Televisión y mando a distancia, en una imagen de archivo.

Televisión y mando a distancia, en una imagen de archivo.

Medios TELEVISIÓN DIGITAL

El nuevo Plan de TDT del Gobierno incluirá una segunda consulta pública

Noticias relacionadas

El nuevo Plan Técnico Nacional TDT debería ver la luz en los próximos días -en el Consejo de Ministros de este viernes o en el siguiente-, según han indicado a EL ESPAÑOL fuentes de la industria audiovisual. No obstante, esto no significa que con ello se ponga en marcha oficialmente el segundo dividendo digital, ya que según fuentes de Moncloa, antes se abrirá una nueva consulta pública para recibir alegaciones y comentarios respecto al proyecto.

Estamos hablando de otra consulta pública -la segunda en menos de un año- sobre el nuevo dividendo digital. La primera se realizó a comienzos de 2018 con el objetivo de recopilar ideas para la Hoja de Ruta del dividendo y ahora el objetivo es recibir alegaciones y sugerencias no vinculantes para la aprobación definitiva del Plan Técnico Nacional TDT y de las ayudas para hogares y actores de la industria.

La Hoja de Ruta presentada en verano indicaba que las ayudas y el Plan se conocerían en diciembre, pero los trámites burocráticos de la administración española y la comunitaria, además de las fiestas de fin de año y de las vacaciones de los ministros, han impedido que hasta el momento se haya dado luz verde oficial en el Consejo de Ministros, diez días después del plazo inicial.

Plan definitivo en febrero

No obstante, el objetivo es que en los próximos días se publiquen las líneas maestras del Plan y gran parte de su detalle, al mismo tiempo que se abrirá una consulta pública respecto de estos contenidos, en un periodo que en el sector estiman en un máximo de dos o tres semanas. Con estas alegaciones se formulará el Plan definitivo que debería publicarse en febrero. La idea es comenzar a ejecutar el calendario en marzo con las primeras actuaciones y con las ayudas ya aprobadas y anunciadas.

Este Plan de TDT debe ser la guía para ejecutar la migración de las frecuencias de televisión de TDT desde la actual banda de 700 Mhz hasta sus nuevas ubicaciones. El objetivo del Gobierno es que durante el primer trimestre de 2020 esta banda esté liberada para poder realizar la subasta de este espectro que las operadoras de telecomunicaciones utilizarán para el desarrollo de la tecnología 5G.

La idea de Moncloa es realizar la subasta cuando las telecos puedan utilizar el espectro. Esto implica que, a partir del segundo trimestre de 2019, las televisiones de TDT en abierto comiencen el encendido de emisiones en las nuevas frecuencias, las que convivirán con las actuales. Este procedimiento se mantendrá al menos un año mientras dure la migración, se realice la campaña de adaptación de antenas en más de un millón de hogares y se resintonicen los aparatos en las nuevas frecuencias.

Las televisiones piden ayudas

Las cadenas creen que es fundamental poner en marcha ayudas públicas para este procedimiento. Al coste de la campaña publicitaria de resintonización se suma el del alquiler de frecuencias a Cellnex, el proveedor único de la señal de TDT. En el sector privado estiman que deberán pagar en conjunto unos 40 millones de euros por el coste de tener dos frecuencias en funcionamiento -entre 1,5 y dos millones por cada una de las cadenas en emisión- y esperan que parte de este gasto sea subvencionado por la administración.  

En el caso de RTVE -como han confirmado a EL ESPAÑOL- la cadena estima que deberá pagar entre seis y diez millones de euros por el aumento temporal de la factura que deben abonar a Cellnex. Un coste que será cubierto, en parte, por el Gobierno, según se ha comprometido la administración con la emisora pública.

De la misma manera, las privadas también esperan ayudas apelando a procesos similares en Europa, donde las teles privadas sí han recibido subvenciones para migrar de frecuencia.

Recaudación de las subastas de 5G

En el sector audiovisual se espera que el Gobierno recaude miles de millones de euros por las frecuencias de 5G de la banda de 700 Mhz ya que es la que permitirá el mayor despliegue comercial para las telecos.

De hecho, en la subasta del pasado verano de 3,6-3,8 Ghz, frecuencia que solo sirve para proyectos piloto, se recaudaron 438 millones de euros, por lo que en las televisiones creen que unos 50 millones de ayudas -incluyendo a las cadenas públicas- son asumibles para el Ejecutivo.

Además de los plazos, procedimientos y ayudas a las televisiones, el Gobierno deberá comunicar tras la nueva consulta pública las ayudas a los hogares. Se estiman que al menos un millón de viviendas deberán ser intervenidas con un coste estimado de 300 millones de euros, un montante similar al del primer dividendo digital.