El interior de una planta de logística, en una imagen de archivo.

El interior de una planta de logística, en una imagen de archivo. EFE

Empresas INMOBILIARIA

La logística brilla en tiempos del 'online': destaca en inversión inmobiliaria

Que sopla viento a favor en el sector inmobiliario es una realidad; que en algunos segmentos lo hace con más fuerza que en otros, también. Poniendo el foco en la inversión inmobiliaria no residencial, hay una palabra que brilla por encima de otras: logística.

En este sentido, según los datos recabados por la consultora JLL, la inversión en logística ha ganado fuerza este trimestre logrando un 53% más de inversión que en el año pasado. Un aumento que hace ella el "principal catalizador" del mercado de inversión inmobiliaria terciaria; es decir, en oficinas, retail y logística.

En total, el volumen de inversión en inmobiliario no residencial ascendió a 1.792 millones de euros entre julio y septiembre, casi un 40% más que el trimestre anterior y un 54% más frente al mismo periodo del año anterior. 

Las naves logísticas, protagonistas

La inversión en naves logísticas, por su parte, ha alcanzado durante estos meses los 450 millones de euros que, apunta JLL, supone una cifra cuatro veces mayor a la del segundo trimestre y un 436% más que el mismo periodo del año anterior.

Aquí hay que prestar atención especial al movimiento de los gigantes del textil, que buscan cada vez más espacios donde almacenar los pedidos, en un momento en el que los pedidos online cobran fuerza y hay que hacer frente a competidores como Amazon.

Sin ir más lejos, Decathlon, que cuenta con seis centros logísticos en España, dedica su séptimo centro solo a comercio electrónico. Inditex, por su parte, separa también los almacenes online de las plataformas logísticas tradicionales; así, cuenta con 19 stocks rooms, dos de ellos ubicados en España.

En estos movimientos, la consultora destaca la venta de la plataforma logística de Mango en Barcelona, valorada en 150 millones de euros, la mayor operación de inversión de un activo logístico en España en los últimos cuatro años.

Según las estimaciones de JLL, la inversión en este segmento cerrará el año en 1.200 millones de euros, algo que achacan a los buenos resultados y al "gran apetito" inversor.

Oficinas aguanta y 'retail' avanza

A pesar de que es el segmento de logística el que ha destacado durante este trimestre, también se comportan bien las inversiones en oficinas y retail

En este sentido, el volumen de inversión en el sector oficinas entre julio y septiembre ha sido de 645 millones de euros. Entre las operaciones más destacadas, la consultora señala la compra de Diagonal 662-664 en Barcelona (edificio sede del Grupo Planeta) por parte de Blackstone por un importe de 210 millones de euros a principios de julio.

Según las previsiones de JLL, el sector de oficinas cerrará el 2018 con un volumen de inversión de 2.000 millones de euros, ligeramente por debajo que el año pasado.

Por su parte, la inversión en retail también ha avanzado en el tercer trimestre, con cifras cercanas a los 870 millones de euros.

Las operaciones más destacadas, según JLL, han sido la venta de un portfolio de cuatro centros comerciales por 460 millones de euros por parte de Unibail Rodamco a Castellana Properties y la venta de dos locales de El Corte Inglés – ubicados en Madrid y Bilbao – en régimen de sale & leaseback a Inbest, por un volumen aproximado de 90 millones de euros.

Para final de año, según JLL, el volumen de inversión se podría situar en torno a los 3.500 millones de euros, lo que demostraría el dinamismo y la fortaleza del sector retail en España.

Inversión similar a 2016

Así, el sector de logística, oficinas y retail ha acumulado una inversión total de más de 4.700 millones de euros desde el inicio de 2018, un 19% menos que el mismo periodo del año pasado.

Para Borja Ortega, director de Capital Markets de JLL, el volumen de inversión en inmobiliario terciario para final de año podría llegar a los 6.700 millones de euros, "un volumen muy similar al de 2016".

De cumplirse estas previsiones, la inversión sería un 10% menor que la de 2017. "Fue un año excepcionalmente bueno", valora Ortega, que señala a operaciones como la del portfolio Alexander o la del centro comercial Xanadú.