Pablo Motos y Alaska, este miércoles en 'El Hormiguero'.

Pablo Motos y Alaska, este miércoles en 'El Hormiguero'.

Televisión ESTE MIÉRCOLES

Alaska: "Creo que a Mario Vaquerizo le daría pudor imitarme en 'Tu cara me suena'"

Un ingenioso juego de preguntas de Trancas y Barrancas sacó los colores al presentador de 'El Hormiguero' ante la atenta mirada de la cantante de Fangoria.

Noticias relacionadas

Aunque su nombre real es María Olvido Gara (56 años), hay pocas personas que desconozcan quién es Alaska. La compositora de origen mexicano está actualmente compaginando la presentación del nuevo disco de Fangoria, Extrapolaciones y dos respuestas 2001-2019, y el espectáculo La última tourné. A pesar de tanta actividad, Alaska tuvo tiempo para visitar este miércoles El Hormiguero.

Después de presumir de su condición de invitada platino, Alaska explicó el formato del nuevo disco de Fangoria: "En realidad es un disco doble, ya que es la segunda parte del anterior, Extrapolaciones y dos preguntas. Este último es nuestra banda sonora, canciones de otros artistas y algunas nuevas nuestras".

Centrándose en sus propios temas, la cantante prestó especial al single Un boomerang, al que calificó como mezcla de ingredientes “perfectos para ser un hit del pop”. También se deshizo en elogios hacia el otro 50 por ciento de la banda, Nacho Canut (62): "Es una especie de marido laboral". Eso sí, cuando Pablo Motos (54) preguntó sobre a quién pregunta primero cuando tiene una duda, Olvido Gara lo tuvo claro: "Pregunto primero a Mario por dos cuestiones: primero, es nuestro manager. Con Nacho no, solo hablamos de las cosas que nos gustan, como las series. Es una relación muy correcta, desde amistad de hace muchas décadas, somos una especie de bicéfalos, no hace falta hablar", matizó.

Tras esa afirmación, Motos aprovechó para preguntar a su invitada por las series que está viendo actualmente. "The politicians, que me está gustando mucho, solo me queda por ver un capítulo. Recientemente terminé la segunda temporada de La casa de las flores". Mezclando ficción con realidad, para Alaska el Gobierno actual "ha visto House of Cards o El ala oeste de la Casa Blanca. Creo que hoy en día ser político no es solo tener buena intención, es un juego de estrategia y de traición".

Excentricidad

Siguiendo con el terreno personal, Alaska confesó uno de los elementos que decora su casa, algo de lo que culpó, de forma indirecta, a Pablo Motos: “Me gusta mucho todo lo que sea de plástico. Cuando estuve en Japón me gustó mucho la comida falsa que vi, y como aquí tuviste a un colaborador que se llama Mario Vaquerizo (45) que fue allí a grabar unos vídeos, le mandé que comprara toda la comida falsa que viera y la tenemos en una vitrina. Da hambre al verla, pero es complicada de abrirla”, detalló.

Ver esta publicación en Instagram

. . #AlaskaEH #elhormiguero #alaska #fangoria #boomerang #musica #cantante

Una publicación compartida de El Hormiguero (@elhormiguero) el 15 Ene, 2020 a las 1:55 PST

Al aparecer el nombre de Mario Vaquerizo en escena, la invitada fue preguntada por cómo está afrontando su pareja su participación en Tu cara me suena y si habla mucho de ello en casa: "Sí, él así, es normal que te cuente todo y te lo muestre. Creo que le da pudor imitarme, y luego el reto de Mario es aprender a imitar, yo sería negada, no podría ir jamás al programa, a la hora de ser un personaje tienes que dejar de ser tú".

Al margen de sus aventuras profesionales, la cantante reconoció que discute habitualmente con Mario Vaquerizo porque les une, una explicación que no parecía convencer al presentador de El Hormiguero. "Nos une porque significa que estás vivo, No hay nada más triste que decir 'sí' porque te da igual. A él le gusta discutir con la gente a la que quiere, la que le preocupa. Luego, además, nuestras discusiones son como de dibujos animados", confesó.

Las confesiones de Motos

las hormigas trataron de poner a prueba el grado de conocimiento entre Pablo Motos y Alaska a través de unas preguntas en las que debían demostrar si sabían ciertos aspectos íntimos del otro.

El primero en romper el hielo fue Motos, quien se tuvo que enfrentar a la pregunta de qué no soporta Alaska que le toquen. Ni los codos, ni los párpados, la parte que Olvido Gara odia que le toquen es las uñas: “Las descubrí con esas tontunas de novios, pero yo sí puedo tocar a otras personas con mis uñas”.

Menos dudas tuvo Alaska a la hora de decir qué desayuna Pablo Motos, “una tortilla de 10 claras de huevo, nueces y café”. El presentador se mostró más acertado al contar que la única bebida alcohólica que toma la invitada es la sidra.

Parecía que el cuestionario perdía intensidad, cuando Trancas y Barrancas comenzaron a dejar en evidencia a Motos con la siguiente pregunta: "Cuando Pablo conoció a Sergio Ramos (33), ¿qué le pasó?". Entre las tres opciones planteadas, la correcta era que confundió al defensa del Real Madrid con otro futbolista, Guti (43).

El propio Motos trató de justificarse: "Yo era amigo de Pepe Reina (37), que cumple los años el mismo día que yo. Me invitó a una reunión con todos los que ganaron el Mundial, y yo me hago un lío con todos los futbolistas. Estuve hablando toda la noche con Sergio Ramos y me cayó de puta madre, pero luego le dije a Reina que había estado con Guti y me dijo que era imposible".

Después de conocer que Alaska guarda en una vitrina un puro de Sara Montiel, el remate a la sección llegó con la afirmación de que Pablo Motos, durante su época más mística, practicó la actividad de abrazar árboles desnudo. Visiblemente ruborizado, el presentador buscó un cómplice: "Creo que no soy el único que está en el plató que lo hizo. El regidor también". Alaska trató de quitarle hierro al asunto valorando que "os veo muy pioneros, porque de eso se habla ahora mucho, pero de esto hace 30 años".

[Más información: Alaska desvela el siguiente paso de Mario Vaquerizo para superar su problema de salud]