Junta General de Accionistas de Vocento  celebrada en abril de 2019.

Junta General de Accionistas de Vocento celebrada en abril de 2019.

Medios PRENSA

Guerra en Vocento: Yarza acumula pérdidas del 84% de su inversión en la editora de ABC

Los dueños de Henneo buscan mayor peso en el grupo, pese a que mantienen congelada su participación desde 2016.

La familia De Yarza mantiene una larga relación con Vocento que se ha intensificado desde que Fernando, el presidente de Henneo, volvió al Consejo de Administración de la editora del diario ABC en 2016. Un año en el que todo era vino y rosas y en el que la relación entre De Yarza, el consejo y Vocento no tenía fisuras.  Precisamente para consolidar esta alianza Henneo aumentó su participación en el grupo hasta el 2,69% confirmando una apuesta a largo plazo.

Una situación radicalmente distinta a la que se vive en la actualidad. Fernando de Yarza quiere tener más peso en las decisiones que se tomen en el grupo y para ello está dispuesto a descabalgar al consejero delegado Luis Henríquez. Una disputa que desde el entorno de Henneo se explica por la pérdida de valor de su inversión en Vocento, un paquete de acciones que, por cierto, es "activo financiero disponible para la venta a valor razonable”. Desde 2008 el paquete de Henneo en Vocento se ha deteriorado en un 84%, una pérdida de más de 27 millones de euros.

La tortuosa relación comenzó hace casi una década. El grupo registró en sus cuentas de 2008 que la inversión total en el editor de ABC ascendió a los 31,3 millones de euros, tras comprar el 2% del grupo editor a través de su participada Eolo Media. Este año fue precisamente el de la gran crisis de la prensa y Vocento realizó duros ajustes y reportó grandes pérdidas. 

En términos bursátiles, la compañía comenzó el año cotizando en los 13,5 euros y cerró diciembre con los 3,5 euros, una escalada descendente de la que no se ha recuperado. En este sentido, Henneo comenzó a realizar sucesivas correcciones en libros de su participación en Vocento, la primera de ocho millones de euros durante el curso 2009. 

Nueva inversión de 1,1 millones de euros

Pese a ello, en 2016 el grupo aumentó su participación en un 0,69% tras comprar 865.379 nuevas acciones a un precio medio cercano a los 1,3 euros, lo que elevó la inversión en otros 1,1 millones. Si sumamos las dos compras, Henneo ha invertido en acciones de Vocento 32,4 millones de euros, un cifra que sin embargo nunca se llegó a reflejar realmente en los libros tras una segunda corrección contable en el mismo año 2016.

Las cuentas de 2017 - las últimas remitidas por el grupo aragonés al Registro Mercantil- indican que la inversión global en el editor de ABC se valoraba en 22,2 millones de euros, pero que ya en 2016 se realizó un fuerte ajuste contable de 18,2 millones, para dejar el valor total en 4,1 millones, más cerca de la valoración de 1,25 euros que por esas fechas mantenía Vocento en bolsa.

En 2017 estos 22,2 millones salieron del perímetro de Henneo Media, la sociedad matriz y se quedaron en Eolo Media, la sociedad que orginalmente compró los títulos. Incluso se registró un nuevo ajuste contable elevando el valor del 2,69% de Vocento hasta los 5,1 millones de euros. 

“En el ejercicio 2017 se ha registrado, en el epígrafe de ajustes por cambios de valor dentro del patrimonio neto, una corrección por deterioro de valor de esta inversión estimada como la diferencia entre el valor razonable de las acciones al 31 de diciembre de 2016 (1,24 euros por acción) y el valor razonable al 31 de diciembre de 2017 (1,53 euros por acción). El impacto positivo en el patrimonio neto ha sido de 976.000 euros”, dijo Eolo en sus cuentas.

Búsqueda de apoyos en el consejo

De esta manera, si se compara la inversión total de Henneo en acciones de Vocento (32,4 millones de euros) con el valor actual en libros (5,1 millones) vemos que la pérdida de valor de la inversión ha sido de 27,3 millones, esto es un 84% menos que el capital desembolsado.

Las fuentes consultadas por este diario indican que precisamente este es uno de los motivos por los que Fernando de Yarza y la familia dueña de Henneo están molestos con la gestión. Este periódico ya publicó hace unas semanas que el propio De Yarza está buscando apoyo para tener más peso en la toma de decisiones de Vocento, un plan que pasa necesariamente por la salida del actual consejero Luis Enríquez, a quien apoyó en noviembre pasado, pero al que ahora se mantiene enfrentado. 

EL ESPAÑOL también ha confirmado que el éxito de su “asalto” pasa por los apoyos que logre conseguir en el consejo de administración, lo que es hasta estos momentos una incógnita. Lo que sí es cierto -y así lo dicen cercanos al consejo- es que Fernando de Yarza quiere tener más influencia en Vocento, pese a que no ha vuelto a invertir en la empresa desde el año 2016 cuando entró al consejo. 

Un 3% que se suma al 6,33% que mantiene en Taller de Editores, la filial de revistas de Vocento, valorada en dos millones de euros, pero que se queda corto respecto a las familias históricas. De hecho, todas las familias fundadoras tienen más participación que Henneo y hay hasta siete con participaciones del 3% al 11%, una situación que obliga a De Yarza a buscar apoyos para mover ficha. Se aproximan semanas convulsas.