Raquel Perera (45 años) se ha caracterizado por ser una mujer discreta. Aunque fue la pareja de Alejandro de Sanz (51) por muchos años, siempre se mantuvo a la sombra del artista. Su nombre comenzó a sonar con fuerza cuando anunciaron su divorcio en 2019. Desde entonces, ha acaparado titulares y no dejado de generar interés en la crónica social. 

Noticias relacionadas

Ahora, que ha iniciado su nueva vida en Madrid, Raquel Perera ha decidido hablar por primera vez. En su primera y única entrevista, concedida a ¡HOLA!, la exmujer de Alejandro Sanz ha hecho referencia a su historia de amor, a su ruptura y a las dificultades que ha tenido que sortear. Ya con el divorcio firmado, la Licenciada en Psicología y experta en Marketing se muestra como una mujer nueva y fuerte, que está lista para afrontar los retos que se le presenten. De momento, está enfocada en Terapia en un Click, plataforma que busca brindar ayuda psicológica, y en el espacio que tendrá en la web de la citada revista, donde compartirá sus reflexiones, vivencias y deseos.

Raquel Perera, portada de '¡HOLA!' '¡HOLA!'

"Me siento una mujer libre y serena. No sé si nueva, pero, de alguna manera, renovada. Es como un volver a empezar cargada de experiencia, que, por otro lado, es el mejor de los comienzos posibles", comenta Raquel Perera a ¡Hola!, antes de hablar de su historia de amor. 

Alejandro Sanz y Raquel Perera se conocieron en los carnavales de Cádiz de 2005, cuando el cantante fue pregonero. "Yo estaba trabajando en su oficina de management y entré a formar parte de su equipo como product manager. Rosa Lagarrigue, su mánager en aquel entonces, nos presentó para que pusiera cara a la persona que iba a llevar sus asuntos en la oficina. Fue un 'hola, encantada' y poco más", explica la exmujer del artista. 

Alejandro Sanz y Raquel Perera, en una imagen de archivo. Gtres

La dinámica del trabajo y las charlas interminables poco a poco los conectó como pareja. La sensibilidad del artista y su inteligencia fueron algunas de las cosas que le atrajo a Raquel Perera. "Me enamoró conocerlo más y más y en profundidad, llegué a enamorarme hasta de sus defectos", asegura.

Finalmente, Alejandro Sanz y Raquel Perera formaron una familia, sin dejar a un lado su vínculo profesional. A la vez que eran marido y mujer, trabajaban juntos. "Pasé de trabajar con su mánager a trabajar a su lado. De una forma gradual y por petición suya, fui teniendo más responsabilidad y cargos en su estructura", explica la psicológa. 

Todo parecía marchar perfectamente, hasta que un día decidieron poner fin su matrimonio. "Quedé fuera de su campo visual... No sé si eso fue la causa o el efecto", comenta Raquel Perera, quien siempre ha defendido que su vida como familia es incuestionable. Aun así, para nadie es un secreto las polémicas en torno a su separación. "Es cierto que el proceso de divorcio se torció en un momento... Algo que lamento porque todo estaba muy bien, pero hemos sabido, finalmente, reconducirlo", asegura en su conversación con ¡Hola!

Raquel Perera, en el aeropuerto de Madrid. Gtres

La exmujer de Alejandro Sanz admite que fue un momento difícil de su vida que, por fortuna, pudo sanar gracias a las herramientas que maneja como psicológa. "Lo he pasado mal. Intenté aceptar la situación lo antes posible, precisamente, porque el sufrimiento dura el tiempo que te demoras en aceptar su existencia. Hay que estar dispuestos a aceptar y atravesar el dolor para dejarlo atrás... Tienes que sentirlo hasta que desaparezca... Llorar y sentir esa sensación de ir superando la adversidad cada día", dice Raquel que, durante este proceso echó de menos "un poco de cariño y cuidado" por parte del intérprete de Mi persona favorita.

Más allá de las lágrimas, la que fuera pareja del cantante reconoce haber sentido rabia, antes de que llegara el desamor y después, el desapego. Esto, precisamente ha sido lo más difícil para Raquel, quien fue muy unida al artista durante sus años de relación. Aun así, no ha dejado de quererle. Confiesa que aunque se acabó "el amor romántico", hay cariño. Eso sí, le gustaría borrar todo el tema judicial que vivió en el proceso de divorcio. 

A día de hoy, Raquel Perera se encuentra enfocada en sus hijos, Dylan (9) y Alma (6), y en sus nuevos proyectos. Si bien no se ve conviviendo con nadie, no está cerrada a conocer a alguien que le aporte y sume. 

[Más información: Raquel Perera estrena profesión tras su acuerdo de divorcio con Alejandro Sanz]