José María Álvarez Pallete, presidente ejecutivo de Telefónica, durante la Junta de Accionistas 2018.

José María Álvarez Pallete, presidente ejecutivo de Telefónica, durante la Junta de Accionistas 2018. AGENCIAS

Empresas TELECOMUNICACIONES

Pallete advierte del “impacto negativo de la regulación” en la cotización de Telefónica

Noticias relacionadas

José María Álvarez-Pallete ha advertido este viernes del “impacto negativo de la regulación” en el desempeño de la acción de Telefónica, que esta semana sigue rozando mínimos anuales por debajo de los ocho euros. Estas declaraciones del Presidente Ejecutivo de la operadora coinciden con la llegada a Moncloa de Pedro Sánchez y de la nueva distribución de las competencias del sector que ahora dependerán de la Ministra de Economía Nadia Calviño.

En discurso pronunciado durante la Junta General de Accionistas 2018, Pallete ha advertido de que este impacto negativo de la regulación, “sigue drenando crecimiento en un sector que merece respeto. Un sector vital para la digitalización de la economía y el progreso de la sociedad, que realiza enormes inversiones y genera millones de empleos”. La acción de Telefónica cerró el jueves en 7,74 euros y su mínimo anual se produjo el 4 de febrero en 7,47 euros.

El Presidente Ejecutivo indicó además que otros dos factores que han empujado su cotización a la baja han sido la evolución bursátil del sector, que "ha sido el que peor se ha comportado a nivel mundial en los mercados de valores durante los dos últimos años”; y la fluctuación de las divisas de los países en los que operan. En este caso ha sido importante el impacto de sus negocios en Argentina y en Brasil.

La Junta General de Accionistas 2018 de la operadora aprobará un plan de incentivos de hasta 250 millones en acciones para directivos del grupo

Inversiones de 45.000 millones

Pese a estos vaivenes en Bolsa, Pallete ha vuelto a recordar que “más allá de las coyunturas bursátiles, se reconocerá el valor intrínseco de nuestra compañía”. El Presidente de Telefónica confía en que el mercado termine reconociendo el “esfuerzo inversor gigantesco inspirado en una visión anticipada del cambio tecnológico que advertimos antes que el resto del sector”.

En total, 45.000 millones de euros invertidos en cinco años, lo que según el directivo “ya comienza a dar sus frutos”. En 2017 los ingresos de la compañía llegaron a 52.000 millones de euros, y el crecimiento del resultado operativo superó el 7%, al mismo tiempo que el beneficio neto superó los 3.100 millones de euros, un 32% más que en el ejercicio anterior. También se ha logrado reducir la deuda en 4.400 millones de euros.

Pallete también ha destacado que estas cifras comienzan a traducirse en que tienen “más clientes de mayor valor, crece el ingreso medio por cliente y su satisfacción”, los ingresos de servicios crecen más de un 3% en términos orgánicos, apoyados en la transformación “de nuestra función de ingresos”. “Y por primera vez, los ingresos de banda ancha y servicios más allá de la conectividad representan más de la mitad de nuestros ingresos”.

Transformación digital

Frente a esta situación, Pallete ha planteado su hoja de ruta en tres ámbitos principales: transformar aún más su oferta, transformar aún más sus plataformas y transformar su cultura. Respecto del primer punto ha indicado que la casi totalidad de los teléfonos que venderán en los próximos años “van a venir con elementos de inteligencia artificial como realidad virtual y aumentada, detección de objetos, segmentación semántica, interpretación del estado de la persona, de sus movimientos y reconocimiento facial”.

En relación a la transformación de su oferta, recordó que Telefónica está “en la vanguardia del proceso de virtualización de redes y hemos sido primeros en integrar de forma global los distintos elementos de inteligencia artificial en nuestras redes o servicios”. Finalmente, indicó que los “valores éticos de transparencia, de responsabilidad, de respeto, de solidaridad, son valores que nos ilusionan e inspiran para ayudar a todas las personas a extraer el máximo potencial de esta revolución”.

Durante la Junta de Accionistas de Telefónica 2018 se aprobará un plan de incentivos de hasta 250 millones en acciones para 1.050 directivos del grupo. El plan tendrá una duración de cinco años, a aplicar en tres ciclos: el primero, a contar desde el 1 de enero de 2018 (con entrega de las acciones que correspondan en el año 2021), el segundo se iniciará el 1 de enero de 2019 (con entrega de las acciones que correspondan en el año 2022) y el tercero el 1 de enero de 2020 (con entrega de las acciones que correspondan en el año 2023).

Acuerdos de la Junta de Accionistas 2018

Se aprobará un plan de compra incentivada de acciones de Telefónica para los empleados del grupo, que no superará los 30 millones. La junta también refrendará las cuentas y la gestión del ejercicio 2017, así como los últimos nombramientos en el consejo con la ratificación y nombramiento del consejero ejecutivo Ángel Vilá, el consejero dominical Jordi Gual y la consejera independiente María Luisa García.

También se dará luz verde a la reelección del consejero dominical José María Abril y de los independientes Luiz Fernando Furlán y Javier de Paz. Finalmente se confirmará el reparto de un dividendo este año de 0,40 euros, con un primer pago de 0,20 euros el 15 de junio y un segundo de 0,20 euros el 20 de diciembre.