Más puestos de trabajo que garanticen un servicio público digno y una seguridad a la altura de las colecciones que se conservan en las instituciones culturales de España. Los sindicatos de los trabajadores de la cultura acaban de salir del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y han lanzado la convocatoria de huelga indefinida: 6 de mayo. La reunión con el subsecretario del Ministerio no ha sido fructuosa y tiene una semana para resolver las peticiones.

Los sindicatos CCOO, UGT y CSIF han pedido al Ministerio un aumento de 27 a 40 plazas de vigilantes para cubrir las necesidades de los 16 museos estatales en riesgo de cierre. Y 250 euros de complemento salarial para los trabajadores. La situación estalló el pasado enero, cuando ante el Concurso de Traslados del personal laboral 40 trabajadores decidieron optar por el traslado voluntario de 16 museos. Doce de ellos eran del Museo Arqueológico Nacional

Situación desastrosa

Esta fuga masiva dejó a los museos en una situación precaria, que no se ha solucionado en cuatro meses. Ni en tres años, cuando explotó el primer conato de huelga. Los trabajadores huyen en masa ante unas condiciones laborales “desastrosas”, que parecían haberse resuelto hace tres años, ante el amago de la primera huelga de vigilantes y conservadores. El propio secretario de Estado de Cultura, Fernando Benzo, reconoció ayer en el Congreso de los Diputados que el PP ha sido "un poquitín austericistas".

Reivindican mayor cobertura de vacantes mediante oferta de empleo público para conseguir una plantilla que ofrezca “servicios dignos”. No se ha hecho desde 2015 y las condiciones laborales no han mejorado. Resultado: pocos quieren trabajar así.

Los sindicatos denuncian la situación “ante la falta de organización, planificación y previsión necesaria del Ministerio de Esducación, Cultura y Deporte de la plantilla necesaria que va a significar el cierre total o parcial del Museo Arqueológico, América, Cerralbo, Sorolla, Traje, Antropológico, Artes Decorativas, Romanticismo, Greco, Sefardí, Arte Romano, Arqua, Cerámica, Altamira, Casa Cervantes y Escultura”.

Tres años sin solución

Tal y como explican los sindicatos a este periódico, “después de tres años de reivindicaciones del personal de vigilancias de los museos estatales y Reina Sofía, instamos al ministro de Educación, Cultura y Deporte a que acepte las condiciones mínimas que hemos propuesto, para que negociemos un plan integral de museos que mejore la prestación del servicio público cultural para los ciudadanos de nuestro país. En caso contrario iniciaremos las movilizaciones y paros en todos nuestros centros”.

En el Arqueológico la situación es especialmente dramática, sin el personal mínimo para poder evacuar el museo ante emergencia. El plan de protección y emergencias del museo está contemplado para 45 vigilantes, ero sólo trabajan 38. Las denuncias de los trabajadores sobre la mala gestión y dirección son el motivo del traslado voluntario de 12 de ellos.

De hecho, la biblioteca del MAN, una de las más importantes de Europa sobre arqueología, nunca se ha llegado a abrir al público por falta de personal desde 2014. En estos momentos, su uso es interno y sin bibliotecario. La propia reapertura del museo reformado fue un problema: en octubre de 2013 estaba la obra cerrada y entregada, los 60 millones de euros gastados, pero no había vigilantes para abrir las puertas.

Te recomendamos

Outbrain

Contenido patrocinado

Outbrain