El boicot de los jugadores a la NBA ha llegado a su fin. La competición, después de conversar con las plantillas presentes en Orlando y con el sindicato que les representa, ha acordado impulsar varias campañas de concienciación sobre el voto en las elecciones de Estados Unidos. Así lo ha confirmado la propia competición en un comunicado muy esperado por todos los aficionados.

Noticias relacionadas

El acuerdo marca que este sábado ya se puedan volver a jugar los diferentes encuentros de la competición, así como los partidos de la WNBA. Por tanto, los playoffs de la NBA habrían estado parados dos días y se reanudarán después de ese boicot impulsado por los Bucks el miércoles.

La NBA recalca que han tenido una "apasionada y productiva conversación" tanto con jugadores como con técnicos y responsables de los equipos con el objetivo de "profundizar" sus "esfuerzos colectivos y acciones en apoyo de la justicia social y la igualdad racial".

Medidas sociales

A cambio de volver a jugar se han cerrado diferentes medidas dentro de su campaña. Se va a crear una "coalición de justicia social" con representantes de todos las partes que componen la NBA, desde jugadores hasta entrenadores, para analizar qué acciones se pueden llevar a cabo para lograr su objetivo de lucha contra el racismo.

Una de las medidas será la de convertir todos los pabellones de las franquicias de la NBA en centros de votación en las próximas elecciones. Así se permitirá "una opción segura de votación en persona para las comunidades vulnerables a la Covid-19". Sin embargo, en este acuerdo se va más allá y, además de facilitar el voto, también se impulsarán anuncios de concienciación sobre la importancia de votar. Serán emitidos durante los playoffs y promoverán "una mayor participación cívica".

Donald Trump en una imagen de archivo. Reuters

"Estos compromisos llegan después de meses de estrecha colaboración en torno al diseño de un entorno seguro y sano para reiniciar la temporada de la NBA, proporcionando una plataforma para promover la justicia social y creando una Fundación NBA centrada en el empoderamiento económico de la comunidad negra", han indicado en su comunicado.

"Esperamos la reanudación de los playoffs y seguir trabajando juntos, en Orlando y en todos los mercados de equipos de la NBA, para impulsar un cambio significativo y sostenible", finaliza el comunicado publicado por la competición.

Oposición a Trump

Estas medidas llegan después de que la NBA haya tomado parte importante en la campaña de denuncia sobre el racismo en Estados Unidos. La liga de baloncesto, con una amplia mayoría de jugadores negros, no ha querido quedarse al margen de lo que está sucediendo en el país. Las manifestaciones en contra de las agresiones racistas, la más reciente la de Jakob Blake, se han extendido por todo el país y han encontrado respaldo de la NBA. Y las críticas a Trump también.

Es por ello que Trump, después de ver como el 'Black Lives Matter' o el propio boicot a los playoffs, ha cargado contra la competición definiéndola como "una organización política", aumentando la tensión entre una de las ligas más seguidas del país con el presidente.

[Más información - LeBron James, Lakers y Clippers, al frente del boicot: piden cancelar la NBA]