El pasado martes 7 de enero, un vídeo de contenido sexual del entonces técnico del Málaga CF, Víctor Sánchez del Amo, se hizo viral en las redes sociales provocando un auténtico tsunami en la ciudad de la Costa del Sol. La primera comunicación del entrenador madrileño dejó claro que estaba siendo víctima de una extorsión y que las autoridades estaban al corriente de todo desde el momento en que lo denunció días antes en Oviedo, lugar donde estaba convocado con el equipo para disputar un partido de liga.

Noticias relacionadas

La investigación policial ha provocado, por el momento, la detención de un hombre de 41 años en Puente Genil (Córdoba) y el Cuerpo Nacional de Policía a través del Grupo de Ciberdelincuencia, a petición del Juzgado de Guardia de Málaga y la Fiscalía, investiga los más de 900 retuits que tuvo el vídeo sexual de Víctor Sánchez del Amo, sumando los que tuvo la primera publicación realizada por el detenido y los que tuvo el segundo tuit que viralizó el contenido.

No es la primera vez que un futbolista se ve envuelto en un escándalo sexual, lo que hace particular a la situación de Víctor Sánchez es que pese a haber recibido apoyos de todos lados: su familia, aficionados, jugadores, compañeros e incluso del Presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, el posicionamiento público de su ya exclub ha sido en todo momento frío y marcando distancias con el técnico.

Víctor Sánchez del Amo, en rueda de prensa con el Málaga EFE

Reproches cruzados

La guerra abierta que tenían Víctor y la dirección del Málaga sobre la gestión deportiva del club ha marcado su relación tras la publicación del vídeo. Tres días antes de que viese la luz el vídeo sexual, el entonces técnico del club blanquiazul señaló a Richard Shaheen, director general del club y mano derecha del propietario del club, el jeque qatarí Abdullah Bin Nasser Al Thani.

El entrenador confesó en la rueda de prensa previa al partido en Oviedo que "si ese plan de viabilidad no nos permite reforzarnos en enero sino que incluso lo que tenemos que hacer es vender jugadores que nos van a debilitar pues yo no lo entiendo y no lo comparto. No es ningún ultimátum, es explicar la realidad que tenemos", entre otros ataques y reproches a las últimas decisiones llevadas a cabo por la dirección del club.

El jeque propietario del Málaga fue uno de los primeros en reaccionar públicamente tras la publicación del vídeo, aunque no lo hizo de forma directa ni para apoyar a Víctor. "Todavía esperamos saber ¿quién es la persona que siempre miente? Él no quiere admitir el error. Una sola vez dijo la verdad ¿Tú crees que te ayudará mentir siempre a todo el mundo? Sé fuerte y di haber cometido un error", manifestó a través de su cuenta de Twitter.

La acusación indirecta de Al Thani no pasó desapercibida en el entorno de Sánchez del Amo y la esposa del técnico, May Catalina Trigo, salió en su defensa y mostró apoyo a su marido: "Hay muy poca gente que tenga la personalidad de Víctor y diga las cosas bien claras y con educación. Yo como su mujer no me puedo creer que después de sufrir una extorsión por hacer lo que quiera en su intimidad sin hacer daño a nadie, en vez de acusar a los culpables, se quiere cambiar la visión de los sucedido…".

El cruce de declaraciones ha sido continuo desde el pasado 7 de enero, más aún cuando la dirección del Málaga anunció que apartaba al técnico de sus funciones al frente del primer equipo y, posteriormente, tras una negociación polémica procedía a su cese.

"El martes vía WhatsApp me manda una carta el director general, por el vídeo, por las declaraciones previas al partido de Oviedo. Y me niegan entrar a La Rosaleda y comunicarme con mi propio staff... ni me preguntan cual es mi estado de ánimo, con todo lo que sufría", ha explicado este miércoles el propio Víctor.

"Yo les ofrecí un acuerdo sencillo. Dame la cuenta, como no me queréis, lo arreglamos, hasta el último día trabajado. ¡Y me ofrecen... menos de los trabajado! Es indigno. Es inaceptable. Hasta quisieron controlar mis comunicaciones. Yo les dije que quería seguir", explicaba el técnico madrileño sobre las negociaciones para rescindir su contrato con el Málaga.

En lugar de apoyar a Víctor a superar un momento tan complicado, el club malagueño se ha mostrado también como una víctima y según Richard Shaheen, director general del club: "Estas circunstancias extra deportivas también han dañado la imagen del Málaga" a lo que añadió que "la decisión de suspender a Víctor viene por proteger al club y por otro darle tiempo para gestionar este asunto en todas las esferas, incluida la familiar".

Demasiadas dudas por resolver

Con Víctor Sánchez del Amo fuera del Málaga, el técnico madrileño reconoce que su preocupación ahora es el bienestar de su familia y que continúe la investigación policial. "Mi familia es víctima de esta situación. Pido máximo respeto para mi y para ellos. También para las investigaciones que se están realizando. Es un tema muy grave, no es para que se hable de manera banal. Estos delitos llegan a hacer que la gente se suicide. Es muy serio", aseguró en la rueda de prensa concedida este miércoles en un hotel de la ciudad de la Costa del Sol.

Víctor Sánchez del Amo durante un encuentro del Málaga CF EFE

La investigación tendrá que resolver la amplia lista de incógnitas que rodean al caso y que preceden a la divulgación del vídeo en las redes sociales. Una de las grandes dudas es sobre el smartphone con el que se capturaron las imágenes.

Conocer cual fue el dispositivo, si era de Víctor o si se trataba de un 'teléfono de empresa' propiedad del club, y si este estaba infectado por algún tipo de virus que permitía tomar el control de la cámara, el micrófono u otras funciones o si la secuencia fue una grabación que el propio técnico realizó ayudará a la policía a acotar el abanico de posibles culpables.

Víctor anunció tras salir a la luz el vídeo que denunciaría el caso: "Estoy sufriendo un delito contra mi intimidad. Me están pidiendo dinero, están intentando chantajearme y he decidido denunciar a todo aquel que distribuya el vídeo en redes sociales o a través WhatsApp en privado". Las últimas informaciones explican que los estafadores pidieron 20.000 euros en bitcoins al técnico para que las imágenes no vieran la luz, algo a lo que Sánchez del Amo se negó y que provocó que pusiera la denuncia en Oviedo.

El único detenido, hasta el momento, por la publicación del vídeo asegura que encontró la grabación en un grupo de Telegram y que lo publicó en su cuenta de Twitter pensando que se trataba de un montaje. En declaraciones a Canal Sur, ha pedido perdón a Víctor Sánchez y ha insistido en que no tiene nada que ocultar y que colaborará con la policía.

Conocer si el detenido es o no el verdadero origen de la distribución del vídeo o, como él mismo asegura, la grabación llevaba varias horas circulando por canales privados de aplicaciones de mensajería, como Telegram o WhatsApp, de gente de Málaga es clave para conocer la verdad sobre el caso. Los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado tendrán también que averiguar si la fuente que lo distribuyó fue también el que logró grabar la secuencia o sacar la grabación del teléfono de Víctor Sánchez del Amo.

[Más información: Juanpi, jugador del Málaga, sobre el escándalo sexual de Víctor Sánchez: "No me sorprende"]