Luis Gallego, presidente de Iberia y Florentino Pérez, presidente de ACS.

Luis Gallego, presidente de Iberia y Florentino Pérez, presidente de ACS.

Empresas COMO LEONES

COMO LEONES: Luis Gallego (Iberia) y Florentino Pérez (ACS)

La Iberia de Luis Gallego sortea las turbulencias del sector y aumenta la ocupación

El primer trimestre ha sido complicado para las aerolíneas. Las subidas del crudo, unidas a un descenso de los niveles de ocupación, han provocado que tengan que hacer filigranas para cuadrar sus cuentas. En medio de estas turbulencias destaca Iberia, la aerolínea que preside Luis Gallego y que ha logrado hacer crecer el número de pasajeros un 8,1% en estos tres primeros meses del año. 

Sólo en abril, Iberia transportó 6,7 millones de pasajeros. Supone un 8,1% más con respecto al año anterior debido a la buena evolución que tuvieron para Iberia las rutas hacia Latinoamérica. Dentro del grupo IAG es la compañía que mejor comportamiento tuvo, aunque todas tuvieron crecimientos en términos de ocupación. 

Ese avance es fruto de la política comercial de Iberia en los últimos meses, en donde se engloba el aumento de asientos por kilómetros ofrecidos (AKO) en casi un 11%. Este alza se produce gracias a los aumentos de capacidad anunciados en México y Brasil, la reapertura de la ruta a San Francisco, así como el lanzamiento de otros destinos como Vâtry en Europa. 

Buenas cifras para Iberia que demuestran que la estrategia diseñada por Luis Gallego va dando sus frutos. Una reinvención que le llevó a eliminar rutas deficitarias o desfasadas, y a buscar también una mejora en la calidad de los ingresos y optimizar sus costes. Años de trabajo que, poco a poco, van dando sus frutos. 

El hambre de la ACS de Florentino Pérez no tiene fin: más beneficios y más trabajo para el futuro

ACS ha pasado a formar parte de esa clase de compañías en las que uno ya no sabe dónde está su techo. La compañía de construcción y servicios presidida por Florentino Pérez ha vuelto a firmar un trimestre en el que, además de conseguir hacer crecer sus beneficios, ha asegurado miles de millones en futura carga de trabajo.

En concreto, ACS cerró el primer trimestre de 2019 con un beneficio neto atribuible de 282 millones de euros. Unos datos que suponen un aumento del 12,9% si se comparan a los cosechados durante el mismo periodo del ejercicio anterior. Unos resultados en el que ya se dejan ver los buenos efectos de la operación Abertis ya que, la concesionaria ha aportado 43 millones de euros al beneficio del grupo

Pero si bueno es el presente, mejor pinta el futuro. La cartera de pedidos a cierre del primer trimestre se sitúa en 75.399 millones de euros, lo que supone un incremento del 13,1% si se compara con el mismo periodo del año 2018. Una partida en la que destaca la evolución del mercado norteamericano, tanto en Estados Unidos como en Canadá, con tasas de crecimiento superiores al 25% y el 20% respectivamente. 

Así las cosas, la marcha de ACS parece imparable de cara a los próximos años. Y todo esto sin contar aún un nuevo elemento que jugará un importante papel en el futuro próximo. La entrada del grupo en el mercado de la electricidad. Un proyecto en el que ACS está realizando una apuesta muy importante y que promete reportar muchas alegrías a la empresa.

Ahora en portada

Blog del Suscriptor
El logo de Volkswagen en una imagen de archivo.

La planta de Volkswagen Navarra fija cuatro días más de producción y aumentará la plantilla

Siguiente