Los últimos días no han sido fáciles para Kiko Rivera (37 años). En medio de una polémica en relación a la primera comunión de su hijo Francisco, se ha enfrentado a una complicada entrevista en televisión que, hora después, lo ha llevado a tomar una drástica decisión.

Noticias relacionadas

La mañana de este sábado, el Dj ha compartido con sus seguidores de Instagram que estará ausente de la web 2.0 hasta que pueda recuperarse anímicamente. "Querida familia virtual voy a desaparecer de las redes sociales un tiempo", ha comenzado escribiendo Kiko Rivera en un texto publicado a modo de fotografía. "Lo que viví ayer fue lamentable. Voy a centrar mis fuerzas en la música y en recuperarme porque no estoy al 100% mentalmente hablando. Ayer me sentí incómodo, no sabía que iba a suceder nada de eso", ha continuado el hijo de Isabel Pantoja (64) para explicar el motivo que lo ha llevado a tomar esta decisión. 

"Si los míos, los que me quieren, en algún momento se sintió mal, les pido disculpas si no gustó las cosas que dije. Pero así es la vida y no siempre es de color rosa. Cuando digo redes sociales me refiero a todas, Twitch incluido. Algún día volveremos más fuertes y siendo yo. Mientras tanto sean felices y cuídense mucho", ha finalizado Kiko, quien se ha despedido de sus seguidores como "vuestro amigo". 

Pese a que su decisión ha entristecido a varios de sus seguidores, en las últimas horas, el hijo de Paquirri ha recibido todo al apoyo de sus fans más fieles. Destacan los mensajes de reconocidos personajes como Manuel Cortés Bollo (26) o Amor Romeira

Kiko Rivera ha querido ausentarse de las redes sociales tras haberse sentado este viernes en el plató del Deluxe, donde se mostró muy sincero, dolido y cansado por la difícil situación que ha mantenido en los últimos meses con algunos miembros de su familia. Una de ellas ha sido su prima, Anabel Pantoja (34), con quien se reencontró en la pequeña pantalla. 

Kiko Rivera, durante unas recientes vacaciones en Cádiz. Gtres

El cara a cara de Kiko y la colaboradora de Sálvame fue muy tenso y estuvo marcado por los reproches. En referencia a su relación, el Dj comentó: "Mi prima y mi madre son iguales, si miro a mi prima veo a mi madre (…) Está coartada por mi madre y por mi tío Agustín, ellos le hacen posicionarse, yo no le voy a hacer eso, me da pena". Tras estas palabras, el Dj dio a entender que, pese al cariño, la buena sintonía entre él y Anabel no volverá. "Ella sabe que nunca va a ser lo mismo, la quiero y siempre la voy a querer porque es mi prima, es mi familia, pero me ha dolido que mire para otro lado con lo que me está pasando. No es normal el drama que montó en televisión por no ser la madrina de mi hijo Francisco", dijo el artista, haciendo referencia a la polémica que se desencadenó en la última semana porque la sobrina de la tonadillera no asistió a la comunión del primogénito de Rivera y Jessica Bueno (30).

Sin embargo, uno de los momentos de mayor tensión llegó cuando Anabel Pantoja acusó a la directora del programa de haberla sentado en plató una hora antes de lo que le tocaba para enfrentarse a su primo. "¿Quién te ha obligado a estar aquí sentada?”, le reprochó su primo. "Obligar no, obligar al coche a las once y cuarto a estar en la puerta, porque yo dije que no quería estar sentada aquí, que no quería esta escenita, y no quería aparecer aquí para que no pasara esto”, dijo Anabel.

Durante su enfrentamiento, Kiko también se posicionó a favor de Rafa Mora (38) en los conflictos que el colaborador y Anabel han tenido en los últimos tiempos y que obligaron a la dirección de Sálvame a sancionar a ambos. "A Anabel no puedo contarle nada, todo lo cuenta y de todo hace un drama", aseguró el Dj, quien horas después sorprendió a sus seguidores con su distanciamiento de las redes. 

[Más información: Fran Rivera se pronuncia sobre la polémica comunión de su sobrino y las marcadas ausencias]