La Ópera de los Ángeles, institución que Plácido Domingo dirigió entre 2003 y octubre pasado, concluyó este pasado martes que las acusaciones de acoso sexual contra el tenor español son creíbles, tras varios meses de investigación interna, según un documento que pone fin a las pesquisas al que ha tenido acceso Efe.

Noticias relacionadas

"Gibson Dunn -el equipo de abogados- consideró que las acusaciones son creíbles, en parte debido a las similitudes en sus procedimientos. El nivel de incomodidad declarado por las mujeres varió, desde algunas mujeres indicando que no se sintieron incómodas hasta otras que describieron un trauma significativo", determinó la institución cultural.

Según el sumario de conclusiones, algunas de las supuestas víctimas declararon que se sintieron "desanimadas a denunciar la mala conducta debido a la importancia y talla del señor Domingo".

"Domingo cooperó con la investigación y se reunió voluntariamente para tener una entrevista con el equipo de Gibson Dunn. Él negó todas las acusaciones de contacto no deseado y sostuvo que todas sus interacciones fueron consensuadas", indicó el equipo independiente contratado por la institución cultural para abordar la investigación.

Los abogados señalan en el documento que constataron que Domingo fue "sincero en sus negaciones" pero también percibieron que algunas de las mismas fueron "menos creíbles o carentes de conciencia".

Aceptó las responsabilidades

Hace dos semanas, después un tiempo de silencio, el tenor aseguró en un comunicado que aceptaba "toda la responsabilidad" de sus acciones, tras "varios meses" de reflexión, y pidió perdón "por el dolor causado" a todas las mujeres que le acusaron.

Desde el pasado verano, varias mujeres que habían trabajado con Domingo comenzaron a publicar en la prensa acusaciones contra el artista, la gran mayoría de acoso sexual, y algunas, como la de la cantante Angela Turner Wilson, de abuso al incluir contacto físico no consentido.

Efe se ha puesto en contacto con el equipo de Domingo para conocer la reacción del artista ante las conclusiones de la investigación llevada a cabo en el núcleo de la institución que él mismo dirigió, pero aún no ha obtenido respuesta.

Para llevar a cabo estas indagación el equipo legal ha enviado cartas a los empleados y extrabajadores de la Ópera de Los Ángeles (LA Opera), contactó con los periodistas que publicaron informaciones y creó una dirección de correo para que cualquiera pudiera contactar o compartir datos vinculados con el caso.

Los abogados entrevistaron a 44 personas, incluyendo acusadores, responsables de dirección y miembros de la junta directiva. Además, recopilaron cerca de 500.000 documentos y "revisaron miles relacionados con las alegaciones".

"Gibson Dunn detectó que los protocolos de comunicación de LA Opera sobre el acoso sexual eran insuficientemente consistentes y, a veces, deficientes -añaden los letrados-. También determinó que el enfoque de LA Opera para abordar el acoso sexual fue en gran medida reactivo hasta 2018, cuando la organización implementó voluntariamente un enfoque más proactivo ante el problema".

Domingo dimitió el pasado 2 de octubre como director general de la Ópera de Los Ángeles tras la polémica generada por las acusaciones contra él.