Parte del catálogo de Amazon Prime Video en España.

Parte del catálogo de Amazon Prime Video en España.

Empresas TELEVISIÓN

Amazon busca un centro de producción audiovisual en España para Prime Video

Amazon lleva meses trabajando en un proyecto para producir series en suelo europeo y para ello ha contactado con algunos de los principales proveedores del continente, entre los que se encuentran algunos de capital español, según ha confirmado EL ESPAÑOL con fuentes del sector. El objetivo es encontrar una ciudad donde situar su base de operaciones audiovisuales dentro del continente. 

Las fuentes consultadas por este periódico agregan que en las próximas semanas el grupo tomará la decisión definitiva, pero que España cuenta con muchas papeletas para convertirse en el próximo hub de Prime Video fuera de EE.UU. en coordinación con Londres, la sede en el continente de la plataforma. EL ESPAÑOL ha confirmado que directivos de Amazon llevan varios meses hablando con productores españoles y que su objetivo es realizar un movimiento similar al que cerró Netflix en verano. 

En julio, la plataforma estadounidense cerró un acuerdo de alquiler de los estudios del grupo español Secuoya en Tres Cantos para producir doce series al año en suelo español. Netflix alquilará la ciudad audiovisual de Madrid, pero además ha firmado un acuerdo de producción técnica exclusiva de la compañía presidida por Raúl Berdonés.

656.000 hogares usuarios en España

De momento, Amazon tiene 656.000 hogares usuarios en España según los últimos datos de la CNMC y negocia acuerdos con Movistar, Orange y Vodafone para incorporarse en sus plataformas de televisión. Desde hace seis meses Telefónica trabaja en integraciones de Amazon con Vivo en Brasil, mientras que hace unas semanas Orange anunció que negociaba con la plataforma.

24 horas después, Vodafone confirmó que también negociaba y este lunes ofreció sus primeros paquetes convergentes incorporando Amazon Prime, aunque todavía sin Prime Video en su decodificador.

La plataforma audiovisual también produjo en nuestro país Six Dreams, una serie documental en torno a seis protagonistas de la temporada 2017-2018 de la Liga de Fútbol, con la colaboración del grupo Mediapro. De hecho, se especuló con que Amazon se presentase al concurso de los derechos de LaLiga que finalmente ganó Telefónica pujando por un contrato secundario de emisión de partidos.

5.000 millones de inversión este año

A nivel internacional, una de las obsesiones de Amazon Prime Video es poder competir contra Netflix y para ello anunció una inversión en contenidos audiovisuales de 5.000 millones de dólares para 2018, tras invertir 4.000 millones en 2017 en producciones como El hombre del Castillo, The Grand Tour, Tom Clancy’s Jack Ryan, Six Dreams, The Marvelous Mrs. Maisel. Para los próximos cursos se espera que esta inversión se multiplique hasta alcanzar los 8.000 millones. 

Una dura lucha por el liderazgo audiovisual en el que Netflix invertirá 8.000 millones y Facebook otros mil millones. Para que nos hagamos una idea de las magnitudes en España solo Atresmedia y Mediaset se acercan a estas magnitudes con una facturación anual de 1.000 millones cada uno, pero con unas inversiones en producción audiovisual mucho menores. 

Amazon en España

Si se concretara finalmente la llegada de Amazon Prime Video para producir series desde suelo español, España podría convertirse en el mayor hub audiovisual europeo. Netflix está construyendo en nuestro país una estructura superior a las cien personas, con el objetivo de producir al menos doce series al año en las instalaciones de Secuoya. Amazon no tendrá unos objetivos tan ambiciosos en una primera etapa.

Amazon -sin un centro de producción audiovisual en España todavía- duplicará su plantilla en España hasta las 3.200 personas, tras invertir más de 1.100 millones de euros en sus operaciones en nuestro país desde 2010. Las inversiones se han traducido en siete centros logísticos: San Fernando de Henares y Getafe, además de uno urbano en Madrid; El Prat, Castellbisbal, Martorelles y otro urbano en Barcelona; cuatro estaciones logísticas, además de una sede corporativa y el tech hub de Madrid, el tech hub y el centro de apoyo a empresas en Barcelona.