La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Presidencia y de Relaciones con las Cortes, Carmen Calvo, ha confiado en que el informe de la RAE sobre el lenguaje inclusivo "no sea demasiado decepcionante", pero igualmente ha dicho que "está en la calle" y no hay quien pare esos cambios.

Noticias relacionadas

En declaraciones a los periodistas antes de presidir la reunión extraordinaria de la Comisión General de Secretarios de Estado y Subsecretarios, la primera del nuevo Ejecutivo, Carmen Calvo se ha pronunciado así sobre el informe de la Real Academia Española (RAE) respecto al buen uso del lenguaje inclusivo en la Constitución.

"Esperemos que no sea muy decepcionante para muchas mujeres que queremos que nos nombren con arreglo a nuestro género", ha dicho Carmen Calvo antes de que se presentase ese informe que asegura que la Constitución es "gramaticalmente impecable" aunque recomienda desdoblar en ella palabras como rey y reina o príncipe y princesa.

"En la calle nos llaman vicepresidentas, ministras, diputadas, alcaldesas y concejalas... Las mujeres, si nos llaman 'vicepresidente' no volvemos la cara, nos tienen que llamar vicepresidenta para sentirnos concernidas", ha indicado Calvo.

"Avanzar en el lenguaje inclusivo no está en las manos de nadie pararlo... Está en la calle", ha asegurado Calvo cuando le han preguntado si consideraba perdida la "batalla" por el lenguaje inclusivo, además de apuntar que "está en nuestras vidas" y que así lo recogen también los periodistas.

La RAE ha presentado este lunes en una rueda de prensa de su director las conclusiones de su dictamen sobre la idoneidad de modificar o no la Carta Magna para 'hacerla más femenina'. El resultado, que tan solo contempla desdoblar la Jefatura del Estado -es decir, Rey y Reina-, no parece que le vaya a sentar muy bien a Calvo cuando no se recomienda la misma fórmula para otras expresiones nominales definidas que designan cargos del Estado como presidenta o vicepresidenta.

Muñoz Machado ha explicado que le envió el informe a la vicepresidenta el pasado viernes, al día siguiente de que lo aprobasen los académicos por unanimidad en pleno, pero no ha revelado ninguna reacción ni comentario que le manifestara Calvo. Tan solo acordaron la manera de hacer público el dictamen.