La NBA volverá a la acción esta semana. Según ha informado Adrian Wojnarowski, los jugadores de los diferentes equipos que conforman la burbuja de Orlando han decidido que sigan los playoffs y finalizar este parón que comenzó este miércoles con el plantón de los Milwaukee Bucks a los Magic, que continuaron Rockets y Thunder y confirmaron Lakers y Trail Blazers. A pesar de los rumores que apuntaban a que los dos equipos angelinos querían dar por terminada la temporada sin ganador, finalmente seguirá la acción.

Noticias relacionadas

En principio, será este viernes cuando regrese la acción a los playoffs. Los propietarios de los equipos siguen reunidos cerrando la fórmula para recolocar los encuentros que no se jugarán este jueves y los que no se disputaron el miércoles. Además, los jugadores han solicitado al comisionado buscar una nueva manera de reivindicar el movimiento durante lo que resta de temporada.

El plante ya quedará para la historia y el mensaje de los jugadores de la NBA está claro. Su presencia pública va más allá del espectáculo y están dispuestos a hacer cualquier cosa para mostrar su desencanto con la brutalidad policial contra la población negra. El movimiento 'Black Lives Matter' ha entrado en un nuevo punto en el que el activismo no se queda simplemente en hincar la rodilla.

Según las fuentes de la ESPN que han informado de la noticia, los jugadores que querían seguir adelante con la temporada han convencido a los que querían seguir con el plantón con el argumento del sacrificio que han tenido que hacer para llegar a este punto de los playoffs: estar lejos de sus familias y vivir confinados en una burbuja en el estado con más casos de coronavirus. Los más rebeldes entendieron esta cuestión.

El parón

El quinto partido del playoff entre Orlando Magic y Milwaukee Bucks no pudo desarrollarse como estaba previsto después de que esta última franquicia se negara a disputar el encuentro. El boicot, impulsado por la plantilla, fue una respuesta a los últimos acontecimientos racistas vividos en Estados Unidos. Tras esta decisión, el resto de plantillas optaron por seguir el mismo camino.

Durante las últimas horas, y con el movimiento del 'Black Lives Matter' aún revolucionando las calles del país, se ha producido un nuevo tiroteo contra un ciudadano negro. Jakob Blake recibió varios disparos por parte de un policía en Wisconsin. Unos hechos que han indignado a gran parte de la ciudadanía y que han llegado a la burbuja de la NBA.

El encuentro entre ambas franquicias debía disputarse a las 22:00 horas. Sin embargo, durante las horas previas al partido y posteriores a los hechos acaecidos en Wisconsin, el rumor de un posible boicot a la competición se había extendido entre jugadores y medios de comunicación. Lo esperado era que Boston Celtics o Toronto Raptors llevaran a cabo esta respuesta, pues lo habían planteado públicamente. Pero, al final, ha sido la plantilla de los Bucks la que ha decidido no salir del vestuario y plantarse.

[Más información: El deporte estadounidense se une al boicot de la NBA y se planta ante el racismo]