Taxis en Madrid

Taxis en Madrid Efe

Empresas Guerra contra la VTC

El taxi de Madrid reclama precios más flexibles para competir con Uber y Cabify

Piden poder hacer descuentos y que se les incluya en las tarjetas de transporte público. 

Los taxistas quieren jugar de tú a tú el partido contra Uber y Cabify en Madrid. Un encuentro que quieren disputar aprovechando al máximo su situación de servicio público, y jugando con el elemento esencial con el que las plataformas de VTC ganan al usuario: con las tarifas.

Para lograrlo, la Federación Española del Taxi, Fedetaxi, propone a la Comunidad de Madrid y al Ayuntamiento les ayuden “a evitar su desaparición” mediante la “mejora de la experiencia del usuario”.

El primer punto sería conseguir una reforma de las tarifas. La Federación propone “flexibilidad” en ellas. La idea es conseguir distintos precios en función del horario. De este modo, habría un precio en las horas punta, otro en las valle. Pero la gran novedad radica en que se les permita efectuar “descuentos temporales” sobre los precios oficiales.

Así figura en un escrito que han remitido a la Dirección General de Transportes de la Comunidad de Madrid, y al que ha tenido acceso EL ESPAÑOL. Un documento que el próximo viernes recibirá también el consistorio de Manuela Carmena. En él figura también la proposición de que se tome al servicio del Taxi como figura esencial en la nueva movilidad.

Tarjetas prepago

La idea es la de incorporar el servicio dentro de la oferta de transporte público de la Comunidad. Por ejemplo, explican, incorporándolo a las tarjetas de transporte del Consorcio Regional. De este modo, señalan, se podrían utilizar los títulos como tarjetas de monedero que permitan abonar las carreras; o, incluso, que el propio abono transportes permita prepagar un determinado número de carreras.

De hecho, ya se aplica ese sistema para el pago de bicicletas públicas de Madrid (BiciMad). De lo que se trata, aseguran, es de aplicar el criterio de movilidad como servicio.

Pero el cambio tarifario que promueven los taxis en Madrid no queda aquí. Solicitan también acabar con la distribución de zonas, que fija una bajada de bandera distinta y un coste por kilómetro distinto; y reclaman también que se fije una tarifa de precio único en más trayectos. Actualmente esto se produce en casos muy concretos como -por ejemplo- carreras desde el aeropuerto al centro de Madrid.

Todo ello acompañado de un completo paquete de ayudas que permita a los taxis adaptarse a los nuevos tiempos. Proponen que se proporcionen mecanismos que faciliten la financiación para adaptar los coches a energías menos contaminantes y un mayor apoyo económico a los taxis.

Más sanciones

Una posición que, por el momento, no se había mostrado públicamente en el conflicto que mantiene el taxi con las VTC. Ahora bien, desde Fedetaxi reclaman también a la Comunidad que aplique mano dura contra ese sector. En especial, dice el documento, porque la política del gobierno ha sido “insuficiente” para mantener el equilibrio entre ambos servicios.

Toda una alusión a las últimas sentencias del Tribunal Supremo que otorga 80 licencias VTC en la región; y que pueden ser miles a nivel nacional en los próximos meses. Todas ellas otorgadas en 2013, pero paralizadas por cambios normativos; algo que incrementará la competencia entre el taxi y Uber y Cabify.

Es por ello que desde Fedetaxi explican a la Comunidad de Madrid que es necesario “actuar sin demora” para promover un mayor control “del mantenimiento de las condiciones de otorgamiento de las VTC”. Es decir, controlar que se cumplen los requisitos para evitar la especulación.

Pero no sólo eso, solicitan “un compromiso presupuestario real” para inspeccionar a los conductores de VTC y evitar así el intrusismo y la competencia desleal.

Congelación de tarifas

Todo un cambio de estrategia en el sector, que llega cuando las distintas asociaciones que representan al Taxi difieren en la manera de afrontar la competencia de las VTC. Máxime en Madrid, donde hay concedidas 2.500 licencias que operan bajo Uber y Cabify, y que están poniendo en serios aprietos a más de 15.000 taxistas.

Taxistas que, por cierto, verán cómo el año que viene sus tarifas podrían quedar congeladas. Según ha podido conocer EL ESPAÑOL la Comisión de Precios del Consejo de Consumo de la Comunidad de Madrid se muestra partidaria de rechazar la propuesta del Ayuntamiento de Madrid para el sector.

En ella se plantea un incremento de precios, y elimina el suplemento en los trayectos con origen o destino en las grandes estaciones de tren y autobús. Se sustituiría por una nueva tarifa exclusiva para estos viajes, que pasaría a costar 7,5 euros como mínimo. Un precio que incluye la bajada de bandera, el antiguo suplemento de 3 euros y el coste de 1,68 kilómetros. A partir de aquí, se aplicaría el coste normal.

Sin embargo, desde la Comunidad no son partidarios de incrementar en este momento las tarifas y, por tanto, todo apunta a que no habrá cambios respecto a los números del año pasado.