Las hermanas Godia mueven las acciones de Abertis en plena guerra de OPAs.

Las hermanas Godia mueven las acciones de Abertis en plena guerra de OPAs. CG

Empresas Múltiples frentes en la guerra de OPAs

Lucha de los bancos afines a Atlantia y ACS por las acciones de Godia en Abertis

Las ventas de la familia catalana reducen un 0,27% el capital de La Caixa en la concesionaria.

En plena guerra de OPAs, los movimientos accionariales en Abertis prácticamente se suceden cada día. Unos accionistas venden para obtener grandes plusvalías tras el subidón de los títulos, y otros -los bancos que respaldan a Atlantia y Hochtief (ACS)- se afanan en comprar estas acciones de cara a conseguir la mejor posición posible para las dos empresas que se disputan quedarse con la concesionaria presidida por Salvador Alemany.

Y los cambios ya han tocado a la Fundación La Caixa, principal accionista de Abertis y cuya postura será clave para determinar quién se lleva finalmente el gato al agua. La fundación presidida por Isidro Fainé ha visto cómo su participación se ha diluido ligeramente  en las últimas semanas tras las ventas llevadas a cabo por Carmen Godia, una de las dos hermanas, junto a Liliana, que heredaron estos títulos de su padre, Francisco Godia, en Abertis a través de Inversiones Autopistas.

En principio, Carmen, la mayor de las Godia, se había limitado a desprenderse de los títulos que atesora en la concesionaria a través de su patrimonial G3T, pero ha ido más allá vendiendo parte de las acciones que forman parte del pacto sindicado que mantienen las hermanas y Fundación La Caixa sobre las acciones de Inversiones Autopistas en Abertis.

La Fundación resta importancia 

Desde la Fundación restan importancia, por su escasa relevancia, a estos cambios en plena batalla por el futuro control de Abertis entre Atlantia y Hochtief, la filial alemana de ACS, el grupo presidido por Florentino Pérez. “Se trata solo de un 0,3% menos el que tiene ahora la Fundación en Abertis, y no creemos que se produzcan nuevas ventas”, señalan a EL ESPAÑOL fuentes próximas a la Fundación.

No obstante, las mismas fuentes no las tienen todas consigo, y dejan caer que, a la vista de la subida de las acciones de Abertis, no es descartable que las hermanas Godia -Carmen, en concreto- vuelvan a realizar nuevas desinversiones que provoquen una nueva dilución de la Fundación en las próximas semanas. Antes de que, en enero o febrero, tras el visto bueno de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) a la oferta de Hochtief, se desencadene el proceso final para ver quién se queda con Abertis.

Los acuerdos Caixa-Godia se mantienen

En ambos casos, la venta de acciones de Carmen Godia -tanto las que atesora a través de G3T como las que cuenta por medio de Inversiones Autopistas- ha alterado los pactos sindicados existentes entre La Caixa y la familia Godia por esta participación. “No se puede hablar de ruptura de estos acuerdos. Se mantienen como hasta ahora. Lo único que ha habido es una pequeña venta. Nada más”, comentan desde la institución presidida por Fainé.

En los pactos por separado firmados hace casi un año por Criteria con BCN Godia -la patrimonial de Liliana- y con G3T, la de Carmen Godia, se deja claro que “el pacto parasocial se limita a la sindicación de voto en Abertis. En ningún caso comporta limitación de ningún tipo a la transmisibilidad de acciones”.

Tres millones de acciones vendidas por 55 millones 

¿Qué ha vendido Carmen Godia en Abertis? Exactamente, en 33 operaciones realizadas entre el 23 y el 30 de octubre, de desprendía de 297.500 acciones de la concesionaria en manos de G3T, por un importe bruto de 5,61 millones de euros.

No ha quedado aquí la cosa. Otro movimiento de mayor enjundia ha sido la venta de 2,7 millones de acciones (el 0,27% de Abertis) que Inversiones Autopistas realizaba el 26 de octubre, por 50 millones de euros.

Como el capital de esta sociedad, presidida por Xavier Moragas, se lo reparten Criteria Caixa, con el 54,5%, BCN Godia -la patrimonial de Liliana Godia-, con el 17,12%, y G3T -la sociedad controlada por Carmen Godia-, con el 26,41%, y, desde la Fundación La Caixa descartan haber sido ellos los vendedores de estos títulos, ha tenido que ser una de las dos hermanas la que lo ha hecho. Y todo apunta en la dirección de Carmen Godia.

A partir de aquí, la gran incógnita es saber quién ha comprado estos casi 3 millones de acciones de la familia Godia en Abertis -equivalentes al 0,3% de su capital-, y los millones de títulos que otros accionistas, como los fondos TCI o Capital Group, han optado por vender con plusvalías.

Los bancos financiadores de las ofertas buscan la comisión   

A la vista de las notificaciones realizadas a la CNMV, está claro que son los bancos que financian las ofertas, tanto de Atlantia como de Hochtief, los protagonistas de estas adquisiciones.

Crédit Suisse, que no había aparecido hasta ahora como accionista significativo de Abertis, irrumpía hace un mes para asumir que tenía el 0,15% de la concesionaria de manera directa y otro 1,35% a través de derivados financieros (equity swap), que le permitirían controlar un paquete de 15 millones de acciones, el 1,51%. El banco helvético es uno de los principales financiadores de Atlantia y, junto a Mediobanca y el Banco Santander, también asesora a la entidad transalpina en manos de la familia Benetton.

En esta guerra soterrada, en la que los bancos de inversión se juegan grandes comisiones en función de quién sea el vencedor de esta 'guerra de OPAs', también afloraba Barclays en el capital de Abertis. Otro apoyo de Atlantia que el 11 de octubre acreditaba el 1,38% de la concesionaria y que, dos semanas después, tras presentar Hochtief su oferta, reducía esa posición hasta el 0,93%.

En el lado contrario, la filial alemana de ACS- ha logrado que la francesa Société Générale cambiara de bando, al convertirse en director financiador del crédito a la filial de ACS, en lugar de la posición minoritaria que tiene en el sindicado que financiaba la oferta de Atlantia. Suma un 2,19%, desglosado en el 0,232% directo y en el 1,959% de derivados a ejecutar en función de cómo se desarrollen los acontecimientos. Lazard, la otra baza segura de Hochtief, también mantiene un 3,1% de Abertis.

Fondos 'outsiders' acreditan más del 9% de Abertis 

A partir de aquí, en el actual capital de la concesionaria figuran otros cuatro outsiders. Inversores institucionales, que cuentan con un 9,16% del capital de Abertis, y que no se han pronunciado sobre por quién se decantarían finalmente.

Accionistas antiguos, como el gigante BlackRock, que suma el 3,7% de Abertis, o Capital Group que, tras vender más de un 10%, ha optado por mantener un 2,85%. Y otros fondos oportunistas, como Elliott Capital y Burlington Load, que, a través de instrumentos financieros, suman el 1,47% y el 1,14%, respectivamente.