La start-up de lencería Black Limba ha levantado medio millón de euros.

La start-up de lencería Black Limba ha levantado medio millón de euros.

Empresas

La start-up de lencería Black Limba utiliza su última ronda para abrir en México

Será la punta de lanza en su desembarco en América Latina, al que seguirán acuerdos de distribución en Europa.

La start-up de lencería femenina Black Limba acaba de desembarcar en México, que para ellos será la punta de lanza de su entrada en EEUU después de haber conseguido cerrar una ronda de financiación de casi 600.000 dólares.

La compañía, bajo la razón social Idylebrand, también prevé entrar en Colombia, Chile y Perú y utilizará lo recaudado para elevar su inversión publicitaria, crear nuevos productos y aumentar su plantilla.

Con apenas un año de vida -se constituyó en marzo de 2016- y una docena de empleados, la compañía tiene presencia en 21 puntos de venta, con ocho establecimientos de El Corte Inglés. Tiene el objetivo de facturar 1,5 millones de euros en 2018.

Bralettes

Francisco Javier Garay, Álvaro Banús y José Tomás Merino han captado con Black Limba, especializada en bralettes, la atención de inversores privados españoles e internacionales, encabezados por el grupo Ontwice, agencia digital especializada en comercio electrónico.

Los cofundadores de Black Limba

Los cofundadores de Black Limba

Tras llegar a América, el objetivo es llegar a acuerdos para entrar en mercados europeos como Alemania, Francia, Portugal e Italia, para llegar después a Polonia, Reino Unido y Grecia. Mantienen además conversaciones con distribuidores de Emiratos Árabes.