Con la colaboración de:

Economía HIPOTECAS

¿Sabes cómo conseguir la mejor hipoteca?

La figura del intermediario de crédito te permitirá comparar toda la oferta hipotecaria hasta encontrar el mejor acuerdo para ti.

Durante la crisis, el número de préstamos hipotecarios y su cuantía sucumbieron drásticamente. Pero en la actualidad, aunque la recuperación del mercado está siendo lenta, existe una tendencia al alza en la concesión de hipotecas, cuyo importe medio es de 124.655€, con un tipo de interés del 2,59%. En lo que llevamos de año, se han firmado un 12% más de nuevas hipotecas que en el mismo periodo del año anterior.

La creciente demanda de vivienda, sobre todo en las grandes capitales y las zonas de costa, está haciendo que los precios se recuperen y que los consumidores vuelvan a interesarse por el mercado inmobiliario. Sin embargo, un préstamo hipotecario es un compromiso que acompañará al cliente durante años, por lo que antes de tomar una decisión definitiva y embarcarse en un acuerdo a largo plazo, es vital conocer cómo funcionan las hipotecas. 

Se trata de un producto complejo, así que para conseguir la mejor oferta es necesario comprender, en primer lugar, los factores que intervienen en las condiciones e importe final de la hipoteca. Por otro lado, conocer las obligaciones de la nueva Ley Hipotecaria, que entró en vigor el pasado mes de junio y, por último, las ventajas de realizar la búsqueda de la hipoteca a través de un intermediario de crédito

¿Qué debes tener en cuenta a la hora de contratar una hipoteca?

“La hipoteca es un producto suficientemente importante a nivel de compromiso financiero para que se le dedique tiempo a entenderlo bien”, asegura Juan Villén, responsable de Idealista Hipotecas. Por ello, antes de hacer efectivo cualquier compromiso, el cliente debería conocer previamente algunas de las variables que más influyen en la oferta

  • El tipo de interés, ¿fijo, variable o mixto? Puede suponer un coste bastante relevante que añadir a la mensualidad, pero Villén insiste en que lo que se debe tener en cuenta a la hora de elegir un tipo de interés es la situación económica del futuro: “Hay que tener en cuenta el plan de vida para los próximos años y cómo la renta disponible puede cambiar”. 
  • Conceptos de comisión: Apertura, cancelación anticipada, amortización parcial y total, comisiones por desistimiento… Es muy importante saber el importe de este tipo de cláusulas y las condiciones en las que se aplicarían. 
  • Conoce el porcentaje del valor de la vivienda que puede darte el banco: Debes averiguar cuál es el importe máximo que podrías pedirle a la entidad, aunque los expertos señalan que esta cantidad no debería superar el 80% del valor total de la vivienda

Los últimos cambios en la Ley Hipotecaria 

La nueva Ley Hipotecaria entró en vigor el 17 de junio de este año con importantes modificaciones bajo el brazo, como la eliminación de costes para el cliente y el endurecimiento de los requisitos para solicitar una hipoteca. Sin embargo, para Villén, el cambio más importante reside en el espíritu de la ley: “Nace de la necesidad de dar a los consumidores transparencia y tranquilidad para que sepa lo que está contratando”. Estos son algunos de los cambios más relevantes de la nueva Ley Hipotecaria: 

  • La entidad bancaria asumirá los gastos de notaría, gestoría, registro de la propiedad y el impuesto de Actos Jurídicos Documentados, mientras que el cliente continuará abonando los gastos de tasación de la casa. Por otro lado, se limitarán las comisiones de apertura (tendrá que abonarse en un solo pago y comprender cualquier gasto de tramitación, estudio o concesión) y las cláusulas de amortización parcial y total.
  • Se elimina por completo la cláusula suelo, que establecía un tipo de interés mínimo a pagar en las hipotecas de tipo variable, de forma que los clientes no siempre podían beneficiarse de las caídas de precio del euríbor. 
  • El proceso de embargo se amplía hasta los 12 recibos sin pagar (antes podía iniciarse a partir del tercer recibo) o al 3% del total de la hipoteca. 
  • Se prohíben los productos bancarios vinculados, es decir, el cliente no estará obligado a contratar con la entidad otros servicios como el seguro de hogar o un plan de pensiones como condición para obtener la hipoteca. Sin embargo, sí que que se le permite al banco ofrecer bonificaciones por la contratación de alguno de estos productos. 
  • Se establece un período de 10 días (antes era solo de 3) para que el cliente pueda reflexionar sobre si desea firmar las condiciones de la hipoteca que se le ha ofrecido.

Los nuevos modelos de captación de hipotecas

Hasta ahora, la gente acostumbraba a ir directamente a la sucursal del banco a conseguir su préstamo hipotecario pero, en la era de internet, la búsqueda se está trasladando a los intermediarios de créditos, lo que permite al cliente explorar simultáneamente ofertas de varias entidades. Una novedad a la que, según Villén, se le augura un buen futuro: “Creemos que la figura del intermediario de crédito va a crecer mucho porque los bancos son ahora más proactivos a captar clientes por canales indirectos”. 

Cada vez más personas recurren a la figura del intermediario de crédito para asegurarse de conseguir la mejor hipoteca. En España, Idealista es uno de los más destacados, pues mantiene acuerdos con 18 bancos, casi la totalidad del mercado. Además, cuentan con un servicio especializado, Idealista Hipotecas, que ofrece diferentes herramientas, totalmente gratuitas, para que los usuarios puedan acceder a las mejores ofertas. 

  • Información de expertos: “Les explicamos y damos información de las diferentes características de los productos hipotecarios y por otro lado les ayudamos con la gestión de la hipoteca con diferentes bancos. Según sus necesidades y su perfil, presentamos una solicitud a varias entidades para que el usuario pueda comparar diferentes ofertas personalizadas”, cuenta Villén. Un valor añadido muy importante es “el poder atenderles también por teléfono, porque es mucho más fácil resolver las dudas directamente con una persona y que puedan preguntar por su caso concreto”. 
  • Simulador de hipotecas: Es un simulador online el que optimizar el proceso de búsqueda y “ver qué cuota quedaría, qué impuestos y gastos tendría que pagar en función del interés, del plazo, etc… Sobre todo es importante para que puedan saber qué se pueden permitir. Es una manera de que la gente ponga los pies en la tierra”, concluye el responsable de Idealista Hipotecas. 
  • Comparador de hipotecas: Permite ver las ofertas de diferentes entidades y “personalizar los resultados según tu perfil concreto, teniendo en cuenta los ingresos, ahorros y el importe de la hipoteca”. 

El servicio de hipotecas de Idealista trata de dirigir a los clientes hacia la entidad que mejor condiciones pueda ofrecerle teniendo en cuenta cada situación personal, ya que no es lo mismo la compra de una primera vivienda que de una segunda residencia para el ocio. Así, la labor del intermediario, concluye Villén, es “ayudar a la gente a contratar la hipoteca que mejor se adecúe a sus necesidades, ahorrándoles tiempo y dinero”.