Un coche de alquiler sin conductor (VTC) perteneciente a la Comunidad de Madrid.

Un coche de alquiler sin conductor (VTC) perteneciente a la Comunidad de Madrid.

Empresas OBSERVATORIO DIGITAL

El fracaso de los Tesla de Uber hunde el salario de sus conductores

50 horas semanales de trabajo por 1.000 euros brutos al mes. Estas son las condiciones de trabajo que la empresa responsable de la flota de Tesla y Mercedes E de Uber en Madrid está obligando a firmar a sus trabajadores. 

Gugol Nuevas Tecnologías justifica ante los trabajadores los cambios en las condiciones laborales por supuestas “pérdidas” y por un cambio en su contrato con Uber. Sin embargo, fuentes de la app de coches con conductor aseguran a EL ESPAÑOL que no se ha producido ningún cambio desde que se puso en marcha el servicio.

Los conductores han iniciado un procedimiento legal contra las empresas que se agrupan bajo el nombre de Gugol Nuevas Tecnologías: Travel Transfers, Travel Gest y First Class, tras el despido de más de una docena de trabajadores en los últimos días. Entre las nuevas condiciones que deben aceptar los conductores están una reducción salarial de unos 400 euros brutos y la ampliación de horas hasta conseguir una facturación mínima de 950 euros.

Este periódico ha tenido acceso a pantallazos de la aplicación para conductores de Uber, en los que se puede comprobar como incluso llegando a trabajar los siete días de la semana durante más de 68 horas, la facturación no alcanza la cifra que propone la empresa. EL ESPAÑOL no ha obtenido respuesta por parte de Gugol.

Pantallazo de la aplicación para conductores de Uber.

Pantallazo de la aplicación para conductores de Uber.

Prohibido rechazar servicios o salir de la M-30

Los Tesla empezaron a recorrer las calles de Madrid cuando se contrataba un coche de la flota Uber One, con un precio mínimo de ocho euros, frente a los cinco del servicio más económico (Uber X). Sin embargo, desde Uber confirman que estos vehículos también pueden prestar el servicio de Uber X si se encuentra cerca del usuario que ha solicitado un conductor.

El hecho que estos coches de gama alta realicen viajes de la tarifa económica de Uber también explica el cambio en la facturación de la empresa que presta el servicio. Gugol Nuevas Tecnologías ha incluido recientemente nuevos requisitos para sus conductores: prohibido rechazar o cancelar viajes y la obligación de permanecer en la M-30.

De esta forma, si el conductor llega al punto de recogida y el usuario se ha marchado sin cancelar el servicio, puede suponer una falta para el conductor. Un método, que según ha podido saber este periódico, ha estado utilizando Gugol Nuevas Tecnologías para justificar despidos.

Reunión entre ambas partes

Los trabajadores que han decidido reclamar sus horas extras han recibido este martes una nómina inferior a la de sus compañeros. Los servicios jurídicos de ambas partes ya están en contacto y se reunirán a partir de la semana que viene para llegar a un acuerdo entre los conductores y la empresa. Los conductores de los Tesla llevan un año sin cobrar las horas extras.