"Si fuese docente empezaría a contar la historia desde ahora hacia atrás", reflexiona la periodista Nieves Concostrina. Desde hace más de dos décadas ha hecho de la historia un viaje ameno, plagado de buen humor. Se lamenta de que no haya una visión más crítica, que se salga del relato oficial, muchas veces contaminado por lo que el tiempo ha ido añadiendo a las vidas de ilustres personajes. 

Noticias relacionadas

Con La historia en apuros (Montena) se acerca por primera vez a los más pequeños. Concostrina recoge en este libro ilustrado, la historia de mujeres ignoradas como Isabel de Braganza, la fundadora del Prado o Hedy Lamarr, la inventora del wifi; pero también de otras archiconocidas como Marie Curie o Juana I de Castilla a la que despoja del epíteto de 'loca'.

La periodista no duda a la hora de llamar a las cosas por su nombre, y señala el machismo con el que se ninguneó a la química polaca, pero también la homofobia de los Estados Unidos de Harvey Milk. "Los niños ya no son unos 'moñas', se les puede hablar de machismo y homofobia", admite con una sonrisa, y de eso precisamente va La historia en apuros, de acercar a una nueva generación las historias de injusticia y lucha de tiempos pretéritos, con un amargo regusto a presente. 

¿Cómo surge el proyecto de 'La historia en apuros'?

Fue idea de la editorial, a mí nunca se me habría ocurrido hacer un libro para niños. Porque no sé escribir para niños, es algo que nunca he hecho y ahora tampoco lo sé. Mi texto no se aleja de lo que suelo escribir, por eso hay tacos.

¿Entonces no has tenido que adaptar nada a este formato?

Lo único en lo que he tenido cuidado es en ciertos giros de la historia. Pero realmente da igual contárselo a un médico de cincuenta años que a un niño de ocho, estamos muy mal formados en historia. Tienen la misma información sobre Fernando VII, el mastuerzo, los dos: ninguna. 

Es además una historia actualizada. Señalas sin contemplaciones la homofobia o el machismo en episodios históricos que no se suelen enseñar de esta forma. 

Ya se encargan las sectas de que no se enseñe eso en las escuelas. La gran parte del dinero de la educación va a parar a colegios concertados y privados religiosos que enseñan a los niños a obedecer, pero no a pensar.  

Portada de 'La historia en apuros' (Montena). Montena

Gran parte del libro critica a la religión, ¿sigue jugando un papel importante en la educación?

Ellos están cabreados porque ahora el resto también podemos hablar. Yo los llamo La Secta, porque así empezó la iglesia, en el siglo IV, era la secta de los cristianos. Las religiones son un negocio y una trampa. Ellos, muy hábilmente, han dado la vuelta a la tortilla para que la religión sean ellos y la secta el resto. Pero son lo que son, y lo primero que hacen es poner barreras al pensamiento crítico. Si creces dentro de ese pensamiento ya no puedes plantearte nada el resto de tu vida. 

Eres especialista en deshacer mitos de grandes figuras...

Si, pero yo no soy historiadora, soy periodista. Yo solo hablo de historia, me informo y la cuento como me gustaría que me la hubiesen contado. El mito que yo desmonto es porque me lo han desmontado previamente, yo solo me nutro de los que saben. Lo que pasa es que en España se le ha dado mayor difusión al 'historiador facha' que al 'progresista'. Yo no me he enterado de la farsa del Dos de Mayo porque lo haya investigado de primera mano, pero he leído a historiadores que sí que lo han hecho. Después cuando me escucha la gente se sorprende porque es información que no se difunde, nos quedamos en otro relato. 

Parece que todavía permanecen en el lenguaje político don Pelayo o El Cid.

Don Pelayo no existió y El Cid era un mercenario. Triunfa por lo mismo por lo que Carlos Lesmes está en el Supremo y hay médicos que se niegan a hacer abortos. Triunfa porque estamos en mano de las élites y las sectas. 

Hace poco José Ángel Mañas publicaba una novela sobre don Pelayo y hablaba sobre la creación de una leyenda artúrica a la española, un personaje que estuviese a la altura de otros mitos europeos. ¿Qué opinas?

No tengo opinión, Pelayo era un cacique astur y no hubo ningún rey. Igual que la reconquista, es otro invento, no existió. Cuando llegaron los musulmanes no existía el reino de Castilla, ni el de Aragón, ni tan siquiera el Astur que es el más antiguo. ¿Cómo puedes reconquistar algo si nunca lo has tenido? Es una historia que nos explican para que estemos en la inopia, pero es una batalla que tenemos perdida. 

¿Está realmente perdida?

Lo está, pero a mí me da igual. Yo cuento lo que creo que debo decir, pero no estoy en ninguna cruzada personal. El problema lo tenéis los que venís detrás, mi vida está resuelta. Me he pegado por la sanidad pública y puedo permitirme la sanidad privada, me he manifestado por la educación pública y ni siquiera tengo hijos. La gente no está calibrando la que se viene encima, solo hago lo que creo que tengo que hacer.  

¿Crees que hay más oportunismo o más tibieza en el periodismo ahora mismo?

No lo sé. Soy muy crítica con el periodismo ahora mismo, no es el que me enseñaron. Echo en falta los maestros y buenos jefes, que se buscasen fuentes y sobre todo que no existiesen esos titulares locos de clickbait. Los periodistas estaban mejor formados antes, y los que veo ahora creo que son muy cortitos. En las carreras ahora se intenta enseñar a comunicar y se olvidan del verdadero periodismo. 

Cuando he estado con estudiantes en los últimos años no conocían casi nada sobre historia o cultura general. Les hablaba de Adolfo Suárez y su respuesta era: "Es que nosotros no habíamos nacido". Con eso no demuestras ser muy joven, demuestras ser un idiota. Echo de menos una formación más completa, la historia te da la perspectiva para poder comparar nuestro tiempo con otros periodos. 

A lo largo del libro utilizas apodos y motes para distintas figuras históricas, desde científicos hasta reyes. Fernando VII por ejemplo es "el mastuerzo". ¿Con qué apodo crees que se conocerá a Juan Carlos I?

Yo le llamo 'el chori' (ríe). Juan Carlos I está haciendo lo mismo que llevan haciendo durante dos siglos los Borbones. La gente que está cerca de él me cuenta que está completamente desconcertado, no entiende lo que está pasando. En su estructura de pensamiento le es imposible entenderlo porque es lo que ha hecho su padre, su abuelo, su tatarabuela... Sacar el dinero de España, algo que ocurre desde Cristina de Borbón. 

Los libros de historia dicen que Cristina de Borbón se exilió, pero la pusieron de patitas en la calle, España no aguantaba más pillaje por parte de la Casa Real ni más chanchullos. Las fortunas y las herencias los Borbones se han repartido fuera de España. Me sorprende que me pregunten "¿cómo te atreves a decir esto?", como periodista debemos vigilar el poder y contar la verdad.