Pocos ascensos tan fulgurantes se recuerdan en el circuito de la música independiente en España como el de Viva Suecia. La banda de Murcia pasó en unos meses de tocar en la Riviera a ser cabeza de cartel de todos los festivales más potentes del país. Lo hicieron con las mismas canciones, el mismo setlist, y la misma energía arrolladora que ponen en cada uno de sus conciertos.

Noticias relacionadas

No se sabe si fue el boca a boca, las ganas o ese milagro que da título a su nuevo disco, recién publicado, y con el que se confirman como uno de los grupos de rock más interesantes del momento actual. Siguen sin venderse, mantienen su apuesta por el sello independiente Subterfuge, pero ya han pasado de llenar el Ocho y Medio a buscar un recinto grande que acoja la gira con la que van a dar a conocer a todos El Milagro.

Se sienten “abrumados”, y en las primeras horas de publicación de su nuevo trabajo ya eran el segundo álbum más escuchado en iTunes y el primero en eso que la plataforma califica como “música alternativa”. Un éxito que, como bromean, les hace tener “la cuenta ardiendo”, pero “la de las redes sociales, porque las bancarias están a ras del suelo”. Un sentido del humor que les ha hecho también convertirse en un fenómeno viral gracias a su paso por La resistencia y que les hace aguantar las jornadas maratonianas de promoción a las que ahora se enfrentan casi por primera vez.

Parece que con cada disco tenemos la tentación de decir lo de, ‘se han reinventado’, suena ya a tópico pero, ¿no sé si vosotros tenéis la sensación de que lo habéis hecho con El milagro?

Para nosotros era una necesidad, no una obligación por cambiar un poco la historia, sino una necesidad de hacerlo. No hemos hecho nada que no vaya con nosotros, no hemos hecho electrónica, si no que hemos hecho más música, con más instrumentos y con ritmos diferentes. Hemos hecho lo que nos ha dado la gana y nos lo hemos pasado muy bien.

El disco se llama El milagro, ¿cuál es el mayor milagro que le ha ocurrido a Viva Suecia?

Esto, estar aquí hoy, presentar este disco, todo lo que ha pasado alrededor... Que alguien como tú, un periodista, se tome la molestia de escucharlo y hacernos una entrevista, eso es un pequeño milagro.

Somos bastante precavidos, no queremos dar la impresión de que estamos en un sito en el que no estamos, queremos ser pacientes, que los pasos sean acordes a nuestro momento

¿Cuál créeis que fue el punto de inflexión en vuestra carrera?

El primer 'Ocho y medio', muchos festivales… es que está siendo todo tan nuevo, que todo nos sorprende casi semanalmente, puede que nuestro nuevo punto de inflexión sea salir en la tele haciendo un timón holandés -en referencia a su aparición viral en La resistencia-.

¿Os ponéis metas a partir de ahora?

Somos bastante precavidos, no queremos dar la impresión de que estamos en un sito en el que realmente no estamos, queremos ser pacientes, cautelosos y que los pasos sean acordes a nuestro momento.

Hace poco os he oído decir que, ahora, por fin, podíais vivir de la música. ¿Ha habido muchos momentos de querer tirar la toalla, de pensar que no compensaba tanto esfuerzo?

No nos ha dado tiempo a decir que no compensaba, que esto se acabó. Hay bandas que dicen ‘no puedo seguir con esto porque no se puede compaginar’. Nosotros tuvimos que elegir en un punto el camino de la música o el que seguíamos antes, pero no nos ha dado tiempo a tener desencantos con la música. Ninguno de nosotros quería sacrificar esto por tener una vida mas estable y nadie quería que el resto estuvieran fuera, hubo momentos duros, pero que certificaron que queríamos dedicarnos a la música.

Viva Suecia estrena El Milagro. Ene Jean Subterfuge

Vuestro single se llama 'Lo que te mereces', y es un canto a decir esa frase que suena vengativa y que parece que en esta época de buenrollismo ya no se puede decir.

Fíjate que en general nos dicen que tenemos ese punto un poco cortavenas, y no es que las canciones tengan que ser de buen o mal rollo, pero en nuestro caso lo que contamos es lo que le pasa a todo el mundo, y lo relatamos. No queremos ser más tristes o alegres, pero estamos en un momento de nuestra vida muy determinado y nosotros tenemos un micro que hace que lo que decimos llegue a más gente. No creo que AC/DC fuera peor grupo por tener letras más simples, ellos cuentan sus mierdas de otra manera, y esta es nuestra forma de hacer las cosas, que igual el día de mañana hacemos un disco de ‘vamos a Miami a mover las caderas’, aunque lo dudo.

Y el disco acaba con ‘Fóllame’, que está muy bien decir las cosas por su nombre en un momento de eufemismos, no sé si esta canción os hizo pensar en si debíais o no poner este título.

Estaba clarísimo para todos, menos para Rafa. Has dicho la palabra exacta, porque es que estamos acostumbrados a usar eufemismos porque parece que es más inteligente. Nosotros le damos muchas vueltas a los títulos, y con 'Fóllame' tuvimos nuestro debate, pero queríamos huir de esos eufemismos, y es que la canción significa eso.

Sería un error que nos volviéramos tan estúpidos de censurarnos a nosotros mismos

Hace un par de años salió un artículo llamado ‘Machismo gafapasta’ sobre el machismo en el indie, ¿habéis tenido miedo a que os incluyan en un artículo parecido?

No sé, es que la palabra ‘fóllame’ no está asociada a un género, lo decimos todos a todos, y es una palabra muy necesaria. Creo que sería un error que nos volviéramos tan estúpidos de censurarnos a nosotros mismos, o de usar las redes sociales, que deberían ser la máxima expresión de la libertad de expresión, para autocensurarnos.

¿Cómo convivís con ellas, con las redes sociales? Pueden ser un método para daros a conocer, pero en cualquier momento se pueden volver en contra.

No pensamos un solo minuto en esto, no tiene sentido. No me imagino a Bob Dylan pensando en si se van a enfadar porque cantaba “te drogas como una mujer, follas como una mujer pero rompes a llorar como una chica”. O a Los Planetas pensando en el que dirán porque cantaban “Nos hemos metido cuatro millones de rayas”. Si hacemos eso nos cargamos el arte de arriba a abajo.

No me imagino a Bob Dylan pensando en si se van a enfadar porque cantaba “te drogas como una mujer, follas como una mujer pero rompes a llorar como una chica”

En poco tiempo habéis pasado de ser ese grupo que estaba en las letras pequeñitas de los carteles de los festivales a estar en las letras grandes, ¿cómo habéis vivido ese cambio?

Es bonito, y es otra pequeña recompensa, pero al final, te ponen en pequeñito a las siete de la tarde y hay un montón de gente… nosotros siempre recordamo un Granada Sound a las siete, y al final lo que demuestras con la música es algo que no reflejaba aquel cartel, pero esto tiene unos tiempos y nosotros nunca hemos levantado la voz por estar más pequeños o no.

¿Cuántos kilómetros podéis hacer al año con vuestra furgoneta yendo a los festivales?

Uff ¿cuántas revisiones lleva ya? Desde el pasado octubre pasado hemos estado en Colombia, en México, en Londres, nos hemos recorrido España entera… lo vemos cuando se paga la revisión de la furgoneta.

Viva Suecia han pasado de tocar en La Riviera a ser cabeza de cartel de los festivales más importantes. Ene Jean Subterfuge.

Cuando ocurrió el accidente de Supersubmarina se habló mucho de las condiciones de los grupos que de un día a otro tenéis que recorrer grandes distancias, ¿cómo vivisteis ese momento, os ha afectado?

Hizo que nos planteáramos muchas cosas. A nosotros nos pilló en el Sonorama, y teníamos que volver al día siguiente. Creo que todas las bandas nos paramos a reflexionar, a pensar en el ritmo que llevamos en las carreteras, y tomamos mucha conciencia. Nosotros tenemos un equipo de paradas, etcétera. Pero bueno, es que puedes hacerlo bien, y ellos seguramente lo hicieron también, pero un despiste es una desgracia, y estamos muy expuestos con tantos kilómetros.

En este verano que acaba de terminar, se han denunciado mucho las condiciones de trabajadores en festivales, ¿creéis que debéis ser parte de la solución, que tenéis un compromiso más allá de cantar diciendo estas irregularidades?

Nosotros hacemos un poco de labor en ese sentido,pero ya nos cuesta cubrir todo nuestro espectro como para intentar ir un poco más allá. Estamos empujando para que cambien cosas, y por supuesto hay que cumplir con todo. En nuestro caso todo el mundo está dado de alta, todo legal, intentamos que nadie se quede fuera, todos tienen cobertura, y todo nuestro equipo desde el minuto uno está dado de alta. Además hay un seguimiento de todos para que todo esté en regla, desde la furgoneta a los pagos, que exigimos que sea en A, porque somos defensores de pagar impuestos, y esto debe hacerlo cualquier empresa seria, no por ser músicos puedes evadir eso.

Hay compañeros que por tener un mensaje político no pueden actuar, o porque se les acusa de machistas, y al final lo que estamos vetando es la expresión artística, y eso es muy grave

¿Habéis sentido más exigencia hacia vuestro compromiso político, sentís que tenéis la obligación de manifestaros en ese sentido?

No, nosotros no sentimos reparos en mostrar opiniones, pero nuestras opiniones de política, igual que las de sexo y de un millón de temas, pues las damos en círculos que nos interesa darlas y cuando nos interesa. Entiendo que hay temás que son más jugosos, y que a nivel marujeo nos interesarían a todos, pero no nos censuramos ni dejamos de hacerlo por guardar las formas, es que nuestra forma de comunicarnos con nuestro entorno es así.

Pero como sector estáis ahora más amenazados por la censura, mirad lo que ha pasado con Luis Pastor o con Def con Dos, ¿no tenéis miedo a lo que esta ocurriendo?

No sólo es a nivel musical, sino como sociedad. Lo vemos que hay compañeros que por tener un mensaje político no pueden actuar, o porque se les acusa de machistas, y al final lo que estamos vetando es la expresión artística, y eso es muy grave, es la gente la que tiene que elegir si consume un arte. Poner barreras como se están poniendo me parece grave. Nos hubiéramos perdido muchas cosas si esto hubiera pasado hace 20 o 30 años.

¿Y qué pasa en Murcia para que haya tantos grupos allí? Están Neuman, Second, Nunatak, Varry Brava, sois como Granada hace 15 años.

También era Murcia hace 15 años, pero se decía menos. Murcia tiene una tradición musical y artística muy bestia desde los 70 o incluso antes, pero en música, hasta ahora, parecía que no se hablaba de esto, pero es de siempre. Hay un circuito muy bestia de escritores, de artistas, de medios, de promotores que hacen cosas, pero siempre ha sido así. No es sólo sangre nueva.