Una imagen de un trabajador accediendo a Facebook.

Una imagen de un trabajador accediendo a Facebook.

Empresas

Si entras en Facebook en el trabajo o bajas a fumar, prepárate: tu empresa cree que eres un problema

Un estudio de Adecco asegura que las redes sociales e internet son el principal motivo de presentismo en el trabajo. 

Noticias relacionadas

Si el absentismo es un problema para las empresas, también lo es el presentismo. Este fenómeno, considerado como “estar presente en el puesto de trabajo pero dedicando el tiempo a asuntos no relacionados con el mismo” también se ha convertido en algo problemático. Tanto es así que muchas compañías ya aplican métodos de control para evitar que sus empleados abusen de estas prácticas. 

En concreto, el 31% de las empresas aseguran que sus trabajadores cree que hay una cierta cultura del presentismo entre sus trabajadores. Otro 14% asegura que no sabe si esas prácticas se llevan a cabo o no porque no puede detectarlas; y un 45% asegura que sus trabajadores no abusan del tiempo de trabajo para dedicarlo a otras cosas. 

Así se recoge en un informe de la Fundación Adecco en el que se destaca que la principal distracción de un trabajador es mirar el Facebook, el correo electrónico o navegar por internet. En concreto, el 37% de los casos de presentismo se debe a estos casos. Le sigue de cerca el abuso de la pausa para el café o el bocadillo (32%). En tercera posición está el bajar fumar, seguido de otras pausas o acciones repetitivas como pueda ser ir al baño o a llamar por teléfono. 

De todos modos, las propias empresas asumen que el presentismo no está instalado en toda la empresa. Es decir, que no todos los trabajadores abusan por igual. Por ejemplo, en el caso de la pausa para fumar, el 47% reconoce que sólo se exceden algunos empleados. Lo mismo ocurre con con las comidas, en donde el 49% dice que los excesos los cometen algunos trabajadores y no todos. 

Ahora bien, el tema de mirar las redes sociales es otro cantar. Aunque es cierto que la mayoría no lo ve como algo extendido en sus plantillas, hay un 20% que sí cree que es un problema generalizado. Una cifra que destaca, por ejemplo, con el 6% que ve en el tabaquismo un hábito instaurado entre sus empleados

El coste para la empresa

Aunque no lo consideran una problemática generalizada, los costes de Adecco indican que cada año el presentismo supone un coste de hasta 3.000 millones de euros. Un cálculo que se obtiene de la siguiente manera: aproximadamente un millón de trabajadores en España son los que hacen más presentismo. Pierden entre 54 y 161 horas anuales. Con un coste laboral medio de 20,01 euros por hora, pues ahí están las cifras. El presentismo cuesta 1.1000 millones en la horquilla más baja y 3.300 millones en la más alta. 

Vistos estos datos no es de extrañar que las empresas traten de poner coto a estas situaciones. La mayoría, el 58% reconoce que aplica el control horario para evitar que haya trabajadores que hacen horas de más fruto del presentismo. El 25% asegura que tiene planes para explicar cómo deben usarse las redes en el trabajo, y el 21% también regula el acceso al correo electrónico. También aplican otras medidas como el apagado de luces o la limitación en las horas a las que pueden fijar las reuniones.