Hasta 651 monedas del Imperio romano han emergido en la antigua ciudad de Aizanoi, ubicada en la Turquía occidental. Este impresionante hallazgo es resultado de un proyecto de excavación iniciado por un grupo de arqueólogos alemanes que ha sido relevado por técnicos turcos desde el año 2011.

Noticias relacionadas

"Estas 651 monedas de plata, de la era del emperador Augusto, constituyen una colección muy especial y única", ha afirmado a la agencia Anadolu el arqueólogo que ha supervisado las excavaciones, Elif Ozer. El tesoro fue encontrado en una antigua jarra en este asentamiento cuya historia se remonta hasta la Edad de Bronce.

Si bien es cierto que la mayoría de monedas, 439, son denarios de plata corrientes de la época augusta, 212 son monedas de cistóforo de la antigua ciudad griega de Pérgamo. Estas fueron distribuidas por toda Asia Menor tras la conquista romana.

Asimismo, los investigadores han determinado que estos metales se acuñaron en el sur de Italia: "Estas son las monedas de plata más especiales que se han encontrado en los últimos tiempos", ha añadido Ozer.

Las 651 monedas halladas en Aizanoi.

La época a la que pertenecen fue un periodo de transición que comprende desde el final de una República Romana que desencadenó una serie de guerras civiles y enfrentamientos con el Senado hasta la fundación de un imperio liderado por Octavio Augusto.

A esta nueva y próspera era de Roma se le añadirían nuevos territorios bajo su dominio y afianzó el control sobre la actual Turquía. Estas nuevas monedas encontradas en Aizanoi no son sino un tesoro más que sumar a la colección del enclave. La antigua ciudad es principalmente conocida por albergar un Templo de Zeus en buenas condiciones, un inusual complejo de teatro y estadio combinado, y un macellum inscrito con el Edicto de Precio de Diocleciano.

Las 651 monedas ya han sido trasladadas a Ankara y actualmente se exhiben en el Museo de las Civilizaciones de Anatolia.