Zara, la joya de Inditex.

Zara, la joya de Inditex.

Empresas 2020, LO QUE VIENE

Inditex se despedirá en 2020 de las bolsas de plástico para iniciar su 'revolución verde'

El grupo quiere conseguir que una de cada cuatro prendas tenga la certificación 'Join Life'.

Noticias relacionadas

2020 será un año importante para Inditex. La compañía tiene en su lista de tareas varios cambios que llevarán al grupo a convertirse en una empresa más sostenible. El presidente del grupo textil, Pablo Isla, ya anunció en la Junta de Accionistas los compromisos acordados por el grupo que deberán estar implementados el próximo año.

Durante 2020, Inditex trabajará para ser "una compañía plenamente digital, plenamente integrada y plenamente sostenible", así lo destacó en su memoria de 2018. Para todo ello los próximos doce meses serán clave.

Siguiendo los pasos de Zara, Zara Home, Massimo Dutti y Uterqüe, el resto de marcas del grupo eliminarán las bolsas de plástico de sus establecimientos. Un cambio que se está introduciendo de forma "progresiva" y cuya implementación debería terminar en enero de 2020. De lo contrario, puede que las bolsas de papel lleguen a todas las tiendas del grupo junto a la colección de primavera-verano, según comentan fuentes de la compañía a este periódico.

Imagen de las nuevas bolsas sostenibles de Zara.

Imagen de las nuevas bolsas sostenibles de Zara.

Las bolsas no serán el único cambio que se produzca en las tiendas de Amancio Ortega. La colección Join Life -prendas elaboradas con materiales sostenibles y bajo procesos de producción más eficientes- supondrá un 25% de toda la ropa de Inditex. Esta distinción aumentó un 85% entre 2017 y 2018 alcanzando los 136 millones de prendas.

Ampliando el horizonte, en 2023 el grupo quiere eliminar todos los plásticos de un solo uso para los clientes. Otra meta en la que ya trabaja Inditex.

En términos de producción, se ha comprometido al Vertido Cero de químicos peligrosos para todos los productos en todas las fases de la cadena de suministro -una iniciativa de Greenpeace- y a que sus prendas y accesorios no contengan "fibra procedente de bosques antiguos y en peligro de extinción".

"La sostenibilidad es una tarea constante en la que estamos implicados todos los que formamos parte de Inditex, y en la que estamos involucrando con éxito a todos nuestros proveedores; aspiramos a ejercer un papel transformador en la industria", subrayó Isla en la Junta de Accionistas.

Por otra parte, todas las tiendas del grupo tendrán contenedores para la recogida de prendas usadas. Un paso más para "seguir impulsando el el Programa de Recogida, que selecciona ropa para su reutilización con fines benéficos o reciclaje, uno de los pilares más importantes del modelo económico circular propuesto por la compañía". Desde el inicio de esta iniciativa, se han recogido más de 34.000 toneladas de prendas, calzado y complementos a través de contenedores específicos en tiendas, oficinas y centros logísticos de la compañía.

Precisamente este es uno de los últimos pasos del Plan de Sostenibilidad Medioambiental 2016-2020 de Inditex que puso en marcha Closing the Loop, el programa a través del cual el grupo recoge, reutiliza y recicla prendas y calzado usado.

Omnicanalidad y digitalización

Aunque los desafíos relativos a la sostenibilidad ocuparán un papel principal en la estrategia de Inditex en los próximos meses, también lo harán la omnicanalidad y la digitalización. En 2020, la compañía tiene el objetivo de que todas sus enseñas dispongan de tienda online en todos los mercados donde opera, con una excepción: Lefties. 

En este sentido, las colecciones de Zara ya están disponibles en más de 200 mercados, tras el lanzamiento de la tienda global en 106 países en los que la enseña no cuenta con tienda física. El grupo logró que a cierre de 2019, Bershka, Massimo Dutti, Pull&Bear, Stradivarius, Oysho, Zara Home y Uterqüe también cuenten con esta tienda global, elevando en más de un centenar los mercados a los que ya dirigen sus propuestas; sin embargo, el funcionamiento de todas estas apuestas globales deberá verse reflejado en el balance del próximo año.

También llegará en 2020 la gestión integrada del stock para todas las enseñas del grupo, una realidad que ya está implementada en los 49 mercados donde Zara tiene presencia física, según la última memoria del grupo.

En definitiva, una serie de retos que Inditex afronta con una hoja de ruta ya diseñada y con algunos objetivos ya conseguidos: todas las tiendas del grupo son ya ecoeficientes en China (el segundo mercado en número de tiendas) y el 30% de los miembros del Consejo de Administración son mujeres; dos metas que tenían como fecha límite el año 2020.