Los tres principales museos españoles, el Museo Nacional del Prado, el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía y el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza han registrado una caída del 81% de las visitas este verano (junio, julio y agosto) respecto al mismo periodo del año anterior, según las cifras recopiladas por Europa Press de las pinacotecas.

Noticias relacionadas

Así, las tres sedes principales de estos museos han recibido a lo largo de estos meses de verano a un total de 269.563 visitantes, cifra inferior a los 1,4 millones de personas que acudieron el año anterior -lo que supone una caída de 1,1 millones de personas en el periodo estival de 2020-.

Estos registros se producen en el tercer mes de reapertura de puertas tras el confinamiento a causa de la pandemia de coronavirus. Es por ello que la comparativa se establece con seis días menos del mes de junio -la reapertura fue el 6 de junio- y teniendo en cuenta que los tres espacios tienen restricciones en el aforo.

De esta manera, el Prado ha acumulado en estos tres meses de verano 141.508 visitantes (un 82,7% menos que en 2019); la sede principal del Museo Reina Sofía ha acogido a 57.255 visitantes (un 84,7% menos que en 2019); y la sede del Museo Thyssen ha recibido un total de 70.800 visitas (un 69% menos que en 2019).

En cualquier caso, la cifra de visitantes se ha estabilizado en este mes de agosto e incluso hay subidas respecto a los otros dos meses anteriores, como ocurre en el Reina Sofía y en el Museo Thyssen. Por su parte, en el Prado se mantiene "prácticamente en la misma proporción" el porcentaje de visitantes que en el año 2019, según han señalado a Europa Press fuentes del museo.

Así, el Prado ha contado con 49.576 visitantes en agosto, cifra ligeramente inferior al mes anterior -50.574 personas-. La pinacoteca abrió sus puertas con Reencuentro, un recorrido diferente por su colección permanente, y estableció un límite de 1.800 personas al día, un aforo que ha ampliado hasta las 2.500 personas.

Subidas en agosto

Por su parte, el Reina Sofía ha alcanzado en agosto 22.599 visitantes a su sede principal, por encima de los 18.944 del mes anterior. En el caso de este museo, también se han registrado subidas en sus otras dos sedes de acceso gratuito: en el Palacio de Cristal se ha pasado de los 46.049 de julio a los 99.165 visitantes en agosto -aunque hay que tener en cuenta que abrió sus puertas el 15 de julio-; en el Palacio de Velázquez, de 15.030 personas en julio a 25.417 en agosto.

El total global de las tres sedes (principal, Palacio de Velázquez y Palacio de Cristal) ha pasado de las 80.023 visitas en julio, a 147.181 en agosto (un 83% más). El Reina Sofía limitó a 938 el número de personas que podían permanecen a la vez en la sede principal del museo y con las restricciones de aforo solo 30 personas pueden permanecer al mismo tiempo en salas como la que acoge el Guernica, de Picasso.

Por último, el museo Thyssen ha pasado de los 20.765 visitantes en el mes de julio a los 24.956 visitantes del mes de agosto. Este museo ha abierto al público toda la superficie, aunque con restricciones en el aforo, y el pasado lunes anunciaba la reducción temporal del coste de su entrada pasando de 13 a 9 euros.

Más instituciones

En Barcelona, el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC) ha acogido este mes de agosto a 15.800 visitantes cuando el año pasado llegaron a los 85.713. Y en julio fueron 15.212 frente a los 91.895 del año anterior. Los turistas, que suelen ser en verano el 90 por ciento de los que acuden a este museo de Barcelona, han sido solo alrededor de un 25%.

Mientras, el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona (MACBA) ha tenido una bajada global de visitantes durante estos tres meses de verano respecto al mismo período del año pasado del 83,2% y ha sido principalmente público local. Entre los pocos visitantes extranjeros, han sido los franceses los que más han acudido a este museo. La Fundació Joan Miró, que reabrió al público el 12 de junio, en horario especial limitado al fin de semana, ha recibido 6.971 visitantes, aproximadamente el 90%.

En Bilbao, el Museo Guggenheim y el Museo de Bellas Artes han bajado también este verano su número de visitantes, con una afluencia que supone un tercio y un cuarto, respectivamente, en relación al mismo período de 2019, según datos facilitados a EFE por ambas pinacotecas. El Guggenheim ha sumado 98.673 visitantes, un tercio del habitual, de los que el 55% fue nacional. Por su parte, 16.320 personas realizaron una visita al Museo de Bellas Artes durante los meses de junio, julio y agosto, un 25% de los 63.757 del mismo período del año anterior.

Desde el Museo Picasso de Málaga han asegurado a Efe que la afluencia de visitantes a la pinacoteca, que actualmente presenta exclusivamente su colección permanente bajo el título "Diálogos con Picasso", ha sido durante el verano aproximadamente de un 30% respecto al año pasado. Se ha reducido notablemente la presencia de públicos procedentes de países anglosajones, germanos y Francia y ha primado, como en el resto, el de origen nacional.