Telefónica ultima la renovación de la Fórmula 1 y la NBA, según ha podido confirmar Invertia. La operadora de telecomunicaciones esperar cerrar los nuevos contratos en el transcurso de las próximas semanas ya que apura los últimos detalles de los acuerdos con los gestores de los derechos audiovisuales.

Noticias relacionadas

Con estas renovaciones, Telefónica acaba con la incertidumbre de las dos grandes competiciones deportivas que todavía tenía en el aire. Después de la renovación de la Champions League por las próximas tres temporadas, ahora tocaba atar sus dos otras competiciones estrella.

Con la Fórmula 1 y la NBA -en principio también por las próximas tres temporadas- la operadora cierra para Movistar+ su paquete de deportes premium, que además incluye La Liga española, la Champions y la UEFA League.

Estos derechos son claves en la estrategia de la televisión de Telefónica y de la propia compañía en España. Un proyecto que pasa por tener el mejor contenido para sus usuarios y los paquetes convergentes más atractivos para atraer al cliente de alto valor.

Telefónica gana además terreno frente a Dazn, que también pujó por la Formula 1 y que en 2019 se quedó con los derechos de Moto GP, que hasta entonce se emitía en Movisar+.

Alonso y Sanz

Las cifras de la renovación de las dos competiciones se cerrarán sin alzas y en cifras similares a las acordadas hace tres años. Los derechos deportivos no pasan por sus mejores momentos, tras la irrupción de la Covid, una situación que favorece a los broadcasters como Movistar+, que aseguran un contrato de larga duración con una inversión equivalente a la actual.

En el caso de la Fórmula 1, los derechos estaban vigentes hasta el campeonato en curso y renovar para los próximos tres años tiene un gran potencial comercial. El próximo año Carlos Sainz estará en Ferrari y Fernando Alonso volverá al equipo Renault. Del mismo modo, en 2022 se igualarán las prestaciones de los coches, lo que en teoría debería igualar el campeonato.

La renovación de la Fórmula 1 abre paso también a los rumores que hablan de que Telefónica podría ser uno de los patrocinadores de Renault, como Fernando Alonso como principal reclamo. La operadora ya ejerció este rol en 2005 y 2006, cuando el asturiano firmó sus dos títulos mundiales con la marca del rombo.

Con el objetivo de aumentar sus abonados, en 2014 Movistar se lanzaba a por los productos premium comprando al mismo tiempo la F1 y el campeonato de Moto GP, que hasta esa fecha emitían Antena 3 y Telecinco, respectivamente. 

Un movimiento que cambió por completo el mapa de los derechos audiovisuales en España, ya que la mayoría de los grandes eventos deportivos dejaron el abierto para trasladarse al pago.

NBA desde 1995

En cuanto a la NBA, el mejor campeonato de baloncesto del mundo se jugará tres años más en Movisar. Desde 1995 la NBA se ha visto en España a través de Canal+ y posteriormente de Movistar+.

La liga de baloncesto de Estados Unidos se ha convertido en un clásico de las madrugadas de la televisión de pago y una de las señas de identidad del contenido premium de la actual plataforma de Telefónica.

Al igual que con la Fórmula 1, Dazn ha intentado quedarse con los derechos tras arrebatar la Euroliga a Movistar hace un año, aunque en esta oportunidad sin éxito.