El consejero delegado de Mediaset España, Paolo Vasile.

El consejero delegado de Mediaset España, Paolo Vasile. EFE

Medios TELEVISIÓN

Competencia investiga el acuerdo publicitario de Mediaset y Mediapro

La semana pasada el regulador solicitó documentación a la cadena para valorar un acuerdo que en el sector no se ve con buenos ojos.

Fernando Cano

La Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC) está investigando el acuerdo de comercialización publicitaria que hace un mes anunciaron Mediaset y Gol, cadena de TDT en abierto de Mediapro. Según ha podido confirmar EL ESPAÑOL estamos en una fase inicial del proceso en la que el regulador recaba información para posteriormente decidir si incoa, o no, un expediente sancionador.

La CNMC está “detrás del tema” como reconocen fuentes del sector, pero es pronto para saber si moverá ficha. La semana pasada, la CNMC solicitó al canal toda la documentación del acuerdo, tras mantener una reunión con el equipo corporativo de Mediaset. La compañía ha indicado oficialmente que no ha recibido ninguna notificación formal de la investigación.

Los dos elementos que están bajo la lupa son el propio hecho de que Mediaset pueda comercializar un canal externo mientras controla más del 40% del mercado, una operación que fomenta la concentración publicitaria del sector. En el punto de mira también está la posibilidad de que Telecinco haya ofrecido un mínimo de facturación a Mediapro, independiente de su facturación real de publicidad, algo que también atentaría contra la libre competencia.

Las pequeñas TDT critican en acuerdo

Mediaset España anunció a finales de agosto que, a través de su filial Publiespaña, comenzaba a comercializar los espacios publicitarios de Gol, uno de los canales que más dinero factura dentro de las televisiones que están fuera del duopolio televisivo de Mediaset y Atresmedia. Estos dos gigantes audiovisuales controlan más del 86% de la publicidad de la televisión y el 95% de la televisión en abierto, con el 58% de la audiencia.

Tras conocerse este acuerdo las pequeñas cadenas de TDT criticaron la parálisis del regulador al permitir la firma de un contrato que en sus palabras “abría la puerta a aumentar el duopolio”. Estas televisiones agrupadas en la Asociación Española de Televisiones Privadas Digitales Terrestres (DKISS, Vocento, Unidad Editorial, Real Madrid TV y 13TV) llevan desde comienzos de año buscando un reparto más equitativo de la tarta publicitaria.

Las pequeñas TDT han fichado a Alberto Ruiz-Gallardón para que negocie con el duopolio una solución pacífica del conflicto, unas conversaciones que en estos momentos siguen desarrollándose.

La encrucijada de la TDT

Por otro lado, Forta -la patronal de las televisiones autonómicas- baraja la posibilidad de denunciar a Atresmedia y Mediaset por “abuso de posición de dominio” y prácticas "concertadas o paralelas”. Las autonómicas achacan a esta situación de duopolio la caída de su facturación publicitaria.

Frente a estas demandas la CNMC se encuentra en una encrucijada. Por una lado, debe defender el ejercicio de la libre competencia empresarial. En varias ocasiones el presidente de la entidad José María Marín Quemada ha indicado que a la entidad le “preocupa” el duopolio televisivo, aunque no ha llegado a mover ficha.

Si hay que atenerse a estas declaraciones, aprobar un acuerdo de este tipo entre Mediaset y Mediapro contravendría el espíritu de la ley de competencia, a pesar de que técnicamente el pacto es posible desde el primer trimestre de 2016.

Condiciones de la fusión Telecinco-Cuatro

Como parte de los acuerdos de fusión de Telecinco y Cuatro, la CNC (antecesora de la CNMC) estableció a finales de 2010 un periodo transitorio para no comercializar cuentas de terceros, que expiró en febrero del año pasado. A partir de esta fecha la propia Mediaset comercializó la cuenta de 13TV, otro canal externo y miembro del grupo de pequeños canales de TDT.

El acuerdo se rompió por diferencias entre los socios y no porque la CNMC actuase. En el caso de Atresmedia, se establecieron estas mismas condiciones tras su fusión con La Sexta, por lo que a partir de este año ya está en condiciones de comercializar canales externos.

No obstante, las fuentes consultadas por EL ESPAÑOL indican que hay un sector dentro de la CNMC que sostiene que la mejor solución para acallar las voces contra el duopolio es limitar estas alianzas. De esta manera, se volvería al espíritu de la ley aplicado en 2011 cuando el regulador prohibió la comercialización de Intereconomía por Mediaset y de Veo TV por Atresmedia.

Alternativa frente al duopolio

Los últimos datos de Infoadex indican que de los 1.115 millones de euros que facturó todo el sector de la televisión en el primer semestre, 954 millones fueron a parar a Mediaset y Atresmedia. Dkiss, Dmax, Real Madrid TV, Ten, Paramount, Disney, 13TV y Gol ingresaron 57,8 millones en este periodo, mientras que los canales de pago llegaron a 47,9 millones y la televisión autonómica a 55,2 millones.

Hasta el mes de agosto, la compañía encargada de la publicidad de Gol y de todas estas cadenas era Pulsa. Es por ello, que la salida de la televisión de Mediapro fue interpretada por estas teles como un ataque contra un sector que intenta consolidar una alternativa para los anunciantes frente al duopolio.