La comisaria de Competencia, Margrethe Vestager

La comisaria de Competencia, Margrethe Vestager François Lenoir/Reuters

Empresas

La UE multa con 570 millones a Mastercard por inflar las tasas de sus tarjetas

La compañía impedía a los comerciantes beneficiarse de precios más bajos en otros Estados miembros. 

Bruselas

Noticias relacionadas

La Comisión Europea ha impuesto este martes una multa de 570 millones de euros a Mastercard por inflar artificialmente mediante las reglas que impone a sus usuarios los costes de los pagos con tarjeta en la Unión Europea, perjudicando así tanto a los consumidores como a los comerciantes minoristas

En concreto, Mastercard -el segundo mayor sistema de pago con tarjeta de la UE- impedía a los comerciantes ubicados en país donde las tasas que pagan por aceptar tarjetas (denominadas tasas de intercambio) son elevadas trabajar con bancos de otros Estados miembros que ofrecen precios inferiores. Ello redujo la competencia transfronteriza y provocó una segmentación artificial del mercado interior, según Bruselas.

"Al impedir a los comerciantes aprovecharse de las mejores condiciones ofrecidas por bancos establecidos en otros Estados miembros, las reglas impuestas por Mastercard han aumentado artificialmente los costes de los pagos con tarjeta, en detrimento de los consumidores y de los minoristas de la UE", ha dicho la comisaria de Competencia, la liberal danesa Margrethe Vestager.

Descuento por colaborar

Mastercard ha colaborado con la investigación de Bruselas reconociendo los hechos y las vulneraciones de las reglas de competencia de la UE. Por todo ello, el Ejecutivo comunitario le ha concedido un descuento del 10% en el importe de la multa. El comportamiento ilegal de Mastercard cesó en 2015 al entrar en vigor la norma comunitaria que fija topes a las tasas de las tarjetas.

La Comisión mantiene abierto otro expediente contra Mastercard por las tasas de intercambio que cobra por los pagos efectuados en el espacio económico europeo con tarjetas de débito o crédito emitidas fuera de la UE. Vestager sospecha que estas comisiones también se inflan de forma artificial, pero negocia una solución acordada con Mastercard que haga innecesaria otra multa.

Desde el 9 de diciembre de 2015, las normas de la UE limitan las tasas de intercambio dentro del espacio económico europeo a un máximo del 0,2% del valor de la operación para las tarjetas de débito y al 0,3% para las tarjetas de crédito. Antes de esa fecha, las comisiones variaban considerablemente de un Estado miembro a otro.