José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica.

José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica.

Empresas Empresas tecnológicas

Telefónica y sus 'startups': todas las cifras de las compras de su filial digital

EyeOS, Monitise o Yaap han sido algunas aventuras frustradas, tras acumular millones en pérdidas. La consultora Synergic Partners es la gran excepción.

Noticias relacionadas

Es la gran compañía española que más ha salido al mercado para comprar ‘startups’ tecnológicas. Telefónica se erige como uno de los integrantes del Ibex 35 que más apuesta por sacar la chequera. Pero, ¿cómo han saldado todas sus apuestas? Ahora su filial digital, de la que dependen algunas de esas adquisiciones, acaba de presentar cuentas.

La mayoría de estas operaciones han implicado millones en recortes de valoración años después y pérdidas en las cuentas de resultados. EyeOS, Monitise o Yaap han sido algunas de estas aventuras frustradas, mientras que la consultora Synergic Partners es la gran excepción.

Monitise: casi 15 millones ‘perdidos’

Una de las apuestas de la filial digital de Telefónica fue Monitise. En noviembre de 2014 entró en el accionariado de la compañía británica de pagos móviles, como paso previo a su proyecto Yaap. Pagó 13 millones de libras (16,3 millones de euros al cambio) por el 2% de la compañía cotizada. A cierre del ejercicio 2015, el valor se redujo en 14,6 millones de euros por la caída en bolsa.

Es decir, en un año lo que valía 16,3 millones de euros pasó a valer 1,7 millones. A cierre de 2016, según las cuentas recién presentadas en el Registro Mercantil por la filial Telefónica Digital España SL, recortó otros 300.000 euros más esa participación. Está categorizado como activo financiero disponible para la venta.

La ‘startup’ de García-Milá sigue siendo un agujero

Otra de las aventuras de Telefónica tiene a la otrora figura del emprendimiento español, Pau García-Milá. Su startup, EyeOS, fue comprada en el año 2014. ¿Cuánto pagó? En las cuentas de 2015 lo dejan claro: 17.500 euros por las acciones, con una ampliación de capital de 2,9 millones de euros para hacer frente al agujero que tenía en aquel entonces.

Durante los años, la ‘startup’, creadora de un escritorio de ordenador en la nube, se ha marchitado reduciendo al mínimo sus ingresos e incrementando las pérdidas. Y eso le ha ido costando dinero a la ‘teleco’: a cierre de 2015 hizo una ampliación de capital de 2,6 millones de euros, mientras que un año después, a cierre del ejercicio 2016, se reservaron 2,3 millones de euros para ‘rescatar’ a la compañía. En total, casi 5 millones de euros.

Según se refleja en el Registro Mercantil, este mes de junio se ha producido una ampliación de capital con la que abordar esa situación de causa de disolución. A cierre de 2015, el valor neto de la compañía era de 2,5 millones de euros. ¿Y en 2016? No hay información en la memoria.

¿Qué ha pasado con Saluspot?

En el año 2014 Telefónica también sacó la chequera y pagó, entre la transmisión de las acciones y la ampliación de capital, 6,5 millones de euros por el 49% de la empresa. Dos años después, decidió cambiar de estrategia: desgajar el negocio del comparador de precios de productos sanitarios (Salupro).

Según aparece en las cuentas de Telefónica Digital, en abril se aprobó la escisión en dos compañías: Saluspot Spain SL y Salupro Spain SL. Un mes después vendió la segunda por 1,8 millones de euros, “generando un beneficio de 299.000 euros”. En paralelo, desembolsó 4,5 millones de euros para ampliar capital en la primera. ¿Cuál fue el efecto? Pasó a controla el 65% del 49% inicial.

¿Cómo ha ido el negocio de Saluspot, que hoy sigue controlando Telefónica? Según sus propias cuentas tuvo unas pérdidas de algo más de medio millón de euros, con un valor neto contable de 8,9 millones de euros.

Yaap, los pagos que salieron mal

Junto a otros dos gigantes del Ibex español, Caixabank y Banco Santander, puso en marcha Yaap Digital Service. Se creó en 2014. Un año después, en marzo de 2015, la ‘startup’ llevó a cabo una ampliación de capital de 9 millones de euros, de los que la ‘teleco’ aportó 3 millones de euros (pues controlaba un tercio de las acciones). Ese mismo año, lo cerró con unas pérdidas récord de 12,1 millones de euros, según las cuentas de la filial digital de Telefónica.

En 2016, Telefónica volvió a aportar 2,8 millones de euros. Sin embargo, en diciembre de ese año aprobó, junto con sus dos socios, la liquidación de la compañía. El valor en libros a la fecha del cierre era de 129.000 euros. Es decir, ‘perdió’ 11,6 millones de euros en esta ‘aventura’ de pagos móviles y apoyo al comercio.

Synergic, la única que da beneficios

Una de sus aventuras más rentables ha sido Synergic Partners, la consultora especializada en ‘big data’. Telefónica Digital decidió salir de compras y adquirió el 100% de la sociedad por 9,7 millones de euros en noviembre de 2015 (era un precio que no se desveló en su momento).

Desde ese momento, la empresa no ha necesitado ninguna inyección de capital. A cierre de 2016, según las cuentas de su propietaria, ha logrado unos beneficios de 1,3 millones de euros. La valoración de la sociedad se ha mantenido inalterable.

Las cifras de toda la filial

Esta semana también se ha presentado en el Registro Mercantil las cuentas de esta única filial digital correspondientes al ejercicio 2016. ¿El resultado? Unos ingresos de 46,6 millones de euros (frente a los 43,9 millones del año anterior) y unas nuevas pérdidas de 139.000 euros.

A cierre del ejercicio, la empresa se encontraba en causa de disolución, al contar con un fondo de maniobra negativo, un patrimonio neto negativo y números rojos en la cuenta de resultados. Así lo alertaba en su informe la auditora EY, aunque en febrero se aprobó una ampliación de capital con la que salvó esta situación.

La división cerró el ejercicio con una plantilla de 481 trabajadores, lo que supone un incremento de más de un 22% respecto a los 372 del año anterior.

¿Cómo funciona su negocio? Desde el año 2014, el grupo otorga una licencia de comercialización de productos y servicios digitales desarrollados o adquiridos por él. La 'teleco' aplica un 'royalty', según refleja en su memoria, donde destaca los servicios de la nube, seguridad, financieros, publicidad y datos como los principales. Es decir, sus clientes son filiales de la operadora como Telefónica España, Telefónica Brasil o Telefónica Empresas Chile.