Antonio Catalán, en una imagen de archivo.

Antonio Catalán, en una imagen de archivo.

Empresas

Antonio Catalán vuelve a hacerlo: vende el 40% de la marca AC Hotels a Marriott por 140 millones

El empresario navarro seguirá controlando el 50% de la gestora y presidiéndola.

Antonio Catalán, el empresario navarro que fundó NH y, años después, creó la marca de hoteles urbanos AC Hotels, está de enhorabuena. A cierre de 2018 reformuló su alianza con Marriott, clave para su crecimiento, en una fórmula que implica vender la marca a la estadounidense por 140 millones, pero manteniendo un 50% de la gestora ACM y presidiéndola. 

En 2011 Catalán creó una gestora al 50% con Marriott International, creando la marca ‘AC Hotels by Marriott’, que hasta ahora estaba controlada por ACM. Esta gestora seguirá siendo crucial para el desarrollo de la estadounidense en Europa  especialmente en España, Italia y Portugal. 

La marca AC Hotels cuenta ya con un total de 145 hoteles y 20.777 habitaciones. El grueso están en Europa, con 85 hoteles y más de diez mil habitaciones, si bien Norteamérica es otro mercado muy potente, con 49 hoteles y 8.447 habitaciones. Marriott, por su parte, suma 6.906 hoteles con 1,3 millones de habitaciones en todo el mundo. Esta venta se produce después de la OPA sobre NH por parte del grupo Minor pero se mantiene mucha de la españolidad, dado que la propiedad y arrendamiento de muchos hoteles sigue en manos de la patrimonial Belagua, que contrata la gestión a ACM. 

El anuncio se realizó inicialmente en declaraciones al diario El País, dos años antes de que se cumpliera una década de la alianza. “La operación de Marriott ha sido un milagro. Me ha arreglado el futuro de mis hijos”, señaló el directivo a dicho periódico. Carlos, su hijo, es vicepresidente de AC Hotels desde 2010 y seguirá ocupando el cargo. 

Cuando firmó la alianza con la estadounidense, la deuda del grupo alcanzaba los 580 millones y estábamos en plena crisis económica. Aunque en junio cumple 71 años, Catalán va a seguir siendo un socio prioritario de Marriott. 

Segmento turístico

La nueva situación permitirá a Catalán utilizar cualquier marca de Marriott, no sólo AC o Autograph, como hasta ahora. El objetivo es entrar así en la Costa del Sol y también en apartamentos turísticos en Sevilla, un negocio en el que Catalán sí cree pero cuando se realiza en inmuebles completos y no en pisos de particulares.

Catalán siempre ha valorado el poderío de la tarjeta de fidelización de Marriott, con 125 millones de usuarios, que ha sido fundamental para su crecimiento, ya que la utilizan el 85% de los clientes. 

Marriott tiene previsto abrir más de cien hoteles AC by Marriott en los próximos años, aprovechándose de un margen operativo superior al 40%. 

Catalán ha subrayado que quiere plantear a Paradores una asociación con la estadounidense para expandir la cadena pública en el extranjero. En el pasado, el empresario ha lamentado que los números de esta compañía no puedan compararse con los suyos. Ahora tendrá la ocasión de ayudar, aunque ha descartado que vaya a hacer nada hasta después de las elecciones.

Con venta o sin ella, parece difícil que Catalán deje de ser un empresario comprometido en la defensa de los derechos de los trabajadores, o que no realice, como cada año, la Ruta Xacobea de AC Hotels, que cubre el tramo entre Corella y Santiago de Compostela, de seis días de duración, que comenzó hace más de 28 años por una promesa. 

Cuando sólo tenía dos años, su hija Carlota sufrió un grave accidente de automóvil cuando tenía 2 años y él prometió hacer el Camino si se salvaba. Desde entonces, un pelotón de 100 personas, en el que no suelen faltar Indurain o el consejero delegado de Marriott, Arne M. Sorenson, que ya ha estado en cuatro ocasiones  El año pasado acudió también Debbie Marriott-Harrison, directora de Marriott International. Y repetirá.