Enrique Ponce (49 años) ha dado un giro radical a su vida personal y profesional, que le permitirá mantener un perfil más discreto. Sus últimas decisiones han sido tomadas tras vivir un año de intenso revuelo mediático por su separación de Paloma Cuevas (48) y su relación con Ana Soria (21). La más reciente, de hecho, se ha catalgado como toda una demostración de amor a la joven estudiante de Derecho, a quien busca evitarle un mayor dolor

Noticias relacionadas

Este lunes, después de su corrida de toros en Alicante, donde acompañó a José María Manzanares en el 50 aniversario desde su alternativa como torero, decidió alejarse indefinidamente de los ruedos. Si bien su actual pareja, Ana Soria, había mostrado públicamente su sufrimiento cada vez que lo veía frente a un toro, el diestro ha concluido que es el momento de poner pausa a su carrera para poder disfrutar al máximo de la nueva etapa que está viviendo a nivel personal.

Ponce, que llevaba más de 30 años como torero, ha hecho pública su decisión a través de un comunicado oficial que ha referido, sobre todo, a quienes lo han acompañado a lo largo de estas tres décadas. "Lo primero que quiero deciros es gracias por su cariño y apoyo incondicional, en especial durante este último año de pandemia en el que decidí defender la tauromaquia, tirar para adelante y devolverle al mundo del toro lo mucho que me ha dado".

Aunque podría no ser un adiós definitivo, Ponce ha dejado claro en su escrito que a día de hoy no piensa en una fecha de vuelta. "En este momento de mi temporada taurina 2021 he decidido hacer un alto en el camino y retirarme por tiempo indefinido", ha expresado a modo de despedida y antes de estampar su firma. 

El diestro ha compartido este escrito en su cuenta de Twitter, la red social en la que se mantiene activo desde que hace un mes decidió desaparecer de Instagram. Fue el 28 de mayo cuando los medios de comunicación advirtieron que el nombre de usuario @enriqueponce ya no pertenecía a nadie y el perfil era inexistente. Un drástico movimiento que, días después, copió su pareja, Ana Soria.

Enrique Ponce en su última corrida en Alicante. Gtres

Actualmente, ni Enrique Ponce ni la joven estudiante de Derecho están presentes en la red social en la que tanto se profesaron su amor. Instagram se había convertido en el medio en el que desvelaban sus sentimientos, mediante mensajes de cariño y fotografías juntos. 

Hasta el momento se desconocen los motivos que llevaron a la pareja a borrar su rastro de la mencionada red social. Únicamente existen especulaciones que hacen referencia al reencuentro que protagonizará el diestro con su expareja, Paloma Cuevas, en la primera comunión de su hija. También se ha hablado del cansancio que han experimentado ambos por tener que lidiar constantemente con las informaciones que se publican sobre su relación.

Lo que sí es cierto es que ahora que también ha decidido distanciarse de los ruedos, el perfil del torero será mucho más discreto. Sus seguidores tendrán noticias de él a través de Twitter o en aquellos momentos en los que su nombre volverá a ser protagonista: el posado junto a la socialité en la primera de comunión de su hija o la firma de su divorcio tras varios meses de gran expectación. El próximo 1 de julio, de hecho, se cumplirá un año desde que se dio a conocer que Enrique Ponce y Paloma Cuevas ponían fin a sus 24 años de matrimonio.

[Más información: El polémico gesto de Enrique Ponce hacia Paloma Cuevas días antes del reencuentro familiar]