De izquierda a derecha, el secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar; el presidente de la Asociación Valenciana de Empresarios, Vicente Boluda; el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna; el presidente de Mercadona, Juan Roig, y el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri.

De izquierda a derecha, el secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar; el presidente de la Asociación Valenciana de Empresarios, Vicente Boluda; el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna; el presidente de Mercadona, Juan Roig, y el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri. Jorge Barreno

Empresas Infraestructuras

El Corredor Mediterráneo, la gran obra para volver a vertebrar España

Juan Roig, presidente de Mercadona, reclama una infraestructura "circular" además de "radial" para un "gran país".

En un momento convulso para el futuro de España, en plena ofensiva secesionista en Cataluña, con el referéndum ilegal del 1-O recién celebrado y a la espera de una previsible declaración unilateral de independencia, la gran empresa española se ha reunido en Madrid para impulsar el megaproyecto del Corredor Mediterráneo, la obra ferroviaria de 1.300 kilómetros de longitud para revertebrar España entre sí y con el resto del continente europeo.

El evento, que ha contado con el apoyo de más de 1.500 empresarios, ha puesto el broche de oro a los distintos encuentros, que bajo el hilo conductor #QuieroCorredor, se han celebrado, en los últimos meses, en La Encina -la pedanía limítrofe con las provincias de Alicante, Valencia y Albacete, convertida en el epicentro de la reivindicación del Corredor Mediterráneo-, Tarragona, Murcia y Almería.

Eventos en los que representantes de distintos ámbitos -desde la cultura, el deporte, la empresa o los sindicatos- han participado y mostrado su apoyo para lograr que la doble plataforma de ancho internacional desde Algeciras hasta la frontera francesa sea realidad. 

En el acto, junto al ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, destacaba la presencia del presidente de Mercadona, Juan Roig -uno de los principales impulsores para la ejecución de esta infraestructura-, del presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri o de la consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa.

Preocupación de Juan Roig por el problema catalán

Antes del inicio del acto, Juan Roig mostraba su preocupación por lo que está pasando en Cataluña. "Un gravísimo problema que hay que reconocer", señalaba apesadumbrado, para referirse después a la importancia del Corredor del Mediterráneo, en el sentido de que "lo mejor para España es que, además de una España radial, haya una circular".

El Corredor Mediterráneo

Las comunidades autónomas que reclaman el Corredor Mediterráneo (Andalucía, Murcia, Valencia y Cataluña) aportan el 50% de la población española, el 45% del PIB, el 47% del tejido productivo, el 46% del empleo, el 51% de la exportación de bienes, el 63% del tráfico de mercancías portuarias y se colocarían en el séptimo puesto de importancia por PIB de la Unión Europea. Datos que llevaban a Vicente Boluda, presidente de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), a apuntar "la necesidad de que la sociedad civil esté implicada en el desarrollo de su país".

Juan Roig, durante el acto en defensa del Corredor Mediterráneo.

Juan Roig, durante el acto en defensa del Corredor Mediterráneo. Jorge Barreno

Superar el déficit ferroviario español

En los debates del evento, la mayoría de los ponentes puso de manifiesto el déficit ferroviario de España respecto al resto de países europeos, y que el Corredor Mediterráneo vendría a recortar. También hubo coincidencia en señalar, como apuntaba Juan Pablo Lázaro, presidente de la patronal madrileña CEIM, que esta infraestructura debe ser unificadora. "Es un proyecto bueno para toda España, no solo para el Mediterráneo", resaltaba.

Juan José Bruguera, presidente del Círculo de Economía de Barcelona y de la socimi Colonial, recordaba cómo hace 25 años se organizaron los Juegos Olímpicos de Barcelona, que salieron "de manera espléndida" gracias al aporte de muchos españoles, y expresó su voluntad de que el Corredor Mediterráneo tenga un apoyo vertebrador similar.

Compromiso del Gobierno con el Corredor

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, reiteraba el pleno compromiso para que el Corredor Mediterráneo salga adelante. "Es la infraestructura más importante que servirá de motor de nuestra economía durante las próximas décadas, de cara a aumentar nuestra competitividad", afirmó. 

¿Qué es el Corredor Mediterráneo? Ni más ni menos que un eje de comunicación transeuropeo que, a través de una doble red de ferrocarril de mercancías y pasajeros con ancho internacional, completamente electrificada y operada en ERTMS (European Rail Traffic Management System), ha de vertebrar todo el arco mediterráneo, desde Algeciras hasta la frontera francesa en Portbou, pasando por Madrid y Zaragoza, con el objetivo de conectar a más de 20 millones de personas.

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, en defensa del Corredor Mediterráneo.

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, en defensa del Corredor Mediterráneo. Jorge Barreno

Red transeuropea de 3.500 kilómetros

La red transeuropea a la que se unirá el Corredor Mediterráneo unirá Europa de norte a sur. 3.500 kilómetros que concentrarán el 54% de los habitantes y el 66% del Producto Interior Bruto de la Unión Europea, impulsando la competitividad de nuestro continente.

El Corredor del Mediterráneo reducirá los tiempos de viaje entre ciudades tan importantes como Barcelona, Valencia, Alicante, Murcia, Almería, Málaga o Algeciras a casi la mitad e incluso más en algunos tramos.

Reducción de los trayectos entre Barcelona, Valencia y Alicante

Las 3,45 horas que ahora se tarda entre Barcelona y Valencia se reducirán a algo menos de dos horas y media, las más de 5 horas entre Barcelona y Alicante se quedarán en 3, y la hora y media que ahora requiere el viaje entre Valencia y Alicante se acortará a 55 minutos.

Para que el Corredor Mediterráneo funcione a pleno rendimiento, unificado con los estándares de explotación ferroviaria en toda Europa, se requiere disponer de la doble plataforma mercancías-viajeros con ancho internacional desde Algeciras a Perpiñán para 2025, además de triplicar la red actual de alta velocidad y ampliar los 350-500 metros de longitud que ahora tienen los tres de mercancías hasta los 750 metros que ha marcado la Comisión Europea para hacerlos realmente eficientes.

Además de reducir los tiempos de viaje y aumentar la frecuencia entre las principales ciudades europeas unidas por el Corredor, la 'megainfraestructura' ferroviaria permitirá la conexión rápida entre profesionales de los principales núcleos urbanos de la costa mediterránea, aumentar el impacto positivo sobre el sector turístico del Arco Mediterráneo, aumentar las exportaciones españolas y atraer nuevas inversiones al mejorar la conectividad con el centro y norte de Europa.

Tráfico de mercancías 

Asimismo, la conectividad en ancho europeo para el tráfico de mercancías con Europa constituye una gran oportunidad para desviar por el Corredor Mediterráneo una parte del tráfico de mercancías intercontinental que circula entre Asia y el centro y norte de Europa, como acceso sur de la UE a través de los puertos del Mediterráneo.

En el plazo de una década, la evolución del tráfico de la cuota del Mediterráneo en el total del combinado Mar del Norte-Mediterráneo pasará del actual 27% actual al futuro 40%.

Canal de promoción del Corredor

Desde que el 7 de noviembre de 2016 se lanzara el canal www.elcorredormediterraneo.com, han sido más de 30.000 los firmantes que han apoyado el proyecto a través de #QuieroCorredor.

El canal ha recibido 100.000 visitas y ha publicado 48 vídeos, visualizados en 290.000 ocasiones. En estos 11 meses se han producido 100.000 interacciones y 3,9 millones de personas han sido alcanzadas a través de las redes sociales.