Reunión de trabajo de la ACB este martes.

Reunión de trabajo de la ACB este martes. ACB Photo

ACB

Real Madrid, Barça, Baskonia y Unicaja quieren una liga privada de baloncesto ajena a la ACB

Según ha confirmado EL ESPAÑOL, ese es el órdago de los cuatro equipos, que han abandonado una reunión de trabajo interna con el resto de clubes este martes.

Millán Cámara

El lío está servido en el baloncesto español: Real Madrid, FC Barcelona, Baskonia y Unicaja quieren fundar una liga privada, distinta a la Asociación de Clubes de Baloncesto (ACB) a la que llevan perteneciendo desde la temporada 1983-1984. Fuentes internas de uno de los clubes han confirmado a EL ESPAÑOL este movimiento, que pone en jaque a la máxima competición de nuestra canasta de cara a la próxima temporada.

Todo ocurrió este martes en una reunión interna de trabajo entre los clubes que forman parte de la Liga Endesa. Se trató de un encuentro ajeno a las Asambleas que realiza la ACB, que sí suelen anunciarse públicamente: solo los 17 equipos del campeonato sabían de su existencia. Así se lo atestiguó a este periódico el propio organismo rector de la competición, al igual que la marcha, en plena sesión, de los representantes de los cuatro conjuntos mencionados anteriormente.

No así el motivo de que Madrid, Barça, Baskonia y Unicaja decidiesen poner punto y final a su presencia en la reunión antes de tiempo. Horas después, llegó la explicación: "Nos hemos plantado". Los representantes españoles en la Euroliga 2017-2018 quieren separar sus caminos de la ACB, pero su iniciativa está abierta a la inclusión de otros equipos. Serán bienvenidos y, además, se está esperando a que la liga tome una postura en relación a lo ocurrido.

Los principales problemas para que se haya producido este cisma son el gran número de partidos que se disputan al año (están a punto de verse incrementados con la aparición de las ventanas de selecciones: partidos internacionales durante el curso) y la posible desaparición de los playoffs, que, a su vez, dejaría sin ingresos extra a los clubes más pudientes. Como había reticencias para reducir el número de equipos de la ACB a 16 e incluso 14 y un mayor consenso para volver a los 18 más o menos habituales, el plantón ha acabado produciéndose. AS apunta que Barcelona y Baskonia han esgrimido un tono más agresivo que sus otros dos compañeros de órdago.

Así lo puede corroborar EL ESPAÑOL tras las indagaciones realizadas. El panorama no puede ser más difícil de escrudiñar: el control económico que buscan Madrid, Barça, Baskonia y Unicaja frente al reparto que anhela, por ejemplo, Valencia Basket; playoffs o una liga regular en la que se decida todo; más equipos y partidos o menos en ambos casos. Y la posible eliminación del canon para ascender y acceder a la ACB todavía en el alero (todo apunta a que habrá recurso contra la sentencia de anulación de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia).

Las preguntas se acumulan. ¿Podría darse el caso de que el conflicto entre la Euroliga y la FIBA del verano pasado se reproduzca en nuestro baloncesto con la existencia de una liga auspiciada por la ACB y otra únicamente para los equipos de Euroliga y aquellos que decidan unirse a su causa? ¿Podrían Madrid, Barça, Baskonia y Unicaja llegar a disputar únicamente competición europea, dándole a la Euroliga más motivos para erigirse en la auténtica NBA de Europa? ¿Qué pasaría con el resto de componentes de la actual primera división de la canasta española? Por el momento, no hay ninguna respuesta posible a todas estas incógnitas. Pero sí una certeza, volviendo al principio de todo: el lío está servido en el baloncesto español.

La versión de la ACB

Horas después de que saltase la alarma, la liga ha oficializado en una nota de prensa la salida de Madrid, Barça, Baskonia y Unicaja de una reunión "que se ha prolongado durante ocho horas, hasta las 19:00". Los cuatro clubes dejaron la sala "antes de iniciarse el orden del día", en el que se adoptaron por unanimidad cuatro decisiones.

Las dos primeras tienen que ver con el polémico canon: se ratifica el recurso ante la Audiencia Nacional contra la resolución de la CNMC, pidiéndose medidas cautelares para suspenderla, y se reactivan las negociaciones con el Consejo Superior de Deportes (CSD) y la Federación Española de Baloncesto (FEB) para buscar fórmulas de consenso en cuanto a los ascensos y descensos y la configuración de la liga.

Por otro lado, también se ha convocado una Asamblea General Extraordinaria para el martes 23 de mayo y se han asumido varias líneas de trabajo para la misma y fechas venideras: tener un plan definitivo para negociar al respecto de ascensos, descensos y configuración de la liga, mantener un reparto económico solidario entre clubes y profundizar en el debate sobre el sistema de competición.

Imagen de una Asamblea ACB reciente.

Imagen de una Asamblea ACB reciente. ACB Photo