue una polémica habitual. Unos opinaban que el uso de este tipo de lenguaje acababa por empeorar también el lenguaje tradicional. Sin embargo otros estudios apuntaban no solo a todo lo contrario, sino que quienes mejor adaptaban su escritura al lenguaje SMS eran quienes mejor ortografía tenían.

Sin embargo, el lenguaje cayó rápidamente en el olvido cuando llegaron los smartphones. Los dos principales factores que llevaban a la escritura SMS habían desaparecido: no hacía falta comprimir el mensaje para que entrase dentro del límite, y el teclado completo hacía más sencilla la tarea de escribir completo (escribir bien ya es otra historia).

T9: El principio de la escritura correctiva

Antes de la irrupción de los smartphones ya hubo intentos de facilitar una correcta escritura a la gente. El más popular fue el T9 (Text on 9 Keys), un sistema de escritura predictiva que te ahorraba el tener que pulsar diversas veces sobre una tecla para escribir una letra.

Los usuarios de Nokia, Sony Ericsson, Samsung o Siemens disponían de este sistema -que a la postre es uno de los grandes antecedentes de los teclados predictivos actuales-. Como algunos teclados actuales como Swiftkey, el T9 aprendía de las formas de expresarse del usuario para ofrecer las palabras que usaba de forma más habitual primero.

Sin embargo, aunque el T9 facilitaba y mucho la escritura, seguía existiendo el problema del límite de caracteres en los SMS con lo que muchos usuarios optaban por desactivarlo y seguir escribiendo de forma manual con tal de poder encajar el máximo número de palabras en un mensaje de texto.

Sólo seis años después del lanzamiento de Whatsapp, una conversación de mensajería instantánea puede hacer sangrar los ojos por la ortografía, por la continua confusión de «a ver» y «haber» y otras barbaridades. Sin embargo, al menos las palabras están escritas enteras. Y eso siempre se agradece a la hora de tener que interpretar algunas cosas.