El Comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici.

El Comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici. REUTERS

Empresas

España pierde un 59% de recaudación de IVA por exenciones y tipos reducidos

Es uno de los países de la UE con una menor brecha debida al fraude en este impuesto.

Bruselas

Noticias relacionadas

España aparece en todos los informes de la Unión Europea como uno de los países miembros que menos recauda en IVA. Y el motivo principal no es el fraude sino la proliferación de exenciones y tipos reducidos. Nuestro país pierde el 59% de los ingresos potenciales por IVA por estas medidas discrecionales. Se trata de la brecha más alta de toda la UE, donde la media es del 45%, según un informe publicado este viernes por la Comisión Europea.

La mayor parte de estas pérdidas (46,7%) se debe a los productos y servicios exentos, algo que se explica por la aplicación de otros impuestos indirectos distintos del IVA en las islas Canarias, Ceuta y Melilla, de acuerdo con el estudio. El promedio comunitario es del 35%. Por la aplicación de tipos reducidos y superreducidos, España deja de percibir el 12,8% de los ingresos potenciales de IVA. La media en la UE es del 10%. En este capítulo, registran peores resultados que España Chipre (27%) o Irlanda, Luxemburgo, Malta y Polonia (más del 15%).

En los últimos años, Bruselas ha recomendado a España subir el IVA hasta el tipo general del 21% en alguno de los productos y servicios a los que ahora se aplica el tipo reducido del 10% o el superreducido del 4% con el fin de aumentar la recaudación y cumplir los objetivos de déficit. Pero el anterior Gobierno de Mariano Rajoy siempre desoyó esta recomendación. Y el actual de Pedro Sánchez ha pactado con Podemos rebajar el IVA a productos de primera necesidad.

Los países de la UE que más se acercan al ideal de Bruselas y tienen una estructura del IVA más plana son Dinamarca (que sólo pierde un 0,93% por tipos reducidos) y Estonia (2,97%).

Ingresos perdidos por fraude y elusión

El informe de Bruselas también calcula el IVA que han dejado de percibir los países miembros debido al fraude y la elusión fiscal, las quiebras de empresas o la mala administración. En el conjunto de la UE, las pérdidas ascendieron a casi 150.000 millones de euros en el año 2016, el 12,3% de la recaudación potencial. La brecha oscila entre el 35,9% de Rumanía y el 0,85% de Luxemburgo.

En esta variable, España obtiene resultados mucho mejores que la media de la UE. Registró unas pérdidas de IVA por fraude de 1.966 millones en 2016, cifra equivalente al 2,71% de la recaudación esperada.

El comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, ha pedido a los Estados miembros que aprueben la reforma del IVA que Bruselas propuso hace un año para acabar con el fraude. "Sigue sin ser aceptable una pérdida para los presupuestos nacionales de 150.000 millones al año, sobre todo cuando 50.000 millones van a parar al bolsillo de delincuentes, timadores y probablemente hasta terroristas", asegura Moscovici.