Desde que el geógrafo clásico Anaximandro y Hecateo de Mileto defendieran el hecho de que la Tierra fuera plana han pasado casi 3.000 años. Fue a partir de Pitágoras cuando la humanidad comenzó a contemplar su hogar como un planeta esférico. Tras el paso de los años, y principalmente con las fotografías facilitadas por satélites, se ha demostrado que la Tierra es redonda. 

Noticias relacionadas

Como si de una moda se tratase, existe una tendencia en auge que se retrotrae tres milenios atrás. En 1956 se fundó la Flat Earth Society (Sociedad de la Tierra Plana) y desde 2017 el movimiento terraplanista ha ganado muchos adeptos. No son cuatro gatos. De hecho, Netflix ha estrenado un documental de hora y media de duración tratando esta alternativa posición: La Tierra es plana. 

La nueva producción de Netflix gira en torno a Mark Sargent, uno de los máximos representantes del terraplanismo. “El Polo Sur es como un muro de hielo de 60 metros, al estilo Juego de Tronos, y el Sol y la Luna no son más que luces en el cielo", afirma. Uno de los argumentos que repite a lo largo del documental hace referencia a la imposibilidad de ver la curvatura del planeta a ras del suelo. “A la ciencia le está costando enfrentarse a nosotros”, matiza.

A su vez, Sargent entiende las burlas y las dudas de la gente ante una afirmación tan contundente: “Si no te ríes de esto la primera vez que lo ves, te pasa algo”. Aficionado a las conspiraciones, trató de desmentir la teoría de que la Tierra era plana. No lo consiguió y ahora es uno de sus máximos exponentes.

Fotograma documental 'La Tierra es plana'.

El siguiente entrevistado es Nathan Thompson, un joven terraplanista residente del estado de California que afirma que "quieren que permanezcamos tontos, ciegos y sordos ante la verdad para poder inyectarnos sus vacunas y promover una escuela pública alrededor de este modelo heliocéntrico que venera al Sol". Algo en el que inciden tanto Nathan, Mark o demás terraplanistas es en que tratan de probar sus teorías e hipótesis. 

Es exactamente lo que sucede al final del documental. Mediante un experimento basado en la luz —instalan postes a nivel del mar y disparan un rayo de luz desde un extremo al otro para comprobar la altura sobre el terreno entre dichos extremos—. Si la luz está a la misma altura en ambos puntos significa que la Tierra es plana. Si uno de los puntos está en una altura superior significa que la tierra es curva. Finalmente, es lo que sucede; uno de ellos eleva la luz para compensarlo con la curvatura de la Tierra. "Interesante, muy interesante", se limita a decir el terraplanista tras fracasar en su test. Se baja el telón y el documental termina de forma abrupta, dejando en evidencia el experimento.

Fotograma documental 'La Tierra es plana'.

El terraplanismo en España

La idea de que la Tierra es plana es una teoría que principalmente se localiza en el continente americano. Sin embargo, el terraplanismo también ha llegado a España. El youtuber Óliver Ibáñez cuenta con más de 300.000 suscriptores y ha escrito el libro Tierra Plana, disponible en Amazon. "Me pareció que era (el documental) para desacreditar y burlarse del tema de que la Tierra es plana", ha declarado a EL ESPAÑOL. Además, el graduado en Derecho por la Universidad de Barcelona ha añadido que no se fía del todo en los "supuestos terraplanistas americanos" que aparecen en el documental.

Asimismo, el 19 de enero se celebró en Barcelona el primer gran encuentro terraplanista en España. Allí estuvo la periodista científica Rocío Vidal, quien grabó un vídeo entrevistando a algunos de los asistentes terraplanistas.

Lo que es cierto es que el movimiento terraplanista es ya toda una realidad que está creciendo. Se venden relojes con la forma plana de la Tierra, 'globos' terráqueos planos y hasta hay música que defiende esta teoría. Existen, además, páginas de Facebook amorosas únicamente para ellos. Por su parte, los científicos y astrónomos se muestran atónitos ante este movimiento. La mayoría de ellos lo catalogan como 'pseudociencia'.