energias-renovables-alternativas

energias-renovables-alternativas

Empresas

España pierde el arbitraje de renovables con Abu Dhabi y deberá pagar 64,5M

Tercer golpe del Ciadi, el órgano de arbitraje internacional del Banco Mundial, contra España por el recorte la retribución a las energías renovables. 

Masdar, filial del holding estatal de Abu Dhabi Mubadala, ha ganado el pleito que abrió al Estado español por el perjuicio causado a raíz del recorte en las subvenciones a las energías renovables aplicados entre 2010 y 2013.

El fondo soberano, dueño también de la petrolera Cepsa, presentó su arbitraje ante el Ciadi en febrero de 2014 afectado por los recortes a la tecnología termosolar. 

Masdar Solar era socio en España de Sener en la firma Torresol, dedicada a la generación de energía termosolar. El grupo contaba con la planta Gemasolar, con una potencia instalada de 19,9 megavatios (MW).

En su reclamación ante el Ciadi, Masdar reclamaba a España más de 250 millones de euros, aunque el tribunal ha fijado la indemnización que deberá pagar el Estado en 64,5 millones, indica El Mundo, y no asumirá las costas del proceso.

Tercer laudo desfavorable en un año

España acumula una treintena de casos en las cortes de arbitraje internacional a causa de los recortes aplicados a la retribución de las renovables después de la reforma eléctrica de 2013. En total, las reclamaciones por parte de inversores extranjeros en tribunales internacionales supera los 7.500 millones.

En el último año, otros dos procesos se han resuelto con sendas condenas en contra de España. El primero, también en el Ciadi, fue la condena a pagar 128 millones más intereses a la británica Eiser Infraestructure.

El segundo, el pasado mes de febrero, España registró otro laudo en contra de la Cámara de Comercio de Estocolmo que le obligaba a pagar 53 millones de euros a la firma NovEnergia. En este laudo, el tribunal consideró que la reforma del sector eléctrico de 2013 fue un "cambio brusco y de sistema" con respecto a las modificaciones anteriores que habían supuesto los recortes aplicados en 2010.